perera9-U10107650555HIF--420x236@abc

6ª de Fallas en Valencia. Un incompetente y dadivoso presidente regala la puerta grande a Perera

Valencia. Plaza de la calle Xátiva. 16 nde a Pererade marzo de 2017. Sexta de feria. Tarde en gran parte aburrida con una corrida de Victoriano del Río que echó tres toros muy manejables (tercero, cuarto y quinto) y otros tres deslucidos en distintos grados (primero segundo y sexto). Bien presentados sin excesiva cornamenta. Sebastián Castella (rosa y oro) hartó al personal en dos insulsas labores de largo metraje en las que no se escuchó un solo olé. Miguel Ángel Perera (verde inglés y oro) se tropezó en segundo lugar con un toro que se rajó enseguida y cortó dos orejas del mejor quinto al que toreó empeñoso en otro largo trasteo que solo le llegó al público con un limpio arrimón final y una certera estocada. La presidencia accedió a concederle una segunda oreja que fue protestada antes y después del pasear el anillo. El local Román (nazareno y oro) anduvo valentísimo aunque vulgar con el potable tercero del que cortó la primera oreja de la tarde y se estrelló con el sexto que fue el peor del envío. Los momentos más brillantes y puramente toreros de la tarde los protagonizaron los dos extraordinarios peones de Perera, Javier Ambel y Curro Javier en sus intervenciones con las banderillas. Como asimismo los de Román, Azen El Sirio y Raúl Martí en el sexto toro. Los cuatro escucharon las ovaciones más encendidas y merecidas del festejo. Se llenaron los tendidos de sol y se cuajaron aparentemente los de sombra en tarde soleada y muy fresca.

Miguel Ángel Perera

Entrar en detalles sobre el desarrollo de la corrida salvo en contadas ocasiones, sería tan aburrido como casi todo el festejo. Duele decir esto sobre un espectáculo en el que intervinieron dos figuras del toreo en la lidia de cuatro reses de una importante y famosa ganadería, de la que también cabe afirmar que esta vez no echó los toros que suele. Ya hemos dicho en la entradilla que hubo tres potables y tres infumables. Pero es que lo que hemos de exigir a las figuras es que sean capaces de superar las condiciones de sus oponentes, sean estas cuales sean. No ocurrió ayer esto sino todo lo contrario.

Román vivió un dramático momento

Primó la vulgaridad. Y ya que hablo de vulgaridad, cabe afirmar que el naturalmente vulgar Román fue quien se comportó con más sincera entrega frente al tercer toro, el mejor de los suyos. Su incuestionable valor y la quietud con que toreó a este animal, dando de sí lo máximo que puede dar este tosco torero, cogido en el arranque la faena de rodillas y al borde de lo mismo cuando la estaba terminando, mas su entrega en el estoconazo con que mató, justificaron la oreja que le concedieron. Hemos de disculparle también de su torpe labor con el pésimo animal por enseguida parado que cerró la tarde.

Pero entrando ya en la concesión de una segunda oreja absolutamente inmerecida a Miguel Ángel Perera tras su faena al quinto toro, no solo cabe censurar al presidente de turno que, al concederla, demostró que es un pésimo aficionado indigno de ocupar el palco. Ello demuestra lo inconveniente de que varios presidentes – creo que son tres los que alternan en Valencia – actúen con criterios distintos y hasta opuestos a la hora de valorar lo hecho por la responsabilidad que les incumbe en dar o no una segunda oreja como establece el Reglamento. Perera había estado simplemente bien en su labor muletera, basada sobre la mano derecha con el inconveniente de lo mucho que se desentendió el  toro de lo que le estaban haciendo, suelto de muchos muletazos. Una faena que, hasta en su tramo final, no provocó el entusiasmo de la mayor parte del público asistente. Salvo en su tramo postrero, no despertó mayor interés. Fue precisamente lo mejor que llevó a cabo el extremeño en uno de sus famosos arrimones, por cierto limpísimo en esta ocasión y la muy buena estocada pese a quedar trasera, lo que despertó más la atención de la gente, llevada de las ganas que tenían de mostrar su contento en una tarde tan aburrida. Perera no debió aceptar esa segunda oreja porque es una figura del toreo. No hubiera sido la primera vez que, en la misma tesitura, cualquiera que se tenga por figura le hubiera entregado el regalo a uno de sus peones antes de dar la vuelta al ruedo. Como tampoco que se hubiera negado a salir a hombros. Una figura que se precie de tal no debe caer nunca en aceptar limosnas porque quienes más saben lo que merecen o no, son precisamente los mejores toreros. En fin… Nada que objetar sobre lo imposible que le fue a Perera meter en cintura al segundo toro de la tarde que se rajó después de la segunda tanda con la derecha y no hubo manera de que aceptara los naturales que quiso darle el de la Puebla del Prior.

Respecto a lo que llevó a cabo Sebastián Castella con sus dos toros, tanto frente al desclasado que abrió plaza como con el mejor de su lote cuarto, no hay más remedio que lamentar lo pelmazo que anduvo dando infinidad de pases sin sentirse lo más mínimo. No escuchó ni un solo olé durante sus dos larguísimas faenas hasta el punto de hartar a los espectadores que empezar a pitar por cansados de su insistencia en seguir y seguir y seguir…. para nada. Estas prorrogas demuestran que son los propios toreros los que no se muestran conformes con lo que están haciendo y, si continúan, es porque saben perfectamente lo mal que han estado. Baldío tesón en busca de lo imposible, extralimitándose por ver si arreglan el fiasco.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. joselito dice:

    Pues efectivamente, increíble concesión de la segunda oreja a Pereda que ni siquiera era pedida por toda la plaza. Parecía que el Presidente lo tuviera premeditado de antemano… Castella aburrió hasta a las ovejas, algo que a estas alturas, tampoco nos sorprende de este torero, muy valiente pero poco más. Y a Román lo vi con el valor y la voluntad de siempre pero sin demasiada evolución en su toreo. A base de valor, probablemente coma de esto pero no creo que podamos esperar mucho más. Perera bien, pero sin entusiasmarnos, ni mucho menos. Ya veremos como evoluciona esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: