31 (1)

Bilbao: te sigo queriendo

En primer lugar porque acogiste con tu elegancia de siempre al Rey Emérito, su hija la Infanta Elena –Reina del Toreo- y a Froilán y Victoria Federica que se están convirtiendo en magníficos aficionados. Y por tus aplausos agradeciendo que estuvieran allí. Y por aclamar a los tres espadas que le brindaron a don Juan Carlos, los tres del cartel con mejor entrada de la feria : Ponce, Juli, López Simón. Y por el ambiente creado, y por tapar a los contrarios y por defender así la Fiesta cuando es necesario. Todo un ejemplo de valentía, justicia y agradecimiento.

Y te sigo queriendo porque eres único en el ambiente fuera de la plaza, por tus coloquios (sobre todo algunos), por tus hoteles repletos de aficionados y con mucha actividad taurina, por tu gastronomía, por tu música estupenda de la plaza y por la amabilidad de tus hijos.

Y porque tienes y conservas toda la estructura para volver a ser lo que fuiste  y cuyo cambio está al alcance de tu mano.

Y porque tendrás la sensatez suficiente para votar el 27 a partidos que conserven tu patrimonio cultural taurino, que es mucho. Si se pierde Bilbao, se perderá San Sebastián, se dará la puntilla a Vitoria y otra parte importante de España se quedará sin toros.

Te quiero Bilbao aunque elijas a Urdiales como torero de platos sabrosos cuando te da magníficos aperitivos, con derechazos que son medios pases y naturales que se quedan casi en un cuarto, aunque resulte todo bonitamente torero, mejor así que los pegapases, que ahijas a Garrido con su capote de paseo de luto riguroso y encima le das suerte y regalos y que estás por los dos aunque no vayas a verlos ni aunque te digan que son la leche…

Te quiero porque, por cariño y generosidad, premias con dos tardes a Urdiales que no es nada taquillero, y con otras dos a Garrido, menos todavía, con la justicia y el objetivo de valorar sus triunfos anteriores.

Y por poner a Garrido que, desde aquella novillada mañanera, casi sin público, no había estado bien ni en la alternativa, ni en Sevilla este año ni en San Isidro y sus actuaciones estaban contadas. Pero como en Pamplona y en Francia : el que triunfa tiene que volver. Chapó.

Te quiero porque apoyas a Ginés Marín en su séptima corrida de la temporada y le empujas para que salga adelante en una tarde peliaguda para él. No le pasó como años ha al “Niño de la Taurina” que a los dos meses de la alternativa, y sin torear casi, lo llevó Manolo Cano al
Bocho, a dos tardes y ahí queó como los pasos de la Semana Santa andaluza. Y había triunfado de novillero en Madrid matando seis como único espada.

Te sigo queriendo aunque haya visto las tres últimas tardes con desagrado, perdido el equilibrio y la alegría en la plaza, incluso con las palabras de Garrido, que no se corta, y cuidado, diciendo que el que no esté de acuerdo peor para él.

Y ver que sigues mimando  el cartel de los Ponce, Juli, Morante, Perera aunque la afición no les apoye  como antes.

Y pese a que no aprendan los del micro, lo que es mayoría (la mitad más uno), que no son 14 pañuelos y 20 espectadores chillando, aunque nunca lo entenderán como el significado de encerrona. Y que no todas, todas, todas –casi todas- las faenas son de dos y los toreros son sensacionales los que mediotriunfan y todos, todos –casi todos- merecen la puerta grande, y para eso vomitan y repiten miles de adjetivos encomiables. Los quieren hacer figuras porque sí y apenas lo consiguen. Los consagran, los reconsagran y son para ellos lo nunca visto…

Y aunque no se atrevan a preguntar a López Simón qué pasa y tiene que salir él disculpándose y diciendo lo de la desorganización del mano a mano. Un poquitín de periodismo, please, que da vergüenza. Menos coba y adulación y más preguntas necesarias y de cajón.

Cómo no te voy a querer, que dicen los del Madrid, si nos dejas ver por la tele todas las tardes en el encomiable trabajo del canal de pago aunque los comentarios nos torturen y aspiremos al canal de sonido ambiente, pese a que las entrevistas previas y durante la corrida sean repetitivas, aburridas e inoportunas por lo largas.

Y aunque sigamos soportando a Begoña, la alguacililla veterana y cansada, que parece una estatua de sal y no mueve ni un músculo para intentar coger las llaves que le llueven del palco. Igual que una boya a las que mueve el mar y a ella el caballo. Merece ya un descanso y una sustituta con movilidad. Adiós al binomio palco-alguacililla.

Me dueles y te quiero feria de Bilbao. Y deseo para ti lo mejor. Y es verdad que tenemos muchísimo problemas pero queremos que lo tuyo salga bien como nos gusta que les vaya estupendamente a nuestros hijos, parientes y buenos amigos.

¿Cómo escribir, no obstante, de esto teniendo tantos políticos estúpidos y dañinos, querer presentar a un terrorista a mando público lo que demuestra que esta sociedad está agusanada y hiede, políticos repugnantes y malvados que van a Venezuela a liarla más, dejar entrar en el Congreso a elegidos por el pueblo vestidos de pena y con melenas de llorar, acercarte al kiosco de prensa y comprobar la degeneración de España viendo las portadas de las de la basura del corazón y pagando sueldos de diputados y senadores a espectaculares ineptos y tragaperras con votaciones e investiduras de infierno para el pueblo y, en fin, en un panorama penoso con mil casos más como estos o incluso peores?

Te queremos Bilbao y lo seguiremos haciendo en el 2017. Cuenta conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: