th (35)

Consternación en directo por televisión

VICTOR BARRIO, CORNEADO MORTALMENTE

9 de Julio de 2016. Fecha infausta para la Historia del Toreo. El joven torero segoviano Víctor Barrio pierde la vida en las astas de “LORENZO”, perteneciente a la ganadería de “LOS MAÑOS”. Una tragedia. La cara más amarga del espectáculo mas glorioso de la faz de la tierra. Una tragedia que nos recuerda la fuerza y la autenticidad de nuestra Fiesta más genuina. La verdad y la entrega al servicio de una expresión artística…

Todavía conmcionado y roto por el dolor, escribo estas líneas para relatar el luctuoso acontecimiento. Víctor estaba dibujando una faena de excelente trazo por el pitón derecho. Suavidad, pulso y ajuste ante un toro suavón y de dulce carácter por ese mismo lado. Decidioó Victor coger la mano izquierda. En el remate del primer natural, el santacoloma le derribó y volteo quedando el segoviano a merced del toro. El infortunio se produce al instante, cuando de manera certera y eficaz, el toro, y contra el suelo, le infiere una cornada en el pecho. Seca. Como una daga. Víctor queda inerte en el ruedo. Los ojos abiertos como cuencas sin sangre. Su rostro, pétreo como el mármol, indicaba la inminente tragedia. Tras varios minutos de confusión e incertidumbre, varios miembros de su cuadrilla salían de la enfermería rotos de dolor y con lágrimas cristalinas en sus ojos. Nos temímos el fatal desenlace.

Mi querido amigo José Miguél Martín de Blas que retransmitia la corrida, en un ejercicio de entereza y de profesionalidad no quiso facilitar la noticia hasta el comunicado oficial. En ese momento, Cristina Sánchez que le atudaba a comentar el festejo rompía a llorar. No podía contener la tremenda noticia. Todos intuímos la muerte de Víctor. Sus compañeros de cartel, Curro Díaz y Morenito de Aranda, se derrumbaron. El resto de los profesionales no podían ocultar ya la tragedia del torero muerto en servicio de su arte. Gran parte del público turolense permaneció en sus localidades hasta la confirmación de la noticia. El silencio era estremecedor…

Desde la TV se captaba. Por momentos era algo acojonante. Ni siquiera la inspiradísima y genial faena firmada por Curro Díaz ante el cuarto tuvo eco. El interregno entre la cogida de Víctor y el desarrollo de la lidia del cuarto carecía de relieve. La vida de un torero estaba en juego. El corazón  de un artista muy joven quedaba segado para siempre. Dejaba de latir. El corazón de la FIESTA se rasgaba. El mío quedaba inerte por momentos…

La GRANDEZA DE LA FIESTA adquiere con la muerte de VICTOR BARRIO su significado más autentico. La vida y la muerte. El éxito y el fracaso. La gloria y la tragedia en este arraigo cultural milenario. Per secula seculorum.

DESCANSE EN PAZ VÍCTOR BARRIO. EL ABRAZO MÁS SINCERO Y NUESTRAS MÁS SENTIDAS CONDOLENCIAS A SU FAMILIA DESDE NUESTRA WEB

3 Resultados

  1. Juan dice:

    Mi mas sentido pésame a toda su familia, como aficionado lo tendré para siempre en mi memoria. D.E.P. y que Dios lo tenga en su gloria.

  2. Graciano muñoz fernandez dice:

    Quiero unirme al dolor de sus familiares, amigos y a todo el toreo. Un abrazo a su familia y que el Señor te acoja como tu mereces.

  3. Arturo Sanchez dice:

    Brillante una vez más el señor Angel Conejo en este relato que jamás quisiera haber escrito ni nosotros haber leido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: