Medellín (Colombia). Triunfan Castella y Bolívar en un buen concurso de ganaderías

Plaza de toros de Medellín (Colombia). 30 de enero de 2010. Seis toros de distintas ganaderías colombianas. Sebastián Castella: Estocada fulminante (ovación), estocada (dos orejas) y estocada (dos orejas). Luis Bolívar: Estocada al encuentro caída (dos orejas), estocada y descabello (silencio), pinchazo y estocada trasera (oreja).

 

La expectación giraba en torno a los toros por tratarse de una corrida concurso. Los seis se lidiaron len el orden que decidieron los toreros y no por antigüedad. El primero de la tarde correspondió a Sebastián Castella, del hierro de Achury Viejo, que tomó dos puyazos y resultó manso encastado, por lo que Castella obró un largo trasteo en el que se impuso dada las exigencias del toro.

El segundo, de Ernesto Gutiérrez, hizo una buena pelea, tuvo  clase en la muleta y permitió a Luís Bolívar estar muy a tono y con variedad en el uso de las telas. La suya fue una faena emotiva con petición de indulto denegado por terminar el toro algo distraído.

El tercero, de Las Ventas, terminó noble y con gran clase ante la muleta de Castella que sobresalió con su toreo de quietud y la perfección de sus toques para mantener al animal con hilos de seda. Al final del trasteo soltó la muleta y cogiendo el estaquillador por el extremo, con las telas chorreadas, hizo alarde de poderío para una estocada y dos orejas que coronaron esa sensacional demostración.

El cuarto, de Monterrey, sacó gran clase en su embestida e hizo el avión en algunas series, pero al final se rajó tras un buen trasteo de Bolívar que supo entenderlo y plantearle una excelente lidia.

El quinto, de Fuentelapeña, embistió incansable a la muleta de un Castella poderoso y largo que trastocó el recinto en un festejo delirante. Derechazos, naturales, redondos, capetillinas. La mejor versión de un Castella que puso a todos en pie.

El sexto despertó tras dolerse en banderillas y embistió con dulzura por el lado derecho, por donde Bolívar le arrancó derechazos de rodillas en el inicio del trasteo para torear luego en el tercio. Por el pitón izquierdo tuvo más agresividad el toro aunque  menos ritmo. Sin embargo, a fuerza de intentarlo, El caleño consiguió cuajar muletazos sin tropiezos.

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: