faq-plaza

Invertir en publicidad y en marketing depara esplendidos resultados

Internet, la telefonía móvil inteligente y las redes sociales están influyendo notabilísimamente en nuestras vidas y en los aconteceres de cualquier faceta. Desde la política hasta los espectáculos, tenemos a nuestra disposición una enorme cantidad de noticias que en el particular caso del toreo y de su mundo, no pocos lo están aprovechando para rodear sus programaciones con gran cantidad de sugerencias, anuncios, apoyos e ilusiones que, bien y masivamente vendidas, están consiguiendo que los públicos se agolpen en las taquillas de las plazas de toros como hacía tiempo no sucedía. Las magníficas entradas que se están registrando en los primeros festejos celebrados en la plaza de La Ventas de Madrid, lo atestigua. Tengo por seguro que sin tamaña campaña publicitaria, las entradas hubieran sido bastante menores.

Quienes están a la cabeza de tales propósitos, realmente encomiables, son Simón Casas, su providencial socio, Rafael García Garrido (Nautalia),  y su gran equipo de colaboradores con José Ramón Lozano como director del la parte más visible del asunto.

Bien es cierto que otras empresas también están procurando publicitar más de lo que venían haciendo los espectáculos que organizan. Deberían insistir en ello. La plaza que, tras la de Las Ventas, más empeñada está en la promoción de La Fiesta es la de La Real Maestranza de Sevilla, gestionada por Ramón Valencia, antes Pages. En tal propósito, utilizan los magníficos servicios que le proporciona la empresa “Toromedia”, dirigida por el gran periodista José Enrique Moreno quien, a la vez, dirige la promoción de varias figuras del toreo y de otras empresas taurinas como la de la plaza de Murcia que no le va a zaga a las mencionadas como principales.

Claro que, luego de conseguir mayor afluencia de público a las plazas, llegan los resultados artísticos de los espectáculos programados. Toreros dispuestos a luchar y a superarse, no faltan actualmente. El panorama de diestros cimeros es más que notorio. Y los interesantes de cara al inmediato futuro es realmente ilusionante. E igualmente, abundan ganaderías de bravo que son las que más influyen en la mayor o menor bondad de los festejos porque de ello depende en gran parte que el toreo brille o no en todo su esplendor. En este aspecto es en el que las empresas menos pueden acertar porque el juego dan los toros depende de tantos factores que resulta verdaderamente difícil lograr plenos. Sin embargo, este factor es el que proporciona uno de los grandes alicientes del espectáculo taurino: La incertidumbre. Nunca, nadie supo ni sabe ni sabrá lo que va a ocurrir en las corridas aunque lo más lógico sea que, cuanto mejor sean los toreros actuantes y más prestigio tengan las ganaderías anunciadas, más posibilidades hay en los aciertos.

Por lo que respecta a la plaza de toros de Las Ventas y, más concretamente, a su ya anunciada feria de San Isidro más las añadidas de La Beneficencia y la de La Cultura de la presente temporada, cabe apuntar la al parecer inevitable y escasa participación de las figuras del toreo en relación a la cantidad de festejos que la componen.  En tal carencia influye la carestía de sus emolumentos y el temor que todos, principalmente las figuras, le tienen a los sectores intransigentes del público. Comportamiento que está por ver si se consigue corregir porque una cosa es exigir al máximo a los toreros más capaces y otra reventar sus actuaciones de manera evidentemente preconcebida. Resulta cuando menos curioso además de intolerable que en la plaza de Las Ventas los éxitos no solo dependen del juego que den los toros y de la categoría profesional de los toreros, también del comportamiento de público. Y eso solamente ocurre en Madrid. Es urgente, por ello, que la empresa se empeñe también y seriamente en la buena educación taurina del público. Misión pendiente, pues, que espero y deseo se lleve a cabo con diligencia y con todos los medios posibles.

Mientras tanto y en cualquier caso, el éxito de esta feria tan larga en la que actúan toreros de todas las clases, siempre depende de que los mejores toros que salgan caigan en manos de los mejores toreros. El factor suerte, es esencial y eso solo depende del destino…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

5 Resultados

  1. gregorio dice:

    Es de agradecer la promoción de la Fiesta que hace la nueva empresa de Las Ventas. Lastima que no todo sea perfecto (cuentan de fallos en el programa de mano o de interminables colas para recoger entradas de internet). Pero todo irá mejorando. Por cierto los fieles lectores de estas paginas desean leer su anális de los carteles de Madrid y Sevilla

  2. joselito dice:

    El marketing hace, desde luego, pero no nos engañemos que el entradón que hubo en Madrid el domingo de Ramos fue porque se anunciaban los toros de Victorino. El mismo cartel con toros de Algarra o de Perera, por citar a algún hierro del monoencaste que no se reservan para sí mismas las figuras, como mucho un tercio de plaza. Y es que Victorino y Miura, a pesar de haber perdido fuerza porque cada vez somos menos los aficionados y más el público de verbena, son las dos ganaderías que por sí mismas le dan fuerza a un cartel, toree quien toree, y por tanto, son capaces de llevar gente a la plaza.

  3. mariano dice:

    Quiero recordar que hace un par de temporadas las Ventas registró un lleno total gracias a la encerrona de Fandiño un Domingo de Ramos (dia en que el de Orduña empezó su declive). El pasado domingo la plaza no se llenó porque el cartel no era muy rematado.

  4. joselito dice:

    Así es Mariano pero también es cierto que Fandiño estaba entonces en un momento en el que podía dar el salto a figura y que se encerró con 6 toros de 6 encastes diferentes y de ganaderías muy del gusto de Madrid y de cualquier aficionado del mundo que le de al toro la importancia que merece. Eso le dio también mucho aliciente al cartel ya que si no recuerdo mal, los toros eran de Cebada, Partido de Resina, Palha, Adolfo, Victorino y Escolar. Casi na. Luego salió como salió pero fue un gran gesto del torero y un gran acierto de la empresa saliente.

  5. joselito dice:

    Cometí un error en mi comentario anterior y es que Fandiño no mató toros de 6 encastes diferentes sino de 4 ya que, como la mayoría de ustedes saben, Adolfo, Victorino y Escolar pertenecen al mismo encaste: Albaserrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: