_ARJ9326

5ª de las Corridas Generales en Bilbao. Victorinos: Curro Díaz por bajo de los mejores; Paco Ureña por encima de los peores

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Jueves 25 de agosto de 2016. Quinta de feria. Calor sofocante y poco más de media entrada.

Seis toros de Victorino Martín, bien presentados y de juego desigual. Muy manejables primero y tercero. Estupendo el quinto. Los restantes, deslucidos en distintos grados con un sexto pésimo que fue el peor del envío.

Curro Díaz (marfil y oro): Media estocada caída, saludos. Dos pinchazos, otro hondo y descabello, pititos. Estocada caída, más pitos que palmas hasta no dejarle sludar.

Bien los banderilleros en general y un buen tercio de varas cubierto por Vicente González.

Asistió al festejo en el callejón el matador de toros en principio anunciado, Manuel Escribano, todavía convaleciente de su última y gravísima cornada. Paco Ureña le brindó la faena del segundo toro obligándole a salir entre las palmas del público

La sustitución de Manuel Escribano por Curro Díaz en el mano a mano con toros de Victorino Martín cayó bien entre los aficionados. No para el público en general que solo acude y este año para nada masivamente. La entrada fue aún más escasa que en las mejores tardes anteriores. Por cierto que en el callejón estuvo el convaleciente Escribano como detalle de solidaridad con sus compañeros. Insisto en que sobre el papel fue oportuna esta sustitución porque el de Linares, según cuantos le han visto más que yo este año, anda muy mejorado en cuanto se refiere al valor y a la determinación. Porque arte tiene o tenía. Pero, ¡ ay !, ayer ese valor y esa determinación solo apareciron en breves momentos. La actuación en conjunto a Díaz fue absolutamente decepcionante. El público no lo advirtió del todo en el toro que abrió plaza, se mosqueó un poco en el tercero y se enfadó mucho en el quinto porque este ejemplar fue, con mucho, el mejor de la corrida de Victorino Martín. Además y para colmo, el sexto fue también con mucho el peor. Incluido este en el lote de Paco Ureña, su lote fue el peor, el bastante menos posible del envío.

Para un servidor resultó muy difícil abstraerse del general aburrimiento. EL festejo fue plomizo y no solo por el sofocante calor que padecimos. Pero para contar lo que pasó hubo que olvidarse de la alta temperatura ambiente y observar con detenimiento todos los pasajes del festejo.

Y ¿qué observé? Pues que Curro Díaz pegó un petardo envuelto en su buen corte torero, solo que en, esta ocasión, el tan cantado arte del linarense fue periférico e itinerante. Cruzarse le costó un potosí. Solamente anduvo pendiente de las formas pero no de resolver  y menos de entregarse… Tan solo en el primer toro le vimos a gusto y más sembrado el un precioso ramilletes de naturales. En general anduvo por bajo de sus dos primeros toros y dilapidó las excelentes condiciones del mencionado para bien quinto. Tanto fue así, que casi nadie tragó con la pretenciosa escenificación estética del torero cuando terminó y se fue a los medios a solicitar premio. Obtuvo muchos pitos por respuesta. La mayoría del público supo darse cuenta de que Curro había desperdiciado una gran ocasión. Para mí ya había desperdiciado a sus dos oponentes anteriores y una oportunidad de haber pegado un pelotazo que le hubiera valido salir disparado hacia arriba como nunca. Porque el primer toro fue de oreja, el tercero de otra y el quinto de dos. Así de claro lo digo. El petardo, pues, fue de campeonato. Y es que en el toreo no bastan las buenas maneras. Lo importante es el valor y la capacidad de resolver. Imaginé lo que el presente Manuel Escribano debió pensar mientras veía a Curro Díaz. Seguro que se diría para sí mismo: “A estos tres yo me los hubiera comido crudos…” Una pena y un dolor.

Para colmo, quien si tuvo valor y predisposición fue Paco Ureña. Pero sus tres toros fueron los peores y como, además, falló a espadas, quedó prácticamente inédito aunque en algunos lances con el capote y en varias aunque aisladas ocasiones con la muleta, logró ser ese torero que tanto nos viene interesando.

Como el relato minucioso de lo acontecido en esta corrida sería un coñazo, se lo ahorro a mis lectores.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. fran dice:

    Curro estuvo bien con sus toros. No comprendo eso del petardo que pego.

  2. luis dice:

    Sr. Del Moral: Según el propio Victorino su corrida de ayer fue mala, le defraudó y al único todo que medio salvó fué al 2º y casualmente le tocó a Ureña y estuvo muy bien como estuvieron los dos toreros toda la tarde. La corrida decepcionante. Sin entrar en detalles y toda vez que Vd. trae a esta página al Sr. Paco Mora cuando habla mal de JoséTomás porque no lo hace hoy que tilda de Grande a Curro Diaz. Podría extenderme más pero como ya ha dejado de publicar algún comentario mío en alguna ocasión lo dejo aquí. Ayer los toreros muy por encima de la corrida y el público de Bilbao y su presidente…………………………………..CERO.

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Respetable su opinión como la de todos siempre y cuando no contengan alusiones personales… Pero es la suya, no la mia… A Victorino le gusta más que toreen sus toros los modestos que las figuras… Y presidente ayer volvió a estar muy mal sin ordenar que tocara la música en las dos primeras faenas de Ureña.

  4. Fmontini dice:

    Realmente un coñazo de corrida con un calor insoprtable y dos torerito frente a una buena corrida de Victorino, un tanto vareada y demasiado noble. Estos dos toreritos tambien pueden ir sobrando porque son de los que apuntan y no disparan.
    Hoy en Bilbao podemos tener otro coñazo con un Lopez Simon ya muy visto y Garrido que hasta ahora tampoco ha disparado. Una pregunta porque no pusieron por ejmplo a Javier Jimenez, un joven torero que acaba de triunfar en Madrid y nos pidria entretener mas que Garrido de todas maneras.
    No nos sorprendamos que en esta corrida sin Roca Rey en el cartel, convertido en un mano mano sin mayor interes tengamos poca gente en la plaza.
    Asi vamos destrozando la fiesta, en este caso enmanos de dos toreros sinmayor trascendencia que por lo que dicen se negaron a abrir el cartel, tanta fuetza tienen el voluminoso Julian Guerra ( peso si que tiene) y el buen y simpre correcto Tato?

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues por lo que sé tiene mucha, mas bien casi toda la culpa. Me consta a través de muchas fuentes absolutamente fidedignas que el gordo ha vetado a Gines Marín y a Javier Jiménez. Y lo peor es que los organizadores han tragado… Increíble… poro cierto. Que nadie lo dude, lo contaré en mi crónica.

  6. Sanlúcar dice:

    Efectivamente han vetado a Jiménez. De vergüenza. El mismo que pedía el pasado año la apertura en los carteles. Claro que el repaso que le iban a dar a su torero era casi seguro. Alucinante

  7. joselito dice:

    Curro Díaz fue fiel a su toreo. No es torero de ponerse de rodillas, darse arrimones o ponerse a pegar derechazos invertidos o manoletinas sin más criterio que el de triunfar a toda costa. Para mí, el público de Bilbao fue muy injusto silvándole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: