20bucar02a014_big_tp

1ª de la Temporada en Medellín (Colombia). Hermoso pleno

Jorge Arturo Díaz Reye
 

 

Pablo corta cuatro orejas a dos distintos toros de Gutiérrez. Castaño se arrima, Libardo echa clase, tocando pelo, y Castrillón debuta con decoro. Cuajados y serios los de Achury Viejo 

Los seis toros de Achury Viejo, (en Jandilla y Conde de la Corte), negros, con leña, con poder, muy criados, cuatro cinqueños, constituyeron, sin duda, el encierro de más trapío y seriedad en lo que va de la temporada nacional. Por encima de la media tonelada promedio, pero no gordos, mostrando los bordes de los músculos y las puntas de los huesos intimidaban, pura fibra. La mayoría fueron aplaudidos de salida, pero el séptimo arrancó una gran ovación apenas apareció. Astifino y veleto, enmorrillado y astracanado, con 550 kilos llenó la plaza, pero no terminó bien. Desafortundamente se emplearon a fondo en los dos primeros tercios, y vinieron a menos en el último, parándose del todo algunos y otros defendiéndose. Que duras varas a los que mejor pintaban, que un par de costaladas el buen 6º, bien, pero el hecho es que no tuvieron buenos finales.

Javier Castaño, prometió cosas, sacó una silla, se sentó en ella, pegó dos por alto, se paró dio dos derechas y uno de costado, pero luego se quedó sin embestidas. Con sus dos se arrimó hasta que le gritaron ¡No más! A uno le puso una estocada lateral y al otro, pinchazo, media y dos descabellos.     

Manuel Libardo, fiel a su vocación de toreo pulcro y clásico, echó temple, quietud y lentitud con el segundo. Quizá el mejor de la tarde, pero que traía un par de agujas, tumbó a Cayetano y emocionó en banderillas exigiendo a “Chiricuto”. Faena corta, sobria, de predominio derecho y salpicada con unos molinetes de la casa. Un estocadón, una oreja, petición de otra denegada y palmas al arrastre. Al sexto que se quebrantó, porfió leal, sin descomponerse, pero no lo mató bien.

Luís Miguel Castrillón, debutó en su tierra con la tercera corrida de su carrera y con el más imponente lote de un encierro que lo fue todo. Lo primero, es que no se mosqueó, vale. Con una corrección y sobriedad que algunas lenguas fáciles, tacharon de frialdad y otras de falta de actitud, el joven paisa se les puso por la cara, en los medios, de largo y en corto, por un lado y por el otro, tragó sin echar pata atrás, cuando tuvo que hacerlo, y cuando el tercero metió la cabeza le pego un par de tandas muy arriñodas y de alto mérito. Sin embargo, con el acero falló en ambos turnos, saludando en el de la presentación.   

Pablo Hermoso, por las mañana se vio involucrado en un baile de corrales. Que dos de Gutiérrez, luego que dos de Vistahermosa, después que dos de Achury, para finalmente quedar con los primeros. Daba igual, Pablo ni toro necesita, es tal el efecto que causa en las masas. El cuarto fue seguidor a fondo y con fijeza, le hizo de todo, formó un pandemónium y le cortó las orejas. El octavo bravucón se paraba y tonteaba, igual le hizo de todo, formó un pandemónium  y le cortó las orejas. Como Pablo no hay. Nota: A este último, cuando agonizaba, “Disparate” le cogió a mordiscos, tres, en el cuello, y las ancas. La parroquia llegó al paroxismo con ello. Me pareció un exceso. Al toro hay que respetarlo, sobre todo en la hora de la muerte. La corrida es un rito.

Torear con el navarro es un problema, el asunto no es si se triunfa sino si se le puede acompañar en su triunfo seguro de antemano. Matando al cuarto con un rejón contrario, mucho, y trasero, le dieron dos orejas. Qué le habrían dado si lo coloca en la cruz. No sé. Pablo es Pablo. 

FICHA DEL FESTEJO

Sábado 18 de enero 2014. Centro de espectáculos Macarena. 1a de temporada. Sol y nubes bajo techo. Media entrada. Ocho toro, 6 de Achury Viejo bien presentados y cuajados, que fueron de más a menos. 1o pitado, Aplaudidos 2º y 30, los demás silenciados. Dos toros deErnesto Gutiérrez (4º y 8º) reglamentariamente despuntados para rejones, uno encastado aplaudido y el otro bravucón silenciado.

Javier Castaño, silencio y silencio.

Manuel Libardo, oreja y silencio.

Luís Miguel Castrillón, saludo, y palmas.

Pablo Hermoso, dos orejas y dos orejas.

Incidencias: Saludaron Jaime Mejía  tras parear al 1º y “Chiricuto” tras parear al 2º, al finalizar la corrida Pablo Hermoso salió a hombros por la puerta de San Juan.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: