image_content_17951664_20160507195911 (1)

Elena Infanta de España y Reina del Toreo

Acumula méritos cada día, cada feria, cada temporada. En cualquier momento que tiene para declararse taurina y amante de los toros. Elena, Infanta de España, sí, pero también Reina del Toreo.

Su abuela, María de las Mercedes, fue un ejemplo de afición. Lo es su padre, el Rey Emérito. Lo es ella, por supuesto. Y lo serán sus hijos, Victoria y Froilán si siguen acompañando a su madre y aprendiendo de ella.

Un enorme ejemplo lo dieron el pasado San Isidro asistiendo con don Juan Carlos, como unos aficionados más, a muchas tardes de la feria, más de siete.

Incluso, a una de un domingo sanisidril de los de relleno, lo que me sorprendió muchísimo pues el cartel no era de relumbrón el 29 de mayo: Iván Vicente, Alberto Aguilar y Víctor Barrio. Pues la cosa tenía su historia…que hemos descubierto tras la ejemplar carta de la Infanta a la viuda de Barrio. Carta de Elena. Qué sensibilidad, qué temple, qué cariño, qué ejemplo de persona. Y la bonita historia de la mesa de Cáritas, la invitación a que fuera a la plaza y el magnífico brindis de Víctor.

Una vez más, Elena, Infanta de España, como firmó la carta –Carta de Elena- es un gran ejemplo.

Para imitar el resto de la familia pero nanay. La Reina Madre no quiere los toros ni en pintura. El rey pasa. Letizia indiferente. Y a Cristina ni se le ve ni se le espera. Una pena que no sepan valorar algo único en el mundo. No hay otro animal que embista siempre en donde sea ni para defenderse ni para obtener alimentos. Sólo por honor a la bravura de su estirpe. Impresionante. Y lo hace en la plaza, en tentadero, cuando está libre en la dehesa, en los chiqueros y cuando se le torea en campo abierto. Entonces, en lugar de huir –lo tiene fácil- acomete. Misterio mágico.

Ya le escribí un artículo muy elogioso en la boda  nórdica en la que fue magistralmente vestida de torera. Elegante. Española. Torera. Única. Magistral. Te mereces el título de Reina del Toreo.

Por eso, la propongo como Reina del grupo Taurino de la Casa Real Española dentro de un homenaje nacional que debe celebrarse al final de temporada.

Brindis por Elena, Infanta de España, y montera al aire.

Y PD para que no haya equívocos. El régimen político que me gusta es el presidencialista de los Estados Unidos como más lógico, racional y práctico.

1 Resultado

  1. joselito dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con usted respecto a la infanta Elena. Ella y el rey don Juan Carlos se merecen el respeto y afecto de todos los aficionados independientemente de sus ideologías políticas. Pero con el rey Felipe no soy tan condescendiente. Si pretende ser el rey de todos los españoles, igual que va a otros eventos culturales y deportivos, también tiene que asistir a los Toros. Imperdonable su ausencia el día de la corrida de la Beneficiencia. No le pedimos que comparta nuestra afición si no le nace pero por lo menos que la respete y le de el valor público que se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: