Luis-David-Adame-

Guadalajara (México). Luis David cayó de pie; sin toros Morante y Roca Rey

¡Qué tarde para toros..! Eolo durmiendo la siesta y el cielo de azul purísima, con un tráfico endemoniado que propiciaba el retraso, máxime por el adelanto de la hora para el comienzo, de las cinco a las cuatro, en sábado y con balompié de clásico local, buena entrada de pasado dos tercios con un cartel de toreros muy atractivo que hacía esperanzar triunfos, sólo que…

Que el hombre propone, Dios dispone, llega el toro y…  lo descompone.

Manifestación patriota con charros portando el lábaro nacional para rendirle honores, con cierre de canto del Himno Nacional Mexicano entonado por todo el público y…

Y ganado de Teófilo Gómez bien presentado, varios con belleza de lámina, bien cortados y astifinos de defensas, para la categoría de la plaza, que acudieron con medida a las puyas recibiendo dosificado castigo, ya que de fortaleza y brío no estaban sobrados, varios parándose y doblando los remos a la salida de los pases. Tuvieron movilidad y nobleza como una patente falta de casta que les hacía olfatear, rascar y regatear las embestidas, saliendo de los engaños con las cabezas altas y varios distraídos sin repetir.

Destacaron tercero y sexto, pero el resto, deslucidos, mansos, sin emotividad alguna, obligando a los diestros a sobarlos para intentar sacar algo de lo muy poco que traían, poniendo de manifiesto la desesperante mansedumbre para toreros y público.
Morante no tuvo su tarde al pechar con el peor lote del sorteo. Primero con un berrendo en castaño, careto y coletero, flojón y sin enjundia, el excepcional pinceló algunos buenos momentos midiendo al burel, pero su falta de fuerza deslució el trasteo, dejando medidas muestras del arte incomparable del artista andaluz que despenó de estocada tres cuartos y un golpe de descabello para recibir palmas.

Con el cuarto, sin suerte de nuevo, José Antonio estuvo voluntarioso sacándole con tirabuzón algunos ayudados con la derecha y naturales con la zurda, pero ante una res parada, simplemente no, que no se puede sacar agua de las rocas terminando de dos pinchazos, media y entera en sitio que bastaron.  Ojalá que en la próxima corra con mejor fortuna.

Y similar suerte corrió ese monumento al valor, a la entrega y a la absoluta vocación que es Andrés Roca Rey, tan esperado en esta plaza tapatía en la que ha brindado faenas impactantes que le han acendrado en la afición haciéndole de sus favoritos, pero…

Pero el espigado chaval de la bella tierra del Perú, necesita de un toro que le vaya de largo, que acuda con transmisión, con poder, que le repita para encender la mecha de su toreo.  Con los dos que le salieron, nada más que tesón, entrega, valor y cabalidad pudo ofrecer cuando tenía que sobarlos, y sobarlos para que medio acudieran a su muleta, viéndose él con un sitio de figurón y unos recursos que le permitieron exprimir a sus deslucidos astados recibiendo un aviso por lo prolongado de su labor, finalizando de pinchazo y estocada entera tendida, para salir al tercio a recibir la ovación.

Con el quinto, intentó todo con una voluntad manifiesta que superó con mucho las condiciones del burel. Quiera la suerte que cuando vuelva al coso guadalajarense cuente con suerte mejor, que hay torero grande y con caché de figura, ahora, con apenas 20 añitos.

A Luis David Adame de la dinastía aguascalentense que puntea su hermano Joselito, le he venido viendo desde becerrista en España, en donde destacó extraordinariamente colocándose como cabeza del escalafón novilleril, y recibiendo la alternativa en la arena gala de Nimes en cartelazo de lujo.  Y desde su inicio le ví la condiciones extraordinarias que seguramente le llevarán a un sitial de figura del toreo.

Escribo esto, porque conjuntar en un chamaco el valor, la cabeza clara que le permite entender a los toros, y encima una proyección artística que desborda en un mando y un temple de excepción, y una vocación, una afición enmarcadas en un toreo de ritmo, de cadencia, de lentitud que le permite deletrear los tiempos de los pases, pues ya…  ya puedo decir el nivel al que puede llegar.

Llevándose el lote mejor, brilló con la capa lanceando a la verónica, instrumentando chicuelinas, quitando por saltilleras y luciendo por zapopinas que le valieron carretadas de aplausos, para con la flámula plantear dos faenas bien estructuradas, hilvanando series de ayudados con la diestra y soberbios naturales con la de cobrar, girando tan solo, reponiendo lo justo, rompiéndose la muñecas y quebrando la cintura con la zapatillas bien clavadas, rematando con sendos pases de pecho que fuerte se le jalearon.

En la parte última de sus trasteos, luego de haber medido muy bien a sus toros, arrojando el estoque simulado, impacto con bernadinas naturales y luquecinas para, cuando el moro le pidió la muerte, luego de un intento fallido al no embestirle el astado, sepultar la espada en sitio haciendo la suerte de recibir con pureza y decisión, ganándose a ley las dos orejas del tercero, estando en el que cerró plaza en tenor similar entusiasmando al cónclave que, de no haber fallado con el acero con media tendida y tres golpes de descabello, también hubiese tocado pelo redondeando su actuación.

De pie, auténticamente de pie ha caído Luis David ante la afición de Guadalajara ganándose futuros carteles que, insisto y repito, estamos ante una figura del toreo mexicano, cuando tanta falta está haciendo.

Y el adiós de un torero, siempre emociona. Se despidió tras una carrera de 17 años como varilarguero Bernardo Hernández “La Chiva”, originario de tierra tijuanense, dando la vuelta al ruedo y siendo felicitado por sus compañeros como ovacionado por la afición.  Suerte de la buena en su futuro.

Por cierto a reloj parado, tal vez pongan uno de arena, más práctico y económico…

Y hablando ya de “economía”, poca… muy poca…  pero que muy poca… atención para el público asistente, cuando apenas arrastrado el que cerró función, caída la noche, apagaron las lumbreras obligando salir a obscuras del coso… Bendita cortesía y… y mejor educación. ¡Bah!

F. Baruqui

F. Baruqui

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: