?Quien intente acabar con los toros lo pagará en las elecciones?.

Publicado en LA GACETA por Santiago Mata

 

Lleva 40 años como crítico taurino, pero su pluma faltaba en la prensa escrita desde hace 11. Con él llegan a los lectores de LA GACETA la independencia y la sinceridad de un experto de lujo.

 

-¿Se acabarán los toros?

 

-La fiesta tiene una fuerza tremenda. No hay quien pueda  acabar con ella. Hay gentes en contra, algunos violentamente. Y tambien antitaurinos por exclusivos intereses políticos.

 

-¿En Cataluña?

 

-Sí. Pero es muy difícil terminar con los toros. Sería costoso electoralmente. Los socialistas, que son los que podrían tener más coste electoral en toda España si se supiera que allí votaban en bloque contra los toros, o si dejaran libertad de voto, han decidido votar en bloque que sí, o sea en contra de una ley que prohíba los toros.

 

-¿CiU se queda sola?

 

-Sí entre los que están en contra aunque podrían defenderla. Al final eso será lo que se vaya a ganar para la fiesta. Es una barbaridad, un ataque a la libertad y los que esgrimen que la fiesta taurina es netamente castellana y andaluza, están equivocados históricamente. Los toros también tienen origen catalán y pos supuesto vasco. En Barcelona había tres plazas y pasaron muchos años siendo la ciudad que daba más espectáculos taurinos cada temporada.

 

¿Hay toros sólo en España?

 

-También han arraigado en Portugal, en Francia y en muchos países de América. Incluso en Italia hubo corridas. Plazas francesas como las de Arles, Nimes, Dax, Bayona y Mont de Marsan son tenidas por tan importantes como cualquiera de las de España.

 

-¿Decae la calidad?

Ha decaido sobre todo la buena afición. Actualmente las plazas se llenan de un público de aluvión, variopinto y variable. Claro que en las corridas importantes se nota la mejora del comportamiento del público, más atento a lo que sucede en el ruedo y desde luego más entendido que acude exclusivamente a ver el espectáculo. En este sentido las que están dando la pauta son las plazas francesas.

 

-¿Se recortan las astas?

 

-Hay muchas corridas en plazas de tercera y portátiles que, cuando las televisan, se ve claramente que los toros no tienen buena presentación.

 

-¿José Tomás es un innovador o un prestidigitador?

 

-José Tomás es un torero importante por su manera de hacer, pero no está cumpliendo con lo que se debe exigir a una gran figura: Acudir a los más grandes e importantes escenarios durante toda la temporada, compitiendo con todos y matando toda clase de ganaderías.

 

-¿Está justificado o dosificado el sufrimiento de los animales?-

 

-La lidia trasciende de la parte sangrienta o más desagradable y, además,  puede convertirse en un espectáculo artístico. Eso pasa cuando la conjunción entre el toro y el torero es perfecta. Se produce una emoción estética superior incluso al mero enfrentamiento de un hombre con una fiera. Quienes  tienen la suerte de ir por primera vez y ver una de esas corridas extraordinarias, se hace aficionado para toda su vida, yo lo he visto en muchos extranjeros.

 

– Pero el toro no es una fiera agresiva, sino que trata de huir…

 

-Los toros bravos “huyen” acometiendo, los mansos no quieren pelea y se van en busca de cualquier salida. La lidia sirve precisamente para mejorar el comportamiento del animal. Los aficionados disfrutan de ese procedimiento de mejora o empeoramiento del toro. Es un espectáculo muy intelectual.

 

-Imposible sin sangre.

 

-Los grandes toreros y picadores lo hacen bien para que el toro quede lo mejor posible para ser toreado con limpieza, con lentitud y con belleza en la muleta, que actualmente es el tercio que tiene más relevancia.

 

-¿La mejor época del toreo?

 

-Los años cincuenta y los sesenta fueron una gran época. Ahora estamos en un momento de grandes figuras: Los veteranos Enrique Ponce, Juli y José Tomás; y una generación de toreros nuevos, como Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera, José María Manzanares, El Cid…, con un gran artista en pleno rendimiento como Morante de la Puebla, que es un artista con mucho valor. Hay 25 toreros que pueden competir en las grandes ferias.

 

-Un nombre del pasado.

 

Antonio Ordóñez. Los dos toreros que han sumado más el valor y el arte de los que yo he visto han sido Antonio Ordóñez – predominando en él la majestuosidad de su toreo con algo de irregularidad –  y Enrique Ponce, con una regularidad extraordinaria porque lleva 20 años de primera figura y es quizá el torero, en cuanto a destreza y maestría, más impresionante que he visto jamás.

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: