09520001_1414918596163_71_20_0_gra-720x340

3ª de San Marcos en Aguascalientes (México). El Payo a base de raza sale a hombros por una oreja de peso de Barba

A pesar de los que se dicen puristas y grandes conocedores de la Fiesta Brava, no puede ser que la mayoría de la concurrencia a la plaza esté de acuerdo y ellos no, aquí lo verdaderamente importante han sido las inobjetables actuaciones de los diestros Octavio García “El Payo”, quien se alzó con el triunfo al obtener dos apéndices por un arrimón de verdad, lo que le redituó una aclamada salida en hombros, y de Fabián Barba, quien hizo relucir su reconocido oficio y técnica para darle la lidia adecuada a los toros, logrando la obtención de una más que meritoria oreja en la que fue tercera corrida de la 189ª Feria Nacional de San Marcos 2017. Su alternante, el segundo espada en el cartel, el alicantino José María Manzanares se dejó ver más que esforzado con un lote que no le ayudó para desplegar su tauromaquia de arte.

Ante nuevamente casi tres cuartos de entrada en el coso Monumental en tarde con llovizna media hora antes del festejo, cielo despejado que se tornó nublado y algo de viento, se lidiaron seis ejemplares de la dehesa guanajuatense de Begoña, que no dio el juego que se esperaba, siendo los astados que más dejaron torear, los jugados en primero y quinto lugares.

El torero local Fabián Barba ha tenido una actuación en la que evidenció un magisterio indiscutible al primero de su lote, llamado “2 Diecinueve”, luego de prácticamente enseñarle a embestir, lo que el toro hizo que fuera a más pero terminó yendo con la cabeza arriba. Sin embargo, el buen toreo de Barba hizo que lograra tandas estupendas por ambos lados, sobre todo por el derecho. Mató de estocada ligeramente delantera y desprendida para obtener un meritorio apéndice. A su segundo, tras brindarle su trasteo al empresario y ganadero de la tarde, Juan Pablo Bailleres, Fabián a base de saberlo esperar y darle su tiempo al begoñés terminó por sacarle muletazos de mucho mérito por ambos perfiles. Fue una auténtica faena machacona, además de pisar terrenos comprometidos. En lo personal nos pareció que alargó la faena, misma que cerró un abaniqueo para matar de estocada baja y desgraciadamente tener silencio.

El ibérico José María Manzanares, con un lote poco propicio, ha derramado toda su intención por agradar y dentro de ella se le pudieron apreciar y jalear pasajes de su arte purísimo que le viene de heredad. A su primero le dio cuatro verónicas, dos con el compás abierto y dos a pies juntos, rematando todo con soberbia media que fue una pintura. Con la muleta, a pesar del viento y la poca colaboración de su antagonista, logró una faena empeñosa y torero por ambos pitones, destacando lo que hizo por el derecho y sus plásticos y estéticos adornos. Terminó de estocada caída y otra entera para ser aplaudido. En su segundo, el quinto de la tarde, un vistoso berrendo en jabonero y chorreado, veroniqueó con buen trazo y se podía adivinar una estupenda faena pero fue de más a menos por las condiciones del astado. Aun así, Manzanares logró muletazos de calidad y clase, además de aguante dada la poca fuerza del burel. Buen toreo a media altura y con la espada anduvo desacertado para escuchar pitos tras un aviso.

El queretano Octavio García “El Payo” a su primero lo lanceó con voluntad. Buena puya del piquero Salomón Azpeitia. Con la sarga, a un ejemplar sin fuerza y soso, el rubio diestro se dejó ver valiente y más que dispuesto hasta lograr muletazos de mucha valía. Falló con la toledana y la verdad sea dicho el público lo pitó de manera injustificada tras el esfuerzo que hizo el torero. Pero lo impresionante vino en el toro que cerró plaza, de nombre “Por Siempre”, con el que “El Payo”, “remando contra corriente”, hizo gracias a su enjundia y firmeza torera que se pegará un arrimón de verdad, sin cuentos. Veroniqueó valiente no obstante el viento. En varas el montado Jorge Morales sufrió un tumbo. Con la franela, Octavio se dio a estructurar una labor por medio de pases vaciando por alto de inicio para después darse a torear por naturales con empeño y derechazos machos, recios y de mucho empaque, ligando ya a esta altura de la faena y en la querencia natural del astado, en toriles, en un palmo de terreno y sin enmendar, dejándose rascar los muslos con los diamantes de los pitones. El trasteo se tornó dramático y ahí seguía con su valor “octaviano” a un astado áspero y complicado, engarzando lances como el cambio de mano por la espalda para dar un natural y derechazos sensacionales. Terminó de estocada tendida y se le otorgaron dos apéndices, con algunas protestas por el segundo trofeo, por lo que ambos apéndices se los guardó en el chaleco y así al final salir en hombros.

FICHA 

Aguascalientes. Tercera corrida de la 189ª Feria Nacional de San Marcos. Sábado 22 de abril de 2017. Coso Monumental. Entrada: Casi tres cuartos en tarde con llovizna media hora antes del festejo, cielo despejado que se tornó nublado y algo de viento. Toros de Begoña, que no dieron juego que se esperaba, siendo los astados que más dejaron torear, los jugados en primero y quinto lugares. Fabián Barba: Una oreja y silencio. El alicantino José María Manzanares: Palmas y pitos tras un aviso. Octavio García “El Payo”: Pitos y dos orejas, con salida en hombros. FUENTE: “suerte matador”)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: