63371

Roca Rey revienta el inicio de La Magdalena en Mont de Marsan (Francia)

Nota del Director.- Una intervención de cataratas prevista para ayer que, a la postre, se ha pospuesto para finales de octubre por complicaciones no previstas, me ha impedido estar presente en la feria de Mont de Marsan. Por eso recurro a las informaciones de EMILIO MENDES publicadas en Cultoro.

________________________________

Un faenón al tercero de la tarde, que puso en sus manos las dos orejas, hizo las delicias del respetable galo, que llenó hasta la bandera; sin suerte a espadas ni “El Juli” ni López Simón

Abría fuego esta tarde la Feria de la Magdalena en la plaza de toros de Mont de Marsan, en la que hacían el paseíllo a las seis en punto Julián López “El Juli”, Alberto López Simón y Andrés Roca Rey. Un encierro de Alcurrucén era la materia prima ganadera para la ocasión.

El primero fue un toro muy justo de fuerzas, por lo que sólo pudo darle unos pequeños capotazos de tanteo El Juli. Ya con la muleta, tuvo que regatear los momentos por el lado derecho a un animal sin transmisión, que manseaba en todo momento. A base de oficio El Juli logró muletazos que valieron la pena a diestras que no llegaron a fructificar. Momentos aislados por la zurda dejó para matar de bajonazo y ser silenciado.

El segundo de la tarde, que correspondió al primero del lote de López Simón, fue un toro incierto de salida que se llevó tan sólo algunos capotazos de tanteo del torero madrileño. Sin definirse el animal, cumplió en el peto de Tito Sandoval, que lo picó en dos puyazos destacados. La faena la comenzó Simón doblándose, haciéndose poco a poco al tranco del animal manchego. Tres tandas por el pitón derecho de muy buena colocación y ejecución comenzaron a conectar con el respetable. Por el lado izquierdo lo intentó, por donde también se dejó el toro pero sin emplearse a fondo. De nuevo en la diestra remató faena en la que el toro se fue apagando, por lo que debió sacar valor en el arrimón final. Falló en el primer intento con la espada, la metió a la segunda, pero el toro tardó en ser apuntillado, por lo que resultó ovacionado López Simón.

El tercero era un toro que salió flojo e incluso fue protestado, puesto que estaba más disminuido de presencia que sus hermanos. Apenas fue picado el animal y de inmediato se fue a los medios Roca Rey para comenzar un quite cambiándoselo por la espalda con el capote, haciendo el animal por él sin que fuese de consecuencias mayores. Sin mirarse si iba herido o no volvió a tomar el capote y realizó otro ajustadísimo quite por tafalleras. Brindó el toro al público, cambiándose el animal en tres péndulos, rozando el toro su taleguilla en los dos últimos. En el toreo en redondo, llegaron muletazos a diestras ligados, de mano baja, sometiendo y llevando pulcro al animal. Llegó un cambio por la espalda y el trasteo subió tanto de valor como de emoción. Tras otra gran tanda a diestras, llegó una arrucina que emocionó al respetable francés. Terminó por ajustadísimas manoletinas y un cambio por la espalda. Mató de estoconazo hasta las cintas, lo que le permitió pasar dos orejas.

El cuarto de la tarde fue un toro noblón de salida al que ya Juli sí pudo lucir de salida, sobre todo en la media que abrochó el recibo veroniquil. Le brindó a María Sara para después iniciar su labor muleteril doblándose con el ejemplar. Cuajó una faena con cabeza, oficio y gracias a su experiencia le corrió la mano baja, entendiendo la distancia y altura del de Alcurrucén. Fue subiendo el trasteo, pero el fallo a espadas dejó a un lado el triunfo. Debió recurrir al descabello para que cayese el toro de los hermanos Lozano. Palmas.

El quinto de la tarde fue un toro noblón, con calidad, con el que empezó luciendo de capa López Simón, dejando una gran media de remate. Con la muleta comenzó a torear en tablas, haciéndose con cabeza con el toro, haciendo una faena ligada pero por momentos acelerado. No se relajó. Falló con la espada en varias ocasiones, escuchó un aviso y debió recurrir al descabello para ser silenciado.

El sexto de la tarde fue un manso con peligro, con el que Roca Rey anduvo a la altura. Con el capote nada pudo hacer, imponiéndose con la muleta. Dejó momentos de mucho mérito, prestándose un toro sin presencia. Le metió la espada en buen sitio. Palmas para el peruano y salida a hombros.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Mont de Marsan. Primera de la Feria de la Magdalena. Corrida de toros. Lleno en tarde nublada pero calurosa. 

Seis toros de Alcurrucén.

Julián López “El Juli”, silencio y palmas. 

Alberto López Simón, ovación y silencio. 

Andrés Roca Rey, dos orejas y ovación. 

Fotos de Emilio Mendes

1 Resultado

  1. Chris Brant dice:

    Espero que pueda disfrutar del resto de la temporada y que la intervención pospuesta sea un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: