94156

5ª de Pentecostés en Nimes Francia. Juan Bautista cumplió con la historia en su encerrona

Cultoro

Dos faenones, uno a un toro de La Quinta y otro a uno de Jandilla, destacaron en la tarde del espada galo, que consiguió una nueva Puerta de los Cónsules ante el llenazo del tendido

Juan Bautista cumple con la historia en su encerrona
CHRISTOPHE CHAY / FOTOGALERÍA: MURIEL HAAZ

Juan Bautista logró la primera salida en volandas por la Puerta de los Cónsules de esta feria de Nîmes. Es la quinta consecutiva para el torero de Arlés, quien lidió seis toros en solitario en el coliseo romano. Vestido de un traje carmín y azabache creado por Christian Lacroix, llevando un capote de paseo de Nimeño II, Juan Bautista realizó su faena más vibrante frente al primer toro de la tarde. El ejemplar de la Quinta permitió al diestro francés torear despacio y a su gusto, rematada de una estocada al recibir.

Después de haber cortado las dos orejas de este toro, no pudo repetir su éxito frente al ejemplar de Parladé, en una faena técnica, pero no logrando la conexión con los tendidos. El toro de Jandilla creó el espectáculo en el ruedo con un tercio de varas muy entretenido a cargo del picador Alberto Sandoval, expulsado de su caballo sobre el primer encuentro. El Jandilla rompió además el palo del picador quien instrumentó en la segunda puya una faena campera, colocado bajo el palco presidencial, y citando al toro desde lejos. Ovación para el piquero y el toro, con la música tocando, y emoción cuando Juan Bautista, quien había banderilleado el Jandilla, dedicó la faena al hijo de Nimeño II, Alexandre Montcouquiol, sentado en una barrera vecina del palco presidencial. El toro no se empleó totalmente en este último tercio, y la segunda oreja fue protestada por parte del público después de una faena muy entregada de Juan Bautista, quien mató al segundo intento después de pinchar.

El toro de Pedraza de Yeltes se lastimó una pata y fue sustituido con un sobrero del mismo hierro, picado por Curro Sánchez, mayoral de la ganadería. Occurrió el mismo episodio con el último toro de la tarde, con el hierro de Garcigrande, también devuelto por la misma razón. En ambos casos, sobreros de pocas opciones para el torero francés, que había luchado antes frente a un gazapón toro de Capea, poco picado en el caballo, muy gazapón y que se escapaba permanentemente de la franela. Juan Bautista reiteró todos sus esfuerzos para lidiarlo en el terreno del palco presidencial.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Nîmes. Domingo 4 de junio. Tiempo soleado, más nublado en fin de jornada. Casi lleno.

Toros de La Quinta (bien presentado, con recorrido en la muleta), Parladé (correcto de presencia, más deslucido), Jandilla (justo de presencia, bravo y espectacular en el caballo, se rajó en la muleta), Pedraza de Yeltes (sobrero, bien presentado, manejable pero de poco fondo), Carmen Lorenzo (bien presentado, gazapón, escapándose de la muleta), y Garcigrande (sobrero, correcto de presencia, de poco juego).

Juan Bautista (dos orejas, ovación con saludos, dos orejas, ovación con saludos tras aviso, ovación con saludos tras aviso, silencio).

Sobresalientes : Antonio Fernández Pineda y Miguel Ángel Sánchez.

Presidente: Sr Julien Plantier, asesorado por sres Viallet y Pouillard.

Duración del festejo: 2h56.

Juan Bautista saludó bajo la ovación al finalizar el paseíllo.

El picador Alberto Sandóval fue ovacionado en el 3r toro.

Juan Bautista dedicó el 3r toro a Alexandre Montcouquiol, hijo de Nimeño II.

Juan Bautista salió en hombros por la Puerta de los Cónsules.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: