foto2 (2)

Bitácora de América. Valor y entrega desmedidos de Roca Rey en su presentación cajamarquina en Chota, Perú, frente a un toro importante de Roberto Puga

Un peruano que triunfa en el mundo y viene a su tierra, Andrés Roca Rey de 19 años de edad, que vestía de canela y oro con cabos blancos, salió a hombros este domingo 26 de junio del 2016 con cinco orejas en Chota (que rechazó pasear en las vueltas al ruedo), trofeos  que debieron ser como máximo tres dada la floja condición del ganado colombiano -. Venía de triunfar en Lima, en la Feria del Señor de los Milagros del mes de noviembre, en Cali, Manizales y Medellín, y en plazas mexicanas como León, Plaza México, Nuevo Progreso de Guadalajara, Tijuana, y plazas españolas de máxima categoría como Sevilla y Madrid. Este domingo en Chota Roca Rey hizo un alto en sus actuaciones en el extranjero, para tener sensacional actuación especialmente con el que cerró plaza, un toro de gran calidad de Roberto Puga.

Su actuación, que repite hoy lunes, prestigia a la plaza y a la feria, pero se requiere más seriedad de parte del palco de la autoridad, más categoría al entregar los trofeos, al aprobar el ganado de lidia, y hacer público el peso de los toros.  Si los organizadores de la feria no se lo permiten, entonces la valoración de estos festejos enfrentarían un alto costo de oportunidad.

Con cinco orejas y salida a hombros se dio la presentación como matador de toros de Andrés Roca Rey en la Plaza El Vizcaíno de la andina y taurinísima Chota, turística tierra cajamarquina a 2,800 metros de altura sobre el nivel del mar, la cual está localizada al norte de Lima, en los Andes peruanos, cerca de las riquísimas regiones de la selva de Chachapoyas y Tarapoto, y de la costa de Tumbes, Máncora y Paita. Vieron triunfar al orgullo del toreo americano y nueva figura en España y Francia, más de 12,000 aficionados presentes en el recinto, con lleno a reventar, y decenas de miles de la red de cibernautas, internet transmitió la corrida En Vivo y Directo – y en Diferido horas después -, a través del canal “RTV Chota” del prestigioso “youtube”, en el link https://www.youtube.com/watch?v=rhrmmkpNWxI con Magaly Zapata en la conducción.

Repetirán su transmisión este día lunes 27, inicio de semana, esta vez Andrés Roca Rey en el cartel con el prestigioso sevillano Daniel Luque y otro español triunfador como Juan del Álamo, con 3 toros de Roberto Puga y 3 de La Viña. Ayer domingo los dos rejoneadores, Francisco Javier Rodríguez y Rubén Sánchez participaron de la corrida mixta, teniendo buenas actuaciones, tal como se vio en la transmisión, pero sin obtener trofeos.

La ganadería Capiro trajo toros descastados, pero una joven figura con características de muleta prodigiosa y poderosa, como la de Roca Rey necesita expresar su tauromaquia con la fuerza de la bravura, y la calidad en la embestida y recorrido del animal. Nada de ello se dio; hubo en ellos peligro sordo, algo de nobleza, pero sin intentar dar pelea. Por  parte del peruano hubo un toreo de calidad siempre intentando extraer agua de un pozo.  

El toro que cerró plaza, del peruano Roberto Puga, llamado “Cantagallo”, colorado ojo de perdiz, de buena presencia, enjundioso en su galope de inicio. Roca Rey lo recibe de rodillas con lances a la verónica, que encendió los ánimos, breve puyazo de buena ejecución para solo señalar, de parte de David de la Barra – actual apoderado de Juan Carlos Cubas -. Brinda al público Andrés Roca Rey en el centro del ruedo de El Vizcaíno de Chota, para iniciar por 4 estatuarios, pases por la espalda, trincherillas, que ponen de pie al respetable, un público que refleja la verdad del fervor del Perú Taurino en múltiples ciudades de los Andes Peruanos.  Cita de lejos, el toro tarda en tomar el engaño, lo hace con notable calidad pero con cierta sosería. Por naturales Andrés Roca Rey logra lances templados, tarda un poco el animal, por lo que se cruza Roca Rey. Por la derecha el toro humilla mucho, de gran nobleza, arrastra el hocico por la arena, hasta lograr embarcarlo en circulares de rodillas con un torero desenfadado en terrenos “a lo Paco Ojeda”. Sigue de rodillas por largo tiempo, que enloquece las graderías, la plaza corea al unísono el ¡torero!  ¡torero! ¡torero!  Demora en la suerte suprema y queda en saludos, antes de la salida a hombros.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: