roca2-U101076505559SF--620x349@abc

2ª de San Antolín en Palencia. Roca Rey, herido en su reaparición; Simón, única oreja del mal encierro de Charro de Llen

Pubicado en Cultoro por Mario González

No rompió el encierro en una tarde marcada por la espeluznante cogida del torero peruano, siendo silenciado El Juli; menos de tres cuartos de entrada acogió el coso de Campos Góticos

Roca Rey, herido; Simón, única oreja del mal encierro de Charro de Llen
 

Andrés Roca Rey resultó herido en la plaza de toros de Campos Góticos de Palencia por el tercer toro de la tarde. “Marismeño” de 502 kilos llevaba por nombre el animal con el hierro de Charro de Llen y era el toro de la reaparición en los ruedos tras su gravísimo percance de Málaga. Fue protestado de salida y el palco no accedió a la devolución del animal. Su espectacular inicio por parte del peruano estuvo seguido de una tremebunda voltereta que le hizo incluso perder la consciencia unos segundos, siendo conducido rápidamente por sus compañeros a la enfermería. El Juli se hizo cargo del animal, matándolo con habilidad. Desde la enfermería, y tras confirmarse un fuerte traumatismo cerebral, fue trasladado al hospital Río Carrión, no pudiendo salir a matar el sexto.

EL FESTEJO

Seis toros de Charro de Llen componían la cuarta de la Feria de San Antolín. Se ponía guapa, pues, la plaza de toros de Campos Góticos de Palencia para que a las seis en punto hiciesen el paseíllo El Juli, López Simón y Andrés Roca Rey.

Silenciado resultó frente al primero de Charro de Llen El Juli. Lo intentó con el animal, pero éste se destapó en la muleta como un animal de escasas opciones. Terminó rápidamente despachándolo. Pitos para el toro y silencio para el madrileño.

Nada fácil fue el segundo de Charro de Llen, con el que López Simón logró imponerse y recibió una calurosa ovación. Brindó al público y fue sonsacando tandas siempre de más a menos por la condición del animal. Tras pinchazo y estocada saludó a las palmas del respetable. Antes, en el tercio de banderillas, se desmonteraron Domingo Siro y Jesús Arruga.

“Marismeño” de 502 kilos llevaba por nombre el tercero de la tarde, el toro de la reaparición en los ruedos de Roca Rey tras su gravísimo percance de Málaga. Fue protestado de salida y el palco no accedió a la devolución del animal. Su espectacular inicio por parte del peruano estuvo seguido de una tremebunda voltereta que le hizo incluso perder la consciencia unos segundos, siendo conducido rápidamente por sus compañeros a la enfermería. El Juli se hizo cargo del animal, matándolo con habilidad.

En el cuarto de la tarde, El Juli emborronó con los aceros una buena obra, enmarcada en la conmoción de un tendido preocupado por Roca Rey, camino del hospital. Fue silenciado finalmente.

Tras conocer que quinto y sexto recaían en sus manos, del penúltimo de la corrida López Simón cortó una oreja. Fue un buen toro al que Alberto supo ver desde el primer momento. Se entendió con él a diestras, logrando sonsacar su calidad por ese lado para, cuando se le acabó el fuelle, arrimarse en cercanías y, tras el espadazo final, pasear el apéndice.

No valió para el triunfo el último toro de la tarde, con el que López Simón fue silenciado. Lo intentó pero no la faena no terminó de tomar vuelo. Una media estocada y un descabello lo alejaron del premio.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Campos Góticos, Palencia. Cuarta de la Feria de San Antolín. Corrida de toros. Menos de tres cuartos de entrada. 

Seis toros de Charro de Llen.

El Juli, silencio, silencio en el que mató por Roca Rey y silencio. 

Alberto López Simón, ovación, oreja y silencio. 

Andrés Roca Rey, herido. 

Roca, agarrado al pitón en una dramática imagen

PARTE MÉDICO de Roca Rey:

Cogida, presentando conmoción cerebral y traumatismo craneoencefálico. Pasa a la enfermería, donde es monitorizado, objetivándose constantes vitales, dentro de la normalidad. Glasgow 13 [NDR la Escala Glasgow evalúa el nivel de consciencia; el nivel 13 hace referencia a un traumatismo craneoencefálico moderado].

Reflejos normales, exploración neurológica: desorientación temporo-espacial y visión borrosa. Explorar: contusión erosiva en región cervical.

Se traslada al Hospital Río Carrión en ambulancia monitorizada para completar estudio.

Fdo: Rafael Sánchez.

NOTA DE JOSÉ ANTONIO DEL MORAL

Andrés Roca Rey se ha salvado milagrosamente de percances similares e incluso más graves que los de sus dos últimas actuaciones en todas y cada una de las anteriores actuaciones desde que empezó la temporada. Lo he venido señalando como su gran pega. Se lo hice saber a su apoderado y a su tío Juan Manuel Roca Rey, actual gestor de la plaza de Acho en Lima. y me dicen que el torero siempre contesta lo mismo. “Hasta que no sea máxima figura no cesaré de hacerlo”. Y esto es realmente admirable pero enormemente preocupante.  El toreo no es dejarse coger sino todo lo contrario. Me alarman muchísimo estos dos percances consecutivos. De seguir así, si los toros vuelven a herirle una y otra y otra vez… a la postre no hay cuerpo que lo aguante… Y Andrés también se debe a lo que está sembrando y anunciando. Sería una pena que cuanto esperamos de él se quedara en los quirófanos. Dios no lo quiera.

6 Resultados

  1. gregorio dice:

    Me preocupa mucho la falta de reflejos en este percance al igual que en la cogida de Málaga no me gustó su excesiva confianza que fué unas de las causas de ese percance (junto al error de dejar una ventana enorme por torear descaradamente con el pico). Creo esta actitud puede ser el fruto de una sana soberbia juvenil, pero me está haciendo dudar sobre sus reales capacidades lidiadoras. Porque lidiar un toro no es arriesgar a lo más peligroso estando al borde de la cogida, sino dominar y sobreponerse a la bravura del toro haciendo parecer facil lo dificil. Roca Rey necesita cortar su temporada y reflexionar sobre su concepto del toreo

  2. joselito dice:

    Una lástima lo de este chaval. Esperemos que no tenga consecuencias graves para él ni para su toreo. ¿Tal vez se precipitó en su vuelta a los ruedos? Este chaval arriesga muchísimo, por eso destaca donde otros no destacan con el toro tan soso que se torea hoy en día en general, pero aún más cuando hay figuras. Y como tiene valor a raudales y quiere mandar en esto , yo creo que torea así para no ser un joven más con buenas maneras, pero uno más. El escalafón está lleno de jóvenes muy correctos pero que no destacan ni de coña toreando “de fábrica” como les enseñan en las Escuelas. Y con el toro de hoy en día, donde desgraciadamente, la emoción la tiene que poner el torero porque el toro, normalmente no la tiene, ésta es la forma más fácil de hacerte un hueco y que hablen de ti, si tienes coraje para ello, claro. Ahora bien, tampoco es cosa de que se deje matar. Es muy joven y como tal, no valora riesgos. El toro le enseñará a hacerlo. Seguro, porque aún siendo sosos, también pueden coger. Además, hoy en día, el 95% de los toros son pastueños y no presentan grandes problemas más allá de procurar que no se les caiga por falta de fuerzas. Por tanto, los diestros actuales no saben lidiar toros con dificultades y Roca Rey, que además aún es muy joven, no es la excepción. Otros mucho más mayores tampoco saben. Que procure coincidir más con Ponce y que se fije desde la barrera porque es la única figura que realmente sabe lidiar toros complicados aunque tampoco puede lucirlo mucho hoy en día con el toro pastueño que también lidia. Y como decía el gran Domingo Ortega, “los toros cogen porque ven luz”. Y hago referencia a esta cita por lo que comenta Gregorio sobre la ventana que deja este chico al torear con la muleta.

  3. Ramón Albarrán Cuéllar dice:

    No voy a entrar en si Roca Rey torea con el pico o no. Voy a decir lo mismo que dije tras Pamplona y que llevo pensando desde que lo vi por primera vez en directo esta temporada en Olivenza. Roca Rey manda muy poco en las embestidas. Tiene mucho valor, mucha entrega, mucha ambición, pero le faltan dos cosas muy importantes (y que van de la mano, ya que no se puede tener la una sin la otra) que son el temple y el mando. Y cuando no se manda en las embestidas, y encima se arriesga mucho, vienen las cogidas.
    Espero que se recupere totalmente de estos dos últimos percances y que reflexione. Tiene el crédito intacto, por lo que debería parar un tiempo (hasta la temporada que viene) y mejorar, en la medida de lo posible, estas dos cualidades. Nunca podrá tener el temple y el mando innato de Ponce o Perera, pero sí que puede llegar a un nivel como el de Talavante, que ha mejorado una barbaridad en estas facetas en las últimas temporadas.
    Otra cosa es que quiera hacerlo, y desgraciadamente, por lo que comenta D. José Antonio, no parece muy por la labor.
    Un saludo.

  4. Fmontini dice:

    Se Albarrán ha leído usted lo que ha escrito antes de enviarlo? Porque lo que usted dice es una tontería muy lejana de la realidad, discúlpeme usted, periférico dónde saca tamaña incoherencia a este joven y magnífico torero peruano lo cogen porque se para de verdad y sin tomar ventajas, en un sitio en que los toros suelen coger, no es por lo que usted dice q es una gran majadería muy indocumentada

  5. Ramón Albarrán Cuéllar dice:

    Señor Fmontini, siento que mi comentario le parezca una majadería. Parece que le he tocado una fibra sensible. Usted podrá creer que es una majadería, una tamaña incoherencia o una tontería, y yo puedo creer que es la más absoluta realidad. Es lo bonito de la fiesta de los toros, que cada uno tiene su opinión. Ahora, lo que comenta de majadería muy indocumentada es absolutamente falso. He visto a Roca Rey muchas veces, y la sensación es siempre la misma. Se encuentra muy a merced de los toros porque no manda en la embestida. Está claro que, si no se parara de verdad y se tomara ventajas, como señala usted (y que en ningún momento he dicho lo contrario en mi comentario), entonces no lo cogerían. Pero una cosa no quita la otra.
    Mi comentario no va con la intención de despreciar al torero, sino de mostrar mi opinión (que, por cierto, no soy el primero que la ha comentado en esta página; ya hemos sido varios los que lo hemos notado) sobre cómo puede mejorar el toreo de Roca Rey.
    Ya lo dije en el anterior comentario: Talavante, cuando apareció, era un torero que se limitaba a correr la mano, pero ni templaba ni mandaba, y me consta que así se lo hicieron saber personas cercanas a él. Puso mucho empeño en mejorarlo y mire el torero que es ahora.
    Así que no se me sulfure tanto. La próxima vez que vea a Roca Rey se fija bien en lo que digo, y si le parece a usted que no tengo razón, pues no pasa nada. Vemos el toreo de distinta manera, lo cual no tiene mayor importancia. Lo importante es que cada uno disfrute con lo que vea.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: