_ARJ7730

2ª del Corpus en Granada. Oreja para Ginés Marín y José Garrido

María Dolores Martínez en Aplausos

Ovación para López Simón que fue feamente volteado

La suerte no acompañó a López Simón en su primera actuación. Tras ver cómo el titular de El Torero era devuelto por perder las manos, el madrileño tuvo que pelear no sólo con la falta de fijeza y descompuestas embestidas del astado sino también con el viento, que le puso al descubierto y a merced del toro muleta en mano. Fue prendido pero volvió a la cara pese al fuerte golpe para matarlo de más de media estocada tendida. El público reconoció su esfuerzo con una ovación y acto seguido se fue a la enfermería.

Tras pasar por la enfermería del doctor Torné, López Simón quiso volver al ruedo para intentar que no se le fuera la tarde pero el esfuerzo con un oponente sin apenas recorrido y nada claro fue en vano. El toro fue pitado en el arrastre y el madrileño saludo una ovación desde el callejón.

El segundo fue un regalito y a Garrido -que brindó a Rafael de Paula- no le quedó otra que tragar y hacer todo lo que estuvo en su mano para poder lucirse a cuentagotas. El toro no humilló nunca, no le quitó ojo y quiso la huida siempre. Se lo complicó hasta a la hora de matar, algo que logró de estocada caída y dos descabellos. Palmas tras aviso.

El quinto tuvo calidad pero poca duración y José Garrido, valentísimo, muy firme y capaz, se apretó con él. Tras las primeras series con la diestra, en las que templó con dominio y pulso, recortó distancias cada vez más con el astado y optó por cerrarse con él en una última fase más encimista. En esta ocasión sí llegó el trofeo tras una gran estocada.

La tarde cambió de signo y cogió vuelo en cuanto Ginés Marín lanceó al tercero, un toro bien distinto por su fondo de nobleza. Afortunada presentación la de Ginés en Granada por la clase de su toreo, su capacidad de improvisación en la misma cara con cambios de mano y por la espalda y la variedad que desplegó en todo su quehacer. Especial sabor tuvo el toreo al natural, sentido y de mano baja. Un pinchazo precedió a la estocada definitiva. Paseó una oreja.

Imposible que Ginés redondeara su tarde con el sexto. Se fue directo a tablas el toro por su manifiesta mansedumbre, todo intento fue inútil y los ánimos de todos se vinieron abajo. Pinchazo, estocada y silencio.

FICHA

Granada, viernes 16 de junio de 2017. Feria del Corpus. Toros de Toros de El Torero. Devuelto por blando el 1º, sustituido por un sobrero del mismo hierro. Desiguales de presentación y juego. Mejores 3º y 5º. López Simón, ovación en ambos; José Garrido, palmas tras aviso y oreja; y Ginés Marín, oreja y silencio. Entrada: Un cuarto. Destacaron Antonio Chacón y José María Amores, ambos de la cuadrilla de Garrido.

PARTE FACULTATIVO DE LÓPEZ SIMÓN.- “Contusión costal en cara anterior de hemitorax izquierdo sin signos clínicos de fractura y contractura cervical, aconsejando estudio radiológico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: