ponce555--620x349

14ª de San Isidro en Madrid. Ponce o la histórica responsabilidad del más grande

Enrique Ponce se desplanta ante el sobrero de Valdefresno.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Jueves 19 de mayo de 2016. Decimocuarta de feria. Tarde soleada con muchísimo viento que se calmó algo durante la lidia de los dos últimos toros y casi lleno.

Cinco toros de Puerto de San Lorenzo, en su mayoría de imponente trapío, sobrada romana y abundante cornamenta. Salvo el noble primero y el sexto que fue el mejor por más encastado además de noble, de los restantes solamente se salvó el informal quinto que tuvo momentos de nobleza. Por sucesiva devolución del cuarto y del primer sobrero por inutilizados de sus manos, se corrió un horrible y gigantesco segundo sobrero con camargueña cornamenta de Valdefresno que resultó prácticamente imposible.

Enrique Ponce (amapola y oro): Pinchazo y casi entera trasera, aviso y grandísima ovación con saludos. Estocada tendida de la que el toro tardó en doblar, aviso y otra gran ovación con saludos.

Daniel Luque (verde botella y oro): Pinchazo y estocada, silencio. Pinchazo y estocada, aviso y silencio.

Confirmó su alternativa Román (grana y oro): Pinchazo, estocada trasera y descabello, silencio. Tres pinchazos, un cuarto hondo y estocada  atravesada,  aviso y ovación.  

Destacó en la brega Mariano de la Viña. Y en palos, Jocho, El Algabeño, Raúl Caricó y Raúl Martí.

S.M.El Rey Emérito Don Juan Carlos volvió a Las Ventas como en las mejores tardes anteriores,  ocupando su abono en sillón preferente encima de chiqueros.  Los tres espadas le brindaron sus primeras faenas y el público le vitoreó y aplaudió con el cariño y el respeto de siempre.

Enrique Ponce volvió ayer a Las Ventas tras un año ausente. Este nuevo regreso a la primera plaza del mundo del gran maestro valenciano, supuso un gesto por sí mismo porque, a estas alturas de su larguísima carrera ininterrumpida y lograda permanentemente en la cumbre del toreo, Enrique ya está o, mejor dicho, debería estar por encima del bien y del mal. Pero su excepcional caso es que no deja de estarlo para bien y, por si faltaba algo, en continuo progreso artístico,  pleno de facultades  a sus 43 años de edad y tan ilusionando como lo estuvo desde que empezó a torear siendo muy niño.

Caso único en la historia del toreo, pues, porque con la única gran figura que se le puede comprar en duración es con el cordobés Lagartijo El Grande que permaneció en activo un año más que Ponce, 28 años consecutivos. El año que viene, todo hace pensar que Ponce le igualará y, a partir de ahí, comenzará a superarlo.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre ambos figurones. Porque Lagartijo tomó la alternativa en 1865 con 19 años y su declive profesional empezó a padecerlo en 1880 cuando cumplía 25 años. Es decir, que el Rafael Molina permaneció 13 años en progresiva decadencia – se retiró en 1893 – mientras que Enrique Ponce permanece incólume sin que se atisbe cual será su techo artístico – en cuanto a técnica como en poderío fue y sigue siendo ejemplar y el mejor – ni sabe Dios cuando decidirá decir adiós definitivamente.

Figurón del toreo, además, en todo el mundo porque no hay plaza tanto de Francia como todas las de América – también en Portugal – en las que no haya triunfado abundantemente ni dejado de ser considerado y respetado como jamás lo fue toreo alguno durante tanto tiempo.

¿No es un milagro haber alcanzado tamaña proeza y lo que le queda por hacer? Lo es. Y lo seguirá siendo mientras él quiera. Pero este milagro es la más clara de las realidades. Gozamos de ellas y Dios quiera que sea por más tiempo y sin percances que siempre fueron y serán inevitables.

Enrique no es de los que más hayan sufrido muchas cornadas y percances. Pero algunas han sido muy graves, otras gravísimas, una de ellas cuasi mortal – la de León – y la última terrible que padeció en las Fallas de hace dos años. Solo un mes después, reapareció en la feria de Sevilla. Señores, mejor no continuar. Su palmarés detallado daría para varios tomos.

En cuanto a trofeos sumados y premios concedidos a pesar sus muchas malas etapas con la espada, la suma de todos es impresionante. De haber sido más regular en la suerte suprema, las cantidades serían astronómicas.

Algunos nos hablan también y mucho de gran Guerrita, el segundo Califa del Toreo. Veamos sus fechas; Debutó como novillero con 17 años. Había nacido en 1862. Tomó la alternativa con 25 abriles en 1887. Y se retiró prematuramente en 1889 a los 12 años de doctorarse.

Más recientemente y todavía en plenitud, tenemos a El Juli con cifras también muy altas aunque todavía lejos de las del valenciano. El Juli tuvo sus momentos más álgidos en su tempranísima etapa novilleril y en sus arrolladores cinco primeros años desde que tomó la alternativa. Luego de decidirse a cambiar de estilo en busca de ganar enteros de calidad con la muleta, pasó dos años sin lograrlo hasta conseguirlo totalmente con un estupendo toro de Victoriano del Río en la nueva plaza de Vistalegre en Madrid. Lo repitió poco tiempo después en Las Ventas con otro magnífico toro de la misma ganadería cicateramente premiada con una sola oreja aunque la faena fue claramente de dos. Pero nunca terminó en “entrar” en Madrid aunque sí en las demás plazas del mundo entero. Sin embargo, su tan costosamente adquirida mejora con la muleta fue decayendo, sobre todo a raíz de una gravísima cornada en Sevilla de hace tres temporadas. Desde entonces y aunque El Juli sigue siendo un gran maestro con un poderío indiscutible, jamás logró torear con fácil naturalidad y últimamente su toreo es cada vez menos estético y más forzado.  Eso sin contar que lleva años matando solamente toros de las ganaderías más fáciles. Y eso es un serio baldón en su carrera.

He mencionado solamente a grandísimas figuras que nunca se retiraron durante su vida profesional.  Porque las hubo que también lo fueron aunque con descansos e interrupciones. Tampoco quiero especular hasta donde habrían llegado los grandes si no hubieran caído víctimas de un toro en plena juventud o al principio de su madurez.

Por todo esto, los aficionados contemporáneos de Enrique Ponce, tanto los mayores como los más jóvenes, deberían sentirse orgullosísimos de ser testigos directos de la vida profesional de Enrique Ponce. Un grandioso torero inigualado e inigualable.  Los que estuvieron y todavía están en contra de él, cada vez menos por cierto, son malísimos aficionados y quedaron o quedan en el mayor de los ridículos.

El primer milagro que consiguió ayer Enrique Ponce en Las Ventas fue reconvertirla en un escenario pacífico y respetuoso mientras duró la corrida. Los motivos de este cambio radical del ambiente fueron su presencia, la gran presentación del ganado y la soberana autoridad con la que actuó, tanto frente al mejor de su lote que fue el segundo de la tarde como al peor de todos que fue el sobrero de Valdefresno, corrido como segundo sobrero en cuarto lugar.

IMG_5904

IMG_5821

A la nobleza del segundo, un animal de gran presencia pero con el tipo ideal del encaste Atanasio, se opuso un endemoniado vendaval que no cesó mientras duró su lidia. No obstante, Ponce lo recibió por estupendas verónicas rematadas con preciosa media. Este animal resultó bravo y fuerte en el caballo, derribó con estrépito en el primer encuentro y costó bastante tiempo en sacarle de su pegada querencia al peto del equino. Bueno y breve fue el quite por verónicas de Daniel Luque en su turno. Pronto y bien banderilleado. Y noble en la muleta aunque con el grave inconveniente de lo muchísimo que molestó a Ponce el incesante vendaval apenas calmado en algunos momentos del trasteo muleteril. Debido a ello, Enrique planteó la faena justo debajo de los tendidos de sol, lugar donde supuestamente menos molestaría Eolo. Pero molestó y en algunos tramos de la faena tanto, que Ponce se vio obligado a esperar algunas veces para que su muleta dejara de ser agitada como la bandera española de la plaza en tardes de vendaval.  Pese a la evidente molestia y a los terrenos donde aconteció, la faena fue una de las más hermosas, templadas y señeras que Ponce haya hecho en Madrid. Los doblones iniciales rodilla en tierra, su toreo relajadísimo, lentísimo y elegantísimo sobre la mano derecha, los largos naturales, los remates de pecho, los cambios, las trincheras y los ayudados del final compusieron una obra de carácter sinfónico. Y si digo sinfónico es porque, pese a no tocar la banda de música,  cada muletazo y fueron muchos fue acompañado por los oles de todos los espectadores al unísono. Fue una pena que Enrique pinchara,  como otras veces, antes de agarrar la estocada y que tuviera que descabellar dos veces. Fue una lástima, sí. Pero en la arena de Las Ventas había quedado para el recuerdo la mejor faena de la feria hasta el momento por su contenido, por su estructura y por como la fue dosificando mediante esas pausas que en Ponce parecen pasos de gran bailarín del más clásico ballet. La puesta en escena de Ponce es única e inimitable además de bellísima hasta el punto de que, cuando está a su total placer torero, el toro parece desaparecer y solamente se le ve a él y a sus siempre naturalmente compuestas maneras. La plaza entera aclamó a este último emperador del toreo como no podía ser de otra manera y pienso que a pocos importó que no hubiera logrado cortar ninguna oreja. Con lo hecho y con lo visto tuvimos sobrada satisfacción, aunque no pocos imaginamos lo que este portento hubiera sido si no hubiera molestado el viento y Ponce hubiese podido lograrlo en los medios del ruedo. De seguro que habría vuelto locos a todos los espectadores.  El toreo que tanto prodiga Enrique en estos dos últimos años, no tiene término de comparación posible. Como él mismo dice, se trata de soñarlo y de hacerlo realidad con un abandono tan fresco y tan antiguo a la vez que logra eternizarse. La sublimación del temple. Esa facilidad tan difícil es imposible de imitar.

IMG_5647

IMG_5655

IMG_5715

IMG_5844

IMG_5910

IMG_5923

La mala suerte no solo continuó con el viento cuando tuvo que enfrentarse con uno de los sobreros más agresivamente feos que hayamos visto en mucho tiempo, el de Valdefresno. Pero no con la espada porque a este animal lo mató al primer envite aunque dobló tras larga agonía. Con este marrajo, Ponce se la jugó de principio a fin hasta demostrar fehacientemente que de ninguna manera pasaba el burel a derechas ni a izquierdas. Pero se la jugó como él se la juega en estos mismos casos, sin alharacas, con absoluta tranquilidad y sin un solo gesto de contrariedad. Se la jugó elegantemente sin quejarse y sin darse importancia. La finalizó doblándose sobre las piernas en un macheteo a la antigua usanza. En su realidad más palpable fue una faena de las de finales del siglo XIX.  La plaza volvió a ovacionarle con muy cariñosa y comprensiva unanimidad, como también al abandonar el escenario del ruedo venteño, ayer más rendido que nunca al valenciano que, en definitiva, se sentó en el trono de su imperio.

IMG_6111

IMG_6186

IMG_6230

Del resto de la corrida que para nada resultó aburrida pese al mal juego de la mayor parte del envío salmantino, destaco el muy buen toreo a la verónica de Daniel Luque en sus intervenciones, tanto con sus dos toros, especialmente en el magnífico recibo por verónicas al quinto, como en los quites que llevó a cabo en sus turnos. También algunos pasajes con la muleta en su faena a este  quinto – el tercero apenas ofreció opciones al lucimiento – que fue tan larga como desigual. Como el toro en su informal comportamiento. Fue un toro más de cercanías que de lejanías.  Por eso esta faena de Luque resulto más limpia y uniforme al final que al principio, justo cuando el de Gerena descubrió lo que acabo de decir.

Respecto a Román en su confirmación de alternativa, casi nada podo hacer con el primer toro, evidentemente quebradizo de manos – después ocurrió lo mismo con los dos toros que fueron devueltos en el segundo turno de Ponce – y por tanto sin posible lucimiento del nuevo matador valenciano.

Pero con el sexto toro, el mejor del envío por su encastada franquía y durabilidad, sí pudimos verle en su total dimensión. Torero más de arrojo que de valor sereno. Torero al mismo borde de la cogida – se salvó varias veces de puro milagro – de esos que llegan tanto al público por lo asustados que le ven. Sus gaoneras son patibularias. Y sus muletazos, pura tralla. De haber matado pronto y bien a este último animal, habría cortado una oreja. Ya habrá ocasión más adelante, cuando volvamos a verlo por esas plazas de Dios, de juzgarle con más detenimiento.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

18 Resultados

  1. xaquin dice:

    Ponce es inigualable. Absolutamente excepcional.
    Sin embargo hoy, porque tiene que ver radicalmente, es decir realmente de raíz, con la defensa del mundo de los toros y su supervivencia y por suceder una vez en 500 años, (no una vez cada 500 años, excepción hecha del corto periodo en que fue prohibido en el franquismo en una época en que NO se cuestionaba la fiesta de los toros), creo que sí sería muy pertinente por su parte que comentase la prohibición que hace el Partido Popular del Toro de la Vega.
    Cortando las raíces del árbol de la tauromaquia, éste está muerto.
    Si siente que tiene estómago, le animo a que intente escuchar a don José Antonio de Santiago defendiendo su prohibición, para mantener la tradición adaptada a las nuevas sensibilidades, (nuevas y buenas) a las que según él hay que someterse.
    Será el PP quien prohíba las corridas de toros. No el PSOE ni Podemos…
    Será el PP quien prohíba las corridas de toros.

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Yo no estoy para nada en contra del Toro de la Vega ni con ninguna tradición. Pero eso que dice sobre que los que van a acabar con La Fiesta son los del PP, me parece que está usted muy equivocado. Una cosa es que un individuo que pertenece al PP esté en contra del Toro de la Vega y otra generalizarlo….

  3. Aficionao dice:

    El Pp de Rajoy (que no el Pp de toda la vida y menos aún sus afiliados y cuadros medios) no ha defendido como debiera a colectivos como el taurino, víctimas del terrorismo o próvida. Por ese flanco se está desangrando en forma de pérdida de votos. Una cosa es ser conscientes del peligro populista que nos amenaza, en parte por la torpe política de medios de Rajoy y la gentuza que le rodea, y otra muy distinta criticar en lo que se merece al actual Pp y rogar a Dios para que se produzca un relevo en su dirección que nos devuelva al Pp que defiende sus principios. También en materia taurina. Cifuentes es un ejemplo

  4. Aficionao dice:

    Respecto a la Corrida de ayer, creo que falta reconocer el trato respetuoso y de admiración dispensado ayer al maestro Ponce por el público de Madrid, 7 incluido

  5. Juan Jose dice:

    Yo si estoy encontra del toro de la vega, creo que por mucha tradición que tengan para mi no tiene ningún merito y ninguna belleza maltratar al toro de esa manera tan cruel, aparte del daño que le hace a la fiesta en general,
    y sobre Ponce creo que ya se a dicho todo, ahora solo nos queda disfrutar de le hasta que el quiera.

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Relevar en estos días preelectorales a Rajoy crearía un gran problema al PP con el confusionismo consiguiente y la segura perdida de las elecciones con el riesgo añadido de que gobernara Podemos o el PSOE de Pedro Sánchez, lo que seria un desastre total. Seamos practicos por una vez en la vida. La situación es peligrosísima.

  7. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    O usted no sabe leer o no ha leído mi crónica. En ella digo claramente lo que usted me pide.

  8. sureño dice:

    Respecto al tema del toro de la Vega, creo que hay que respetar una tradición que dura 500 años y no ir de fuera, con oceánico desconocimiento y arrogancia, a dar lecciones a un pueblo. Muchos aficionados a la tauromaquia formal dicen estar en contra de ese torneo por -manipulados y contaminados por la propaganda antitaurina- considerarlo una especie de cacería a un animal indefenso por una jauría de salvajes sedientos de sangre. Yo no soy un gran conocedor porque nunca he asistido pero buscando opiniones solventes, la de Andre Viard por ejemplo, se ve que el torneo dista mucho de ser esa carnicería. Otro factor a valorar es que el Toro de la Vega es otro dique de contención que consiguen rebasar los antis en el camino de su objetivo final: la prohibición de la Tauromaquia. Por todo ello, considero que, en este aspecto, la de ayer fue una mañana triste para la Fiesta.
    Sin embargo, a la tarde nos llegó la alegría con la lección magistral (y van…) de Enrique Ponce en Madrid. De resaltar el comportamiento de la plaza entera y el reconocimiento, por fin, a una de las máximas figuras (quizás la máxima) de la Tauromaquia de todos los tiempos. Excelente crónica, D. Jose Antonio.
    Para terminar no puedo resistirme a hacer un comentario sobre la crónica del ínclito titular de la Tribuna de El País (no quiero ni nombrarle). Hoy ha superado el ridículo que hace casi todos los días. Esa crónica, ya desde su título, se entiende únicamente desde la animadversión hacia Ponce y hacia los hermanos Fraile, y desde la maldad y el cainismo. Llega a decir que en el cuarto ni lo intentó, atribuyendo la ovación del público de Madrid a que podía ser la despedida definitiva. Es lamentable, increíble e indignante! Sé que lo mejor sería mostrar indiferencia, pero espero su comentario sobre esa crónica y que dé su merecido (dialéctico) a ese individuo.

    Un saludo cordial.

  9. xaquin dice:

    Un gusto leerle siempre, don José Antonio, y un gusto repetir que Enrique Ponce es excepppcionaaaaaal. Y que no es copiable ni de salón por todo resto del escalafón.
    José Antonio de Santiago es Consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León del PP, que por Real Decreto ha prohibido el Toro de la Vega. Es la misma junta que lo declaró fiesta de interés turístico en 1980 y espectáculo taurino tradicional en 1999.
    La justificación de la muerte del Toro de la Vega es la misma que la de la muerte del toro en una corrida: atreverse a hacerlo. Por delante, sin otro posible premio en Tordesillas que el gusto del dominio y la entrega de uno mismo intentándolo.
    Seguiría con muchísimo gusto sus consejos, don José Antonio, pero no sé en qué medida el PP ayudaría a los toros porque no veo que sea otra cosa distinta que un partido dispuesto a ir traicionando todo para seguir 5 minutos más con sus comisiones ilegales y sus sobres. Con la excepción de x número de personas que se han dejado matar por él.

  10. sureño dice:

    Solo una precisión. Enrique Ponce tiene ya 44 años, pues nació el 8 de diciembre de 1971.

  11. Juan Jose dice:

    Antes los caballos de picar iban sin peto y supongo que era de gran tradición pero no era nada agradable ver las tripas de los caballos por los suelos de la plaza desparramadas, creo que hay cosas que la vida te obliga a cambiar, y de torneo nada yo conozco la fiesta y cuando empiezan a lancear al toro este esta ya muy agotado y prácticamente no se puede defender por eso e dicho antes que eso no tiene ningún merito ni peligro mas bien me parece de cobardes, enfrentense al toro según sale del cajón como hace un torero con un simple trapo

  12. juan pablo dice:

    Grandiosa tarde de Ponce en la que hubiera tenido que salir a hombros por la Puerta Grande como hicieron otros grandes sin cortar orejas. Solo la espada le privó del enesimo triunfo en Madrid. Porque si mata, corta dos a su primero. Y tenia que cortar una a su complicado segundo al que mató efectivamente. A mi el 7 no me pareció pasar de correcto, tras tantos petardos estos dias. Si lo mismo lo hacen sus consentidos Urdiales o Fandiño. le regalaban hasta el rabo.

  13. joselito dice:

    Clase magistral de Toreo la que nos ofreció ayer Enrique Ponce, primero con un toro noble y bravo y luego con un marrajo imposible. Hacía tiempo que no veíamos lidiar así y esto demuestra que en el escalafón actual, apenas hay diestros lidiadores, en parte por el tipo de toro que elijen torear, que ofrece poca variedad en su previsible comportamiento. Muy orgulloso me sentí de mi paisano y también de Román, que le echó un par de pelotas en el sexto. Y respecto a lo de Tordesillas, me parece una maniobra electoralista del Partido Popular para ganar votos (no se yo bien de quien). Podemos disfrazarlo como queramos pero es una DERROTA clara de la Tauromaquia, en este caso popular, frente al anti-taurinismo y anti-españolismo tan de moda hoy en día y con la tolerancia del Gobierno actual. No hay derecho que acaben con una tradición castellana y española de más de 5 siglos bajo el pretexto de “que no muera el animal” ¡Hipócritas de mierda! ·Estoy seguro de que el toro de la Vega morirá igualmente pero apuñalado cobardemente dentro de un cajón, como mueren los toros en Portugal. Este país se va a la mierda por los cuatro hijos de p…. que lo malgobiernan desde ayuntamientos y comunidades autómomas y que manipulan a toda esa gentuza que va protestando de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad, contra las corridas de toros y festejos populares. Está claro que no trabajan y que alguien les financia porque si no ¿de donde cojones se iban a pagar los viajes y los porros que se fuman estos perroflautas? Si prohiben el Toro de la Vega porque “muere un animal”, que toda la Junta de Castilla-León se haga vegetariana y mande cerrar todos los mataderos, piscifactorías y marisquerías de su comunidad. Y ya puestos que suelten a las fieras y cierren todos los zoológicos. En mi Comunidad Valenciana están acosando el toro embolado día tras día desde los ayuntamientos. Hoy ha sido el Toro de la Vega. ¿Mañana que será, el toro de Medinaceli, el de Coria, el toro ensogado de Benavente… ? Y luego las corridas de toros ¿no? Es indignante y no lo debíamos consentir. Yo animo a todo el pueblo de Tordesillas y a todos los pueblos valencianos y de otros lugares de España donde se han prohibido los toros en la plaza o en la calle, a que se pasen por el forro esa prohibición y los celebren igualmente. Si total no pasa nada. Miren como en Cataluña y también en el Pais Vasco se han pasado y se pasan por el c…. toda prohibición relativa a colocación de banderas y otros asuntos y no pasa absolutamente nada. Está prohibido pero ojala tuviera yo un euro por cada estelada que se exhiba en la Final de Copa del próximo domingo en el Calderón. Y no pasará nada (como siempre). Y eso que aún no gobiernan los antis de Podemos y compañía… Disculpen el sermón pero es que hay días que a uno le dan ganas de largarse de esta España y no volver.

  14. Sergio Villabrágina dice:

    Pasan los años, los lustros, las décadas…, y con Ponce en Madrid siempre hay una excusa, una disculpa, una coartada. El balance de este torero en la capital del torero es mezquino. Tres salidas a hombros en casi treinta años de trayecto es lastimoso, quiero decir ridículo. Los cobistas, aduladores y alabanceros, dicen que si la espada. El caso es que sin ejercicios de futurología y sin benévolas corazonadas la única verdad es que Ponce tiene un misérrimo curriculum en Las Ventas. Daba lástima verlo ayer amparándose en el tercio y escudándose en el viento para no salirse a los medios con un toro de bandera, cuando otros muchos toreros han sido capaces de apostar, torear y triunfar, con un vendaval, citando con la panza de la muleta en paralelo al ruedo, toreando con las palmas de las manos, con el estaquillador. Ponce es ¿quién lo duda? el torero que perdura, el torero conservador, el torero ultraconservador.

  15. Aficionao dice:

    Seamos prácticos por una vez dice usted, muchos lo fuimos en diciembre en las generales votando por miedo al inútil y traidor a sus votantes de Rajoy. Usted tiene su vida hecha, pero yo tengo que sacar adelante a dos hijos y un negocio, más miedo a Podemos que yo es imposible de tener. Por eso deseo un gobierno fuerte y sin complejos de defender España y los principios del centro derecha. Todos hemos contribuido a mantener a esta indigna cúpula corrupta del Pp no dándole un serio castigo cuando se le debió dar. Ahora nos ponen en la tesitura de o nosotros o el chavismo.

  16. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Así es, querido amigo.

  17. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Y usted qué y quien es….? Por lo que dice, un pesimo aficionado que quizá solo lee El Pais. No deberia entrar más en esta pagina….

  18. Arturo Sanchez dice:

    Lo de Enrique Ponce fué algo verdaderamente colosal… Uno tras verle sale admirado de la plaza.
    En su primer toro hizo una faena cuasiperfecta (no creo en la perfección absoluta) templó, mandó, toreó y expuso todo lo que se podia hacer ante ese toraco y ante un viento tan molesto. En Enrique siempre se ven detalles técnicos y de colocación con una naturalidad y facilidad que asombran. Es el Rey de los Toreros le pese a quien le pese, toda la plaza le valoró y respetó, lástima que pinchara al segundo toro.
    En el cuarto que fue un armario gigantesco con unos pitones veletos y agresivos, Ponce hizo una faena para buenos aficionados, el toro era mirón y se quedaba corto, Ponce primeramente lo tanteó, luego en la casi imposible faena dio una autentica lección de toreo privilegiado. Ofreció la muleta al toro con sutil toque, y como el toro no pasaba la ofreció más retrasada y remataba ajustándose el toro a sus muslos lo inimaginable. ¿Qué consiguió con eso? Obrar el milagro de que la faena estéticamente se asemejara a muletazos profundos y a un toreo ceñido y valeroso. Es increíble como estuvo en este cuarto. Y para rematar hizo un toreo de castigo al toro tan añejo y torero que nos deleitó. Era lo que merecía el toro desde luego… No mató bien pero no importó. Ponce nos puso de acuerdo a todos, dio una lección más y van….
    Luque no sé qué le falte para dar el ansiado paso al podio, maneras tiene y es todo un profesional que conoce muy bien el oficio, pero no termina de despegar, el jueves desde luego le faltó rotundidad a sus faenas, pincelada va, pincelada viene pero nada completas sus faenas.
    Y del confirmante de alternativa no voy a decir mucho, creo que está verdísimo y necesita aprender cosas tan básicas como pulsear bien la muleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: