87708

5ª de San Marcos en Aguascalientes (México). El toreo caro de Sergio Flores convence a Aguascalientes en un día grande

Como cada año, la corrida más esperada en la Feria Nacional de San Marcos, en su coso Monumental, la del 25 de abril, día en que se venera al evangelista, ahora dentro de la edición CLXXXIX en este 2017, siempre ha levantado ámpula entre los aficionados y la verdad es que se esperaba una mejor entrada, aunque sí hay que mencionar que se mantuvo el promedio de tres cuartos de ocupación del aforo.

Sin embargo, el ambiente nunca ha decaído y quienes acudieron este martes a disfrutar de su espectáculo favorito, la Fiesta de la Toros, tuvieron la fortuna de gozar del gran momento que vive en su carrera el espada tlaxcalteca Sergio Flores, además de la enjundia y entrega del diestro anfitrión Arturo Macías, llegando a cortar cada uno un apéndice, el primero de ellos gracias a su científica forma de entender e interpretar el toreo y, el segundo, debido a ese celo que siempre le ha caracterizado por no dejarse ganar “la pelea en el ruedo”, logrando el triunfo en un astado de regalo a pesar de torear infiltrado y vendado especialmente del muslo derecho por la cornada que sufrió un día antes al estar tentando una vaquilla en la dehesa de los Sucesores de Manuel Espinosa.

Quien adornó el cartel, el mejor rejoneador del Orbe Taurómaco, el navarro Pablo Hermoso de Mendoza, ha tenido dos actuaciones sobresalientes pero con el rejón mortal no ha tenido suerte.

Así que bajo un clima fresco y con cielo entoldado, se lidiaron en esta quinta corrida del serial mayor sanmarqueño dos toros para rejones de la dehesa de Los Encinos, siendo bueno el primero y regular el segundo. Y para la lidia a pie, cinco de la ganadería de Julián Hamdan, uno de ellos de regalo, siendo bueno el primero, regulares los jugados en segundo, cuarto y el quinto de obsequio. El tercero fue el más complicado.

El torero a la jineta estellés Pablo Hermoso de Mendoza en su primer astado, montando a “Alquimista” clavó un rejón de castigo y simuló otro para sentir la embestida del encinero. Luego, arriba de “Brindis”, dando el pecho del corcel colocó dos palos largos a una mano, además de templar a la grupa y al estribo. Encima de “Januca” se dio a torear templadamente al estribo y poner otras dos banderillas exponiendo de verdad. Al final, manejando las riendas de “Nevado”, en un palmo de terreno, puso tres rehiletes cortos que le fueron jaleados, incluido el desplante del “teléfono” desde su montura. Mató de pinchazo y estocada trasera para ser aplaudido.

A su segundo Hermoso de Mendoza lo recibió cabalgando otra vez sobre el negro “Alquimista” para dejar dos fierros de castigo y toreando a la grupa con exposición. Cambió de caballo y salió con “Disparate” para templar al estribo, de costado y hacer la hermosina, colocando dos garapullos largos a una mano. Después conduciendo a “Donatelli” tuvo Hermoso de Mendoza su mejor pasaje al templar en torno al toro dando la grupa del bridón, además de adornarse con espectaculares giros en la cara del burel y clavar de frente dos banderillas más. Y con “Nevado” muy en corto y por dentro colocó tres palos cortos con gran exposición. No acertó al matar y fue despedido entre aplausos.

En la lidia a pie, Arturo Macías en el primer toro de su lote dio dos largas cambiadas de rodillas cerrado en tablas para luego de pie quitar con voluntad por chicuelinas a pesar del molesto viento. Con la muleta inició doblándose y entonces darse a torear por derechazos hasta en tres series. Por el izquierdo estuvo valiente aguantándole con firmeza. Mejor continuó por el lado derecho con buena respuesta del público hasta que vino un tropezón cayendo en la cara del astado sin consecuencia. Siguió dispuesto con la mano diestra y sufrir otro susto cuando el toro le tiró un derrote a la cara. Siguió entonces más valiente y tuvo un final muy abrupto para matar de estocada tendida y siete golpes de descabello para ser aplaudido tras un aviso.

A su segundo le endilgó otra larga cambiada de hinojos al hilo de los tableros. El viento seguía indisponiendo a Macías y la debilidad del “socio”, por lo que se dejó ver más empeñoso y torero de inicio en su quehacer muleteril por ambos lados para después darle un giro a su trasteo y optar por el efectismo con dos series de pases de pecho rodilla en tierra iniciadas con un molinete de rodillas, seguidas de valeroso desplante. Manoletinas para cerrar y al final fallar con la espada.

Regaló un ejemplar de la misma casa ganadera de Julián Hamdan, llamado “Dentro del Corazón”, al que de nueva cuenta le propinó una larga cambiada de hinojos y dos zapopinas en la zona de tablas y su faena de muleta la empezó de manera ortodoxa por derechazos bien trazados en tres tandas y a continuación con enjundia dando otro molinete de hinojos y pases de pecho rodilla en tierra. Más toreo con la mano derecha y un cambiado por la espalda emocionando a la concurrencia. Acortó distancias para ligar muletazos en un palmo de terreno. Concluyó de estocada y descabello para que le fuera concedida una oreja.

En tanto, Sergio Flores al primer ejemplar que le tocó en suerte lo veroniqueó con voluntad. Su labor de muleta ha tenido ciencia, talento y mucha exposición pues supo darle su tiempo y espacio al de Julián Hamdan hasta hacerse de él, logrando tandas derechistas aguantando cuando su antagonista le iba con la cabeza suelta y no tenía mucha fuerza. Vino entonces el toreo suave y rítmico por el mismo pitón y por el otro hacerlo con evidente disposición, domeñando de verdad al astado. Siguió el concierto por el lado diestro, acortó espacios con mucho mérito y todavía alcanzó a instrumentar muletazos diestros con temple y largueza. Manoletinas para abrochar su faena y cuando tenía más que ganada la oreja falló a la hora buena y todo se redujo a fuertes aplausos.

En su segundo, de nombre “Virtud del Tiempo”, Sergio Flores lanceó a la verónica con torerismo en tanto que con la franela comenzó su trasteo doblándose para luego torear muy bien por derechazos y naturales bien llevados y entendiendo a la perfección el ritmo del toro, citaba, templaba y mandaba en cada uno de ellos imprimiéndole una dimensión especial a cada muletazo no obstante la sosería del astados. Pisó terrenos comprometidos y así ligó lances en un palmo y sin enmendar, estando muy por encima del animal. Acabó de estocada tendida y ligeramente contraria para que obtuviera una más que valiosa y merecida oreja.

FICHA 

Aguascalientes. Quinta corrida de la CLXXXIX Feria Nacional de San Marcos 2017. Día fuerte de la afamada verbena. Coso Monumental. Entrada: Casi tres cuartos en tarde fresca y entoldada. Se lidiaron dos toros para rejones de Los Encinos, siendo bueno el primero y regular el segundo. Y para la lidia a pie, cinco de Julián Hamdan, uno de ellos de regalo, siendo bueno el primero, regulares los jugados en segundo, cuarto y el quinto de obsequio. El tercero fue el más complicado. El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza: Palmas y palmas. A pie, Arturo Macías: Palmas tras un aviso, silencio y una oreja en el de regalo. Sergio Flores: Palmas y una oreja. (Fuente: “suerte matador”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: