in-memoriam-995_821080898

De Guanes a Baruqui

Menos mal que se ha ido Mayo, mes tradicional de alegría, pero que este año nos trajo tristezas. Una muy lenta, la de José Luis Suárez-Guanes, y la otra, un zarpazo, la de Francisco Baruqui. Se nos fueron los dos y nos dejaron vacíos.

Y además nos han quitado la fe que teníamos en el número 7,  el llamado de la suerte, el más afortunado. Sí, sí…Guanes murió el 7 de mayo del año 17 y Baruqui el 17 del 17. Y los dos en su década del 7 : Guanes con 75 años y Baruqui con 73. ¡Uy con el 7!

Y los dos para recordarlos. José Luis Suárez-Guanes Ibañez, en una decadencia lenta y cruel, y Antonio Francisco Baruqui Michel, en un guiño fatal del destino a la velocidad del rayo. El primero, temiéndoselo, y el segundo, con la cornada mortal instantánea de un toro diabólico.

Los dos, por muy diferentes caminos, pero con un sentimiento común : el amor al toreo y una afición desmedida y constante.

Hasta tal punto que Guanes, físicamente muy disminuido en los últimos años, contrataba especialmente a un fisio antes de San Isidro para poder acudir a la plaza, a la que fue también al final en silla de ruedas.  Mientras, Paco Baruqui, fidelísimo, venía desde el lejano y querido México todos los años, sin faltar, a su abono, a su San Isidro, a sus amigos, a sus hoteles madrileños, a su hablar cadencioso, profundo y amable y riguroso, siempre de toros. Y de la plaza de Las Ventas, la catedral del toreo, al Wellington, lugar taurino emblemático, donde vivió los últimos momentos. Muerte dramática como la que más.

Y los dos, todos los días,  todos los meses, y todos los años siguiendo el toreo a los dos lados del charco, que nos une en la afición taurina este mar inmenso.

Resultado de imagen de José Luís Suarez Guanes

Guanes tenía mucho humor, que no se ha dicho tanto, y  reía al decirme que podría  escribir un libro titulado “Yo fui mozo de espadas de Vicente Zabala”,y cómo toreaba de salón pese a sus kilos, y cómo devoraba la prensa taurina. No he visto a otro. Y cómo era siempre humano y comprensivo en sus críticas, aunque por teléfono y en conversación de persona a persona apretara un poco más. Siempre con gracia y generosidad.

Lo que sí se ha dicho y mucho de Guanes es su prodigiosa memoria. Los inventores del ordenador se fijaron en él, seguro, para sacar adelante el gran invento moderno que nos ha cambiado la vida. Una vez en una de sus muchas conferencias, tocaba en Las Ventas y tocaba Antonio Ordóñez. De memoria,  todas las actuaciones del insigne rondeño, las fechas, cómo iba vestido, el resultado de cada una de sus tardes, quiénes eran sus compañeros. Todo. Al terminar y en el turno de preguntas dije que no iba a preguntar nada pero sí hacer reflexionar a los asistentes que lo que habían visto y oído no lo volverían a disfrutarlo en su vida. Salvo con él.

Un caso extraordinario este Guanes con el que compartí muchas palabras en tertulias, en bares de alrededores de la glorieta madrileña de Bilbao, hablando mucho del toreo relacionado con su vida.

Resultado de imagen de Francisco Baruqui

Sorprendentemente extraordinario el de Paco Baruqui que sabía hablar, escribir y escuchar, todo y siempre bien. De toros, un crítico maestro por su rigor, su experiencia y su profundidad. Y de política ¿para qué contar? Le dije varias veces : Paco, te la estás jugando en tu México, que se cargan para no volver a los que escriben con tu valentía.

Nacido en Guadalajara contribuyó decisivamente a que fuera la feria más prestigiosa de su país, con más toro y más exigencia que la Monumental Plaza México. Cómo lo respetaban.

Todo lo que puedo escribir de Paco es bueno, no porque haya muerto sino porque era un gran ejemplar humano. Es decir, ejemplo en tantas cosas para los demás.

Dicen que en la Tierra no hay suficientes ángeles. Supongo que en el cielo

tampoco, porque se ha llevado a estos dos. Seguro que serían necesarios. 

3 Resultados

  1. Pablo dice:

    Jose Antonio ,como te echamos de menos en las delanteras altas de tu tendido 2. Leemos tus cronicas todos los dias . Abrazo fuerte

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Y yo a vosotros, más. Abrazos para todos.

  3. edmundo j gil dice:

    Estimado y admirado Ricardo
    Fue un verdadero placer haber tenido el gusto de conocerte en persona, durante mi reciente estancia en Madrid para presenciar la mayoría de las corridas de San Isidro, con triunfalistas resultados SEGÚN LA EMPRESA, pero realmente fallida en muchos aspectos.
    Reitero lo que te deije cuando nuestro mutuo amigo Juan Miguel Nuñez nos presentó: Es un deleite leer tus comentarios taurinos!
    Un afectuoso saludo con un gran abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: