8ª de las Corridas Generales en Bilbao. Lujoso y ejemplar debut de Fuente Ymbro

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. 23 de agosto de 2008. Octava de feria. Tarde agradable con más de dos tercios de entrada. Seis toros de Fuente Ymbro, magníficamente presentados en conjunto parejo, cuajado y de hermosísimas hechuras. Un ejemplar corridón de toros que, solo con verlo enchiquerar por la mañana, despertó general admiración. Por su gran juego, destacaron tres, segundo, quinto y sexto. De estos, el de más clase fue el tercero, el medio el quinto y el más completo el último por todo fantástico animal aunque llegada la faena de muleta, se apagó tras la intensa y brillante lidia a que fue sometido. El primero fue el más incómodo para el torero, como también no resultó fácil para el toreo de muleta el tercero después de dar sobrado juego en los dos primeros tercios. El que hizo de cuarto, quizá en otras manos hubiera sido más que aprovechable por el pintón derecho pese a pararse antes que sus hermanos. Pepín Liria (turmalina y oro): Dos pinchazos, otro hondo y descabello, silencio. Estocada tendida, silencio. Juan Bautista Jalabert (cobre y oro): Dos pinchazos y estocada, silencio. Pinchazo y estocada desprendida, intento frustrado de vuelta seguido de gran ovación. El Fandi (turquesa y oro): Estocada caída trasera, aviso y palmas. Pinchazo hondo y estoconazo trasero desprendido, gran ovación. Entre la cuadrilla, destacó Carlos Casanova. El picador de la cuadrilla Jacques Monnier sufrió una aparatosa y costosa caída al derribar su caballo el quinto toro, cayendo bajo el equino, lo que le provocó las lesiones que pasamos a relatar según el correspondiente parte facultativo: “Traumatismo en región sacrailiaca izquierda con impotencia funcional en extremidad inferior izquierda. No hay afectación vascular. La motividad (movilidad) de la extremidad está conservada pero tiene una irradicación álgica en dicha región sacroiliaca. Pronóstico reservado, pendiente de estudio radiológico. Fue trasladado a la Clínica Virgen Blanca”.

 

 

Una pena a la vez de la alegría que supuso ver esta por casi todo fantástica corrida de Fuente Ymbro con la que el ya famoso ganadero, Ricardo Gallardo, debutó en Bilbao. Lamentable fue que no cayera en otras manos aunque algún toro como el más noble y alegre segundo si lo fue por Juan Bautista aunque fallando al entrar a matar; y el sexto que, además de ser el más completo, también propició la ayer más completa actuación de El Fandi que, asimismo, perdió otra oreja con la espada. Ambos toros, sin embargo fueron de dos.  

 

 

Lo más lamentable fue que Pepín Liria se despidiera de la afición bilbaína con más pena que gloria después de vivir el emotivo homenaje que le tributaron antes de hacer el paseíllo. En el tercio ha estaban colocados los chistularis y un danzari vasco en la presencia de Luís Díaz de Lezana y Javier Aresti, los miembros más importantes de la Junta Administrativa de la plaza de Vista Alegre. Liria se acercó al grupo y ante él se bailó un aurresku de honor, seguido de la atronadora ovación del respetable público. Las lágrimas asomaron a los ojos de muchos. A Pepín, supongo que también muy emocionado, le entregaron algunos regalos, abrazó a los presentes y regresó a la puerta de cuadrillas para hacer el paseo entre los sones del aquí tradicional pasodoble “Club Cocherito”.

 

 

Fue en efecto una pena que luego no lograra estar a la altura del homenaje cuando sobre todo con el cuarto toro, que fue el mejor de los suyos, no halló manera de aquietarse y menos de aprovechar su buen pitón derecho que, si no fue más posible, se debió a la mala lidia que recibió este toro al que le hicieron las cosas a la contra y el mismo Liria intentó vender que el animal era peor de lo que fue. Ni una sola palma volvió a escuchar Pepín tras matar a sus dos toros y, a este cuarto, muy mal por cierto.

 

 

Pero la corrida ya había contado con uno de los tres toros que más destacaron, el tercero. Un toro bravo y con clase para el toreo de muleta que fue el primero sobresaliente de los seis que envió Ricardo Gallardo desde sus campos gaditanos. Un precioso y tan hermoso como sus hermanos que salió de los chiqueros muy alegre, galopó en banderillas y embistió con notable fijeza y encastada dulzura en la muleta. Juan Bautista se lució en el recibo con el capote a la verónica, en un quite por chicuelinas y tafalleras luego de El Fandi, y, posteriormente, otra vez Bautista en una faena de progresivo relajo que fue la mejor de la tarde. Una buena faena aunque no totalmente a la altura de tan magnífico oponente. Juan Bautista perdió una oreja con la espada, no se produjo, pues, un primer triunfo tan puesto en bandeja, pero si la sensación general de que la corrida sería estupenda.          

 

 

Como aconteció en los dos primeros tercios con el también muy bravo tercero. El Fandi, que suele torear y templarse mucho mejor con el capote que con la muleta, se explayó en el recibo, en el galleo para llevarlo a caballo y, sobre todo, con las banderillas, colocando dos pares de poder a poder por lo clásico y uno al violín seguido de carrera por delante aunque esta vez, un peón que había en la tronera de un burladero, llamó al toro para evitar que El Fandi no tuviera que verse apurado, dada la velocidad con que  siguió el animal a su matador. No obstante este corte, muchos espectadores ya estaban en pie y lo más ovacionando fuertemente al granadino. Luego, el toro tuvo el defecto de calamochear al embestir y El Fandi no logró acoplarse ni centrarse con la muleta que, como todos sabemos, no es su fuerte aunque algunas veces y con determinadas reses le hayamos visto cuajar buenas faenas.

 

 

Le llegaría la ocasión de demostrarlo con el más completo sexto de Fuente Ymbro. Pero tuvo que esperar y ver, también los espectadores, cómo fue de bravo, bravísimo, el quinto de la tarde en todos los tercios. Enceladísimo, alegre y fuerte, derribó con estrépito este quinto en su primer encuentro con el caballo que cabalgaba el picador también francés, Jacques Monnier, sufriendo éste una tremenda caída en la que quedó atrapado bajo la pesadísima losa del equino y su no menos pesado peto. Una vez librado de tan todos estuvimos percibidos que muy costoso y durísimo costalazo, le llevaron maltrecho y muy dolorido a la enfermería en medio de la general preocupación. Tras otro puyazo al que el toro volvió a acudir alegremente y un tercio banderillero de puro tramite, Juan Bautista no anduvo tan acoplado ni tan relajado como en su primera faena y, la verdad sea dicha, dejó escapar otra clara oportunidad de triunfar.

 

 

Como también El Fandi con el sexto aunque con éste estuvo mucho mejor y más redondo que con su primero. El proverbial entusiasmo del granadino fue patente en el recibo con una larga cambiada de rodillas seguida de muy buenos y templados lances a la verónica, galleo por rogerinas y un precioso quite en el que combinó tafallera, saltillera y revolera vistosísimo. La plaza ya echaba humo y más cuando El Fandi volvió a banderillear con la espectacularidad y las enormes facultades que le caracterizan. Tras brindar por segunda vez al respetable – fue tarde de seis brindis, seis por cierto y en su mayoría frustrados también – la faena de David Fandila fue mejor que la anterior por más templada y planteada técnicamente pero tampoco suficientemente ligada ni emotiva, en parte porque el animal llegó apagado al último tercio tras la intensa lidia que había soportado, en parte porque El Fandi no dio siempre el paso adelante tras casa pase. Todos pudimos apreciar que, las pocas veces que lo hizo, el toro acudió más presto a su muleta. No me explico por qué a El Fandi no termina de entrarle esto en la cabeza y menos aún porque no será por falta valor para hacerlo. Demasiado largo en su empeño, imagino porque no escuchaba ningún olé y él mismo tampoco estaba satisfecho, el caso fue que y a pesar de lo dicho, de no haber pinchado antes de recetar una estocada hasta las cintas, Fandila podría haber cortado la que hubiera sido la oreja mejor ganada de este festejo en que se deberían haber cortado cuatro o cinco más.

 

 

No hubo ocasión entonces, aunque si sobrados motivos, para que el mayoral de la ganadería hubiera salido a saludar una vez finalizado el festejo. Lo había merecido sobradamente la excelente corrida. Pena y alegría. Dolor y contento Y loor para el ganadero que no habrá parado ni parará durante muchos días de recibir enhorabuenas.  

______________________________________________________________

 

EL QUITE DE DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA

 

Ganaron los toros por goleada

 

Goleada de Fuente Ymbro en su debut en las Corridas Generales de Bilbao, una corrida magníficamente presentada. Los toros no eran grandes, sí muy astifinos y de armoniosas hechuras. Eran además parejos, muy iguales. Un lujo de toros que han dado un gran juego. Bravos en distinto grado en el caballo, prácticamente todos han embestido en la muleta.  Una corrida verdaderamente brava y, en consecuencia, nada fácil: los toros no eran tontos y no consentían lo mal hecho. Cuando iban toreados obedecían a las mil maravillas. Pero cuando se les citaba al hilo del pitón o con la muleta retrasada, se vencían buscando al torero. Una corrida, pues, para buenos toreros, y de esto ayer hubo poco.

 

Estos fuentymbros estaban pensados para un cartel de campanillas, pero después de lo duros que sus hermanos habían salido en Madrid, las figuras se han quitado de en medio. Buena metedura de pata. No sé como se las arreglan, pero las figuras siempre se pierden la buena y acaban matando la peor.

 

A Pepín Liria, en su despedida de Bilbao, hasta le bailaron un aurrescu. Otro detalle de generosidad de esta plaza, si tenemos en cuenta que la trayectoria de Pepín en Vista Alegre ha sido muy discreta. Es el torero que peor ha estado en toda la feria.

 

Su primero, el menos bueno de una gran corrida, era un precioso burraco entre rajado y soso, aunque tenía la suficiente nobleza para torearlo a gusto. Pepín estuvo siempre detrás de la mata, al hilo del pitón y con la muleta retrasada, expulsando al toro hacia fuera en todos los muletazos. Además, después de un par de pinchazos, cogió el verduguillo sin haber dejado siquiera media estocada. Pero lo del cuarto fue peor todavía. El toro, bravo en el caballo, embestía muy bien, pero Pepín puso en práctica toda suerte de perrerías y subterfugios para que toro dejase de embestir. Un curso completo de marrullería. Tirones, trallazos, yéndose al rabo constantemente. Al final, el toro se avisó. Lógico y normal. Pepín se empeñó en hacer ver que el toro era una alimaña, pero no lo consiguió. En el tendido muchos espectadores estaban de acuerdo en que se trataba de un buen toro. Se comentaba que, con tal desconfianza y tan poco valor, lo mejor que puede hacer es retirarse. Ahora se enteran. En fin, es increíble que Pepín Liria haya pasado por torero valeroso. Ver para creer.

           

Juan Bautista estuvo torero con su primero, segundo de la tarde. El toro, muy pronto y muy alegre, tenía el defecto de no humillar demasiado. El francés lo entendió muy bien. No le bajó la mano mientras acompañaba con garbo la embestida. La faena fue buena, de muletazos sabrosos, pero algo ligera. Tenía una oreja cortada, pero lo emborronó con la espada. El quinto, segundo de Juan Bautista, fue el más bravo del encierro. Apretó con ganas en el caballo derribando al picador (al que mandó a la enfermería). Se empleó mucho en el primer tercio y llegó a la muleta algo quedado, pero con una embestida de gran calidad, sobre todo por el pitón izquierdo. Aquí salieron a relucir las limitaciones de Juan Bautista. Cuando se trata de acompañar la embestida (como en su primer toro o en el todo del Puerto de San Lorenzo en Madrid) Juan Bautista, que tiene oficio y buen gusto, lo hace bien. Pero cuando hay que llevar al toro toreado despacio y por abajo, le falla el corazón: cuestión de valor. En este quinto faltó templanza y sobró mucha enmienda de terrenos. A pesar de eso, con la muleta superó con mucho a sus compañeros de terna. Fue quien mejor parado salió de la corrida.

 

Por su parte, el Fandi estuvo bien con el capote toda la tarde. Templado en las verónicas y variado en los quites. Con las banderillas su espectáculo personal e intransferible. Bajó con la muleta. A su primero, un toro de mucha raza lo dejó crudo en el caballo, un error estratégico, porque cuando el bicho empezó a moverse, fue imparable. Debía haber empezado la faena doblándose y citando más en corto. Pero comenzó citando de largo para torear en redondo y el toro lo desbordó. La raza del bicho era muy difícil de encauzar. El animal embestía muy fuerte, pero acababa saliéndose por fuera de la muleta, por lo que era imprescindible ganarle el pitón contrario y dejarle la muleta siempre puesta por delante. El Fandi no lo consiguió. Reinició la faena en distintos terrenos del ruedo, y la impresión final es que no había podido con tan encastado adversario. En el sexto, muy noble y que dejaba más estar, el Fandi resultó algo mejor, aunque a veces se quedaba muy al hilo y se echó de menos algo más de ligazón. No aprovechó del todo el pitón izquierdo.

 

El Fandi asegura la fiesta en los dos primeros tercios, pero suele bajar mucho con la muleta. Perece haberse estancado en su progresión como torero. Y eso que en sus primeros momentos como matador le vimos torear bien con la mano zurda. De todas formas el espectáculo que ofrece es muy bueno y es un torero mucho más digno que otros muchos que presumen de ser diestros de postín.

           

Resumen final de los Fuente Ymbro: un toro rajadito pero toreable, el primero; dos toros buenos, cuarto y sexto; uno alegre y repetidor, el segundo; otro muy enrazado y agresivo, el tercero; y uno muy bravo, el quinto. Una gran corrida de toros malgastada por la terna. Cuando salen tan bravos hay que ser muy torero para aguantar el tirón.

 

Señores de la Junta Administrativa: el azulejo que premia cada año al encierro más bravo de las Corridas Generales, tiene ya un posible dueño: Fuente Ymbro. Pero, claro, con los victorinos de esta tarde todo puede suceder.

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. Pepe dice:

    ¿Os vais dando cuenta de lo que es El Fandi? Un simple atleta que estaria mejor en Pekin corriendo maraton o algo de eso. David, sintiendolo mucho, no vales como torero. No puedes cimentar tus triunfos (muchas veces regalados) en dos tercios de banderillas…
    Con la muleta no eres minimamente capaz de TOREAR (someter al toro con la muleta plana y por abajo, llevarlos atras, que no te enganche, templando..), y entonces tienes que tirar de repertorio populista como rodillazos, alabacas, desplantes y demas cosas para la galeria.
    ¿Estais de acuedo con mi opinion? COntestadme por favor…
    Y lo mismo con Bautista que aunque es buen torero,es irregular y desangelado, como si no le diera importancia a lo que hace.
    Y Pepin, a pesar de ser un torero honrado como el solo, me ha defraudado sobre todo porque el es un torero curtido en miles de batallas como esta y mucho mas dificiles.

  2. El Tritri dice:

    ?Cuando iban toreados obedecían a las mil maravillas. Pero cuando se les citaba al hilo del pitón o con la muleta retrasada, se vencían buscando al torero?.
    ¿Quiere decir acaso el articulista que los toros no van bien toreados cuando se las cita al hilo del pitón? Esto contradice de manera evidente la asentadísima teoría ?manzanarista? expuesta por el docto y suficiente entendido, a quien daba pereza enseñar a los que no saben, ignorantes fundamentalistas a los que había que dar la espalda.
    Qué duda cabe de que por la boca muere el pez? El toro ha de hacerlo de resultas de una estocada en el hoyo de las agujas, después de torearlo cruzadito y con temple.

  3. alberto Pons mistrales dice:

    En la seccion “destacados”hay siempre demasiados articulos¿no se podrian reducir y dejar los más actuales?
    Hay bastantes articulos en la sección “destacados”firmados por Del Moral,cuando muchas veces no es el autor,tan solo los ha seleccionado.esto presta a confusión aparte de ver mucha colaboración y articulos de del Moral,hecho que le puede desgastar al menos visualmente ,en destacados,porque el 60% de los articulos vienen firmados por Del Moral.Y sus seguidores nos gustaria entrar directamente en las crónicas de las que usted es el autor.

    felicidades a Domingo D.de la Cámara por su “quite”.

    Alberto Pons Mistrales

  4. Fernando Navarro dice:

    Enhorabuena al nacimiento de éste “artesanal” y “entrañable” portal DETOROSENLIBERTAD.Me atrevo con una sugerencia,organicen más didacticamente la sección DESTACADOS.está muy apelmasada,apelotonada.Se podrian dar un paseo visual por Mundotoros.com porque es ejemplar el orden en sus portadas y en sus secciones.con ello no le sugiero en absoluto que les copien en la maquetación y el diseño,pero si en lo que “facilitan al lector la búsqueda de cualquier articulo,por lo ordenado y claro de su organización”.Por lo demás ,tan solo desearles muchos éxitos.Que seguro lo van a tener.

    Fernando Navarro

  5. josé angel sanz dice:

    Señor Del Moral vuelve usted a estar en el candelero.En bilbao todo el mundo taurino hablaba de sus crónicas,hasta sus adversarios que -según ellos no le leen-las recitaban de memoria y las discrepaban muy pormenorizadamente-!esos si que se las leen detenidamente!.

    olvidese de reconocimientos oficiales y de premios de “la cosanostra taurina”,esos se lo seguirán dando ellos unos a otros.

    A usted le pasará como a Almodovar “los miembros de la Academia le escatimarán cuantos premios y reconocimientos sean necesarios” Sú éxito señor Del Moral será el número de lectores de sus libros,las entradas a éste portal y la continua venta de sus libros 10 y 12 años después de haberse editado-tan solo hay que entrar en la tienda virtual del portal taurino “Mundotoro” para constatar éste dato.
    Es alucinante de que su didáctico y vendidisimo libro “Como ver una corrida de toros”no haya sido premiado en los circulos oficiosos a pesar del favor inmenso que este libro le ha hecho a la comprensión y difusión de las corridas de toros.Y no hablemos de su maravillosa serie televisiva “Tierra De Toros”.
    Les deseo a usted y a su equipo lo mejor.

    José Angel Sanz Caballero

  6. José Antonio del Moral dice:

    La ventana donde aparecen los trabajos destacados, en efecto, hay que modifircarla sustancialmente. Como otras muchas cosas, también, tal que mi nombre aparezca cual autor en otras secciones que no son mías. Se hará a lo largo de septiembre cuando los programadores vuelvan de vacaciones. Este portal se fabricó con urgencia para que en agosto pudieramos escribir casi todos en él. Fue un esfuerzo titánico de muy pocos que más pronto que tarde tendrá mejores resultados, tanto en la parte visual, en la automatización de contenidos y en la manera de editarlos y presentarlos. Perdón a todos y muchas gracias por vuestra atención, consejos e indicaciones.

  7. josem dice:

    estoy de acuerdo con pepe,el fandi está ayuno de torería y su espectáculo,muy respetable,empieza a resultar reiterativo. Se me ocurre un montón de toreros,incluidos algunos que no matan mas de 5 corridas al año,que despiertan en mí mas ilusión que el fandi.Al mejor rehiletero que he visto en mi vida (Mendes,por clasico y poderoso,siempre clavando en la cara) se le achacaba lo mismo,pero al menos al portugués le recuerdo grandes triunfos en Madrid con Victorino o Ibán y en Sevilla con Miura,a veces toreaba con puerza y largura. José Antonio,desde que funciona tu página para mi no existe otro portal taurino, gracias por tu esfuerzo en beneficio de todos los aficionados que te seguimos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: