image_content_18077771_20160621101512

Observatorio taurino. Hogueras de San Juan

El planeta de las sedas y los oros encara el solsticio de verano sabiendo todo lo que se juega en los inmimentes comicios. La labor de la Fundación del Toro de Lidia es el único clavo al que agarrarse

El fuego de la noche más corta enciende el verano

La onomástica del primo de Cristo prende las hogueras que saludan el verano y una España que mira a Levante y se arma en fiestas. Es la repetición de un ciclo conocido; de un viejo rito aprendido que no se puede entender sin el dibujo de esa ancestral piel de toro que abriga el sentimiento que algunos seguimos llamando España. El toro, siempre el toro. Su sombra en todas partes: de San Juan a San Miguel se marcan los límites de ese verano taurino que se lanza ahora mirando de reojo las urnas que se abrirán en cinco días para poner a prueba la solidez de unos políticos que ya han colmado todas las paciencias. El toreo, ya lo saben, se juega mucho en este envite. Hablamos de la supervivencia del negocio. Ni más ni menos.

Óscar Chopera: “leáselo usted a conciencia”

Es que la cosa está que arde… tanto como esos fuegos que alumbran la noche más corta del año. No es de extrañar que el empresario Óscar Chopera sacara del zurrón el sesudo estudio de ANOET -soviet supremo de la patronal taurina- para entregárselo al mismísimo Pablo Iglesias en el aeropuerto de Almería. El empresario vasco recomendó al prócer de la coleta que se lo leyera “a conciencia”. Con las cosas de comer no se juega aunque al barandeo del toreo le ha costado asimilarlo. No hay que irse de la capital mediterránea, que cambió el vino y las rosas de no hace tanto por la precariedad de hogaño. Pero ya que estamos hablando de números y estudios, acusamos recibo de otro trabajo concienzudo que marca un beneficio indirecto de 8.325.000 euros en la ciudad de Alicante -bendecida con el maná efímero y provisional del efecto José Tomás- gracias a la fiesta de los toros. Aunque esto de los estudios es como los que van a misa y se llevan la bronca del cura. Se la deberían echar a los que no van; verbigracia: esos números deben llegar a los que no se enteran o no se quieren enterar del paño.

Asignatura pendiente y cosas de Sevilla

Y es que la comunicación de las bondades de este mundillo permanece en el debe del invento. No hablamos del cuento de María Sarmiento de Goya y Picasso. Eso sí que está visto y manoseado. Pero no queda otra: hay que seguir ese camino sin miedo a meterse hasta la cintura en el agua de los juzgados. Así lo ha entendido la Fundación del Toro de Lidia, único clavo ardiendo al que ya puede agarrarse una profesión que sigue con complejo de Belinda. Volvemos a los corrillos hispalenses: en la presentación de los carteles de promoción se comentó la ausencia de aspirantes de la Escuela de Sevilla. No los había preparados. Por cierto hay uno -azteca- que ya debutó con caballos. Que cosas tiene mi novio.

 

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: