cogida-andres-roca-rey (3)

Los gravísimos riesgos de la neotauromaquia

 

Los percances consecutivos que acaba de sufrir Andrés Roca Rey me han obligado a meditar muy seriamente sobre su caso que, hasta ahora, es – o era – el más espectacular y prometedor entre los toreros que están surgiendo con posibilidades de llegar a figurar en la primera fila que, si consiguieran instalarse arriba, también serían capaces de desplazar hacia abajo a los que no puedan aguantar sus empujes.

Lo que ocurre, por el momento, es que estos empujes están llegando más por la vía del arrojo que del valor consciente. Y de ahí los gravísimos riesgos que corren quienes basan su manera de torear – frecuentemente – mediante suertes inverosímiles con las que no pueden controlar ni mandar en las embestidas de las reses. Al contrario que con las del toreo propiamente dicho mediante lo que venimos llamando “pases”.

Se llaman así, “pases·, porque el toro pasa. Cuando pasan controlados y sometidos al mando del torero, y por ende, convenientemente templados, es cuando el toreo se manifiesta en su esplendor que goza de mayor o menor brillantez si quienes lo practican lo hacen con arte o con simple oficio sin los aditamentos que tienen que ver con el estilo de cada cual.

Estos pases son los que provocan el “olé”. Mientras que los que parecen milagrosos lo que provocan es el “ay” y el “huy”… Ambos gritos, son las expresiones de los espectadores que, en vez de gozar, se asustan. Y esto último es muy llamativo. Siempre lo fue dentro de lo que algunos tratadistas taurinos han calificado y valorado en sus  “elogios del alarde”.

Es cierto que los avances de la tauromaquia han ido llegando a medida que el toreo se perfeccionaba en cuanto a quietud, a cercanía y al temple. Fundamental esto último porque, si no hay temple, no han mando. Y sin no hay mando, los toros embisten a su aire y no al del mejor toreo.

En los alardes no se suele templar ni mandar y por eso es bastante normal que alcancen el cuerpo del torero, lo cojan y, en muchas ocasiones, hasta lo corneen y hieran. Pero la suerte también juega su papel en los trances de gran riesgo.

Tomando como ejemplo lo que ha ocurrido con Andrés Roca Rey, la suerte ha sido su gran compañera hasta que dejó de serlo. En la mayoría de las tardes que le hemos visto durante la presente temporada, ya he dicho en anteriores artículos y crónicas, que se ha salvado de milagro. Una especie de prodigios le han venido acompañando tarde tras tarde y pienso que el torero ha llegado a creerse inmune. Tanto, que llegó a despreciar totalmente el riesgo que corría. Claro que cada vez que toreó digamos normalmente, apreciamos las demás virtudes que le adornan. ¿Por qué insiste tanto en lo “otro”? No debería seguir haciéndolo cuando regrese a los ruedos. Si a caso, una o dos veces si viene a cuento. Pero nunca sistemática y abundantemente.

Por desgracia, la terrible realidad del riesgo se ha consumado en sus dos corridas de regreso tras el primer percance e, inmediatamente, en el terceo. Que fue totalmente fatal porque no solo afectó gravemente a la consciencia del torero, también y de qué manera a sus mentores de acá y de allá en su Lima natal.

Los comentarios que han llegado a mis últimos artículos, tanto en mi página como a través de mi cuenta en facebook, han ido pasando de ciertas críticas hacia mí a darme toda la razón. Con Roca Rey ya estamos todos, próximos y simples partidarios, más que preocupados.

Y con los toreros que le están imitando, también. Hace días, en Mérida, vimos a José Garrido – que posee un gran concepto del toreo – queriendo arrollar imitando los alardes de Roca Rey y también se salvó de purito milagro. Fue después de que Ponce cuajara una de sus muchas maravillas de esta temporada.

Recomendación. Intenten todos los nuevos aprender de Ponce, no del tremendismo en boga por muy llamativo y exitoso que esté resultando. Una cosa es jugarse vida – todos los que se ponen delante se la juegan – y otra buscar perderla aunque sea a tontas y a locas.

ULTIMA HORA SOBRE EL ESTADO DE ROCA REY

Roca Rey viaja a EEUU para recuperarse de sus lesiones
Andrés Roca Rey será sometido a un programa de rehabilitación intensivo.//FIT
SU VUELTA A LOS RUEDOS TODAVÍA ES UNA INCÓGNITA

Roca Rey viaja a EEUU para recuperarse de sus lesiones

Redacción se la pagina www.porelpintónderecho.com

Andrés Roca Rey viajará en las próximas horas a Miami (EEUU), donde será sometido a un programa de rehabilitación intensivo después de ser evaluado clínicamente y neurofisiológicamente mediante el estudio por imagen.

El programa, con más de 20 años de contrastada experiencia por grandes profesionales, está basado en la evaluación y rehabilitación de los jugadores de fútbol americano, que como es sabido reciben fuertes impactos en la cabeza durante los partidos.

El objetivo de los doctores Mohan Kottapally, Gillian Hotz, Kester Nettde y Aldo Berti, del Hospital de la Universidad de Miami, es que el cerebro del torero peruano vuelva a funcionar a pleno rendimiento para que su vuelta a los ruedos se produzca en inmejorables condiciones. Por tanto, y hasta que ello se consiga, la vuelta a los ruedos de Roca Rey todavía no tiene fecha fijada.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

10 Resultados

  1. Alfredo dice:

    No se cansa de escribir tonterías?? Los lectores sí, por eso esta usted donde esta. Y no se moleste y conteste como siempre hace, siendo un maleducado con los que no opinan como usted, ahí se queda con sus 4 lectores y sus 7 pseudónimos, Don Patético. No me lo publica pero se lo come, vaya si se lo come.
    Hasta nunca

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Váyase usted a donde más le gusta; A la mismísima mierda

  3. Sanlúcar dice:

    Estando de acuerdo en líneas generales con el artículo ( es cierto que toda esta obsesión de los atragantones no trae nada bueno) no puedo por menos que hacer una consideración: los dos percances de Roca Rey a los que alude no han sido intentando hacer ”alardes” ni intentando dar pases inverosímiles. Cierto que lo ha hecho durante toda la temporada librándose de milagro pero en Málaga lo cogió dando ‘pases’ naturales y en Palencia después de una tanda de derechazos, pase de pecho y luego intentando rematar con uno por bajo. Habrá sido casual pero las dos grandes volteretas han sido en este caso intentando torear normalmente.

  4. Oscar dice:

    Don José Antonio, coincido plenamente con su artículo. Torear no tiene que ver con el “ay” ni el “huy” sino con el mando que se ejerce sobre el toro a través del temple, con vaciarle el fondo a cada toro en base a la sabiduría. Tiene que ver con el conocimiento de terrenos, querencias y distancias para estructurar de acuerdo a las condiciones del astado, la faena adecuada…pero la “rechifla de inhumano coro” no lo entiende así. Los que aún no saben de qué trata esto miden en función al ay y al huy, al cambiado con toro crudo, a la rodilla en tierra, al arrimón, al pitón rozando la taleguilla. Para dicha subcultura taurina, el mejor torero del mundo es el que encaja en ese falso criterio de valor, asociado a la temeridad y al tremendismo, el que puede ser cogido en cualquier momento porque no tiene mayor control de lo que está haciendo.
    En lo que respecta a los dos últimos percances de Roca Rey, coincido con Sanlúcar en que ambos han sido haciendo toreo fundamental, pero hay un detalle que me impide pesar que deben ser atribuidos a lo imprevisible del toreo: Roca Rey estaba parado donde otros ponen la muleta. En Málaga estaba dando naturales en un palmo de terreno, a esa distancia no había salida posible si el toro se colaba ( como sucedió). En Palencia, luego de haber parado el tiempo con una tanda de derechazos, termina con el de pecho y se queda parado, cuando debió salir de la cara del toro o perder un paso.Por lo demás, muchos de sus otros percances sí derivan de “alardes” como la cogida en los testículos de Pamplona por abrir faena de rodillas con un toro en su querencia y medio rajado. Lo de Pamplona pudo ser terrible para el torero, afortunadamente la libró. Esta año han muerto Renato Motta, Víctor Barrio y El Pana, acá se muere de verdad. No hay que hacerle desplantes innecesarios a la muerte. Las volteretas merman facultades y a veces el valor se va en una cornada.

  5. Fmontini dice:

    Si lo que quieren es rebajar el exito de este joven torero con la monserga de que no tiempla y no manda estan equivocados o mintiendo, alguien que ha visto rantas corridas como el señor del Moral no puede equivocarse de esa manera….
    Yo que he visto algunas corridas en mi vida puedo decir que no solo tiempla y manda sino que sorprende con su variedad a publico y aficionados y esto lo hace diferente. Y coincido queen las ultimas volteretas no fueron producto de ningun alarde y puedo afirmarlo porque en ambas corridas estuve ahi.
    Lo que pasa es que RR ya se sta volviendo incomodo para algunos.
    Ya llegaran tiempos en wue arriesgue menos.

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Ojala lleve usted razón

  7. gregorio dice:

    A Roca Rey se le ha acabado la gasolina, almenos de momento, por tanto torear a un altisimo nivel. El percance de Malaga no se ha producido por torear en un “palmo de terreno” como alguien ha escrito. Sino por torear con demasiado pico y la muleta casi perpendicular al toro, que le vió y cogió. Precipitada fué su reaparición y eso se ha notado en la falta de reflejos en la cogida de Palencia. Digo esto porque ahora hay muchos que creen que los toros cogen a los que se ponen en el sitio de las cornadas (casos ahora de Roca Rey, Jimenez Fortez, Escribano) e intentan crear falsos mitos (y digos falsos porque o todos los toreros son heroes o ninguno lo es). Pero es todo lo contrario, porque las cornadas siempre vienen por errores del torero, como todas las grandes figuras han reconocido. Roca Rey es un privilegiado y tendrá tiempo para corregir sus defectos porque va a ser Figura grande. Pero ahora hay que recuperarse al 100% y no le vienen bien estas alabanzas a su faceta más tremendista (que es la que personalmente menos me gusta)

  8. Oscar dice:

    Si Roca Rey en el percance de Málaga hubiera estado toreando con el pico de la muleta, como alguien ha escrito, le hubiera cabido otro toro para ligar el tercer natural y no habría sufrido el percance. Cuando el toro se revuelve después del segundo natural, Roca Rey queda descolocado y destapado (coincido en eso) para seguir haciendo el compás y se origina el percance.

  9. Fmontini dice:

    Muy analíticos y muy aburridos con el percance de Roca Rey, no pierdan el tiempo, porque en cuanto vuelva a torear se van a hartar de aplaudirlo como hasta ahora

  10. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Eso espero y deseo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: