plaza-toros-saintvicentdetyrosse2

Sobre la importante e inolvidable corrida del domingo 23 de julio en Saint Vincent de Tyrosse

Resultado de imagen de Juan Bautista Jalabert

Por su gran presentación, digna de una plaza de primera – la de Saint Vincent  de Ryrosse es de tercera – de la corrida de toros de Pedro Martínez Pedrés (origen Aldeanueva) y por su importante juego, que fue lidiada magistral y brillantemente por Juan Bautita Jalabert y por los hermanos Adame, merece la pena comentarla aunque sea brevemente porque un festejo de tanta categoría por todos los conceptos no debe pasar inadvertido ni merecidamente reseñado.

No exagero al afirmar que, si las espadas hubieran sido más certeras por parte de Juan Bautista y Joselito Adame – su hermano Luís David, fue el más certero matador ent cortando dos trofeos en su estupendo lote –, se habrían cortado 8 orejas con total justicia.

Juan Bautista llegó desde su histórico triunfo en Mont de Marsan. Efemérides que nos empujó a abandonar las maravillosas playas de Hossegor para asistir al festejo de Saint Vincent de Tyroos, cuya plaza de toros es una de las más bonitas de Francia. Un recinto elipsoidal rodeado de muy altos álamos que dan sombra al ruedo desde el comienzo de la corrida. Casi se llenaron los tendidos en una tarde muy agradable.

Juan Bautista estuvo magistral, tanto en el toro que menos se prestó como en el bueno. A ambos les cuajó sendas obras de alta calidad y calado. El temple de por medio y su elegante manera de torear relajado, entusiasmó a los presentes. Fue una pena que por fallar en la suerte de recibir en el cuarto fallara y perdiera las dos orejas le pudo cortar.

Joselito Adame fue el torero del poder y de la capacidad que atesora. Anduvo pletórico menos con la espada. Pudo cortar cuatro orejas se hubiera matado pronto y bien a sus dos enemigos.

Un apéndice para Luis David Adame en Saint Vincent de Tyrosse

Su hermano menor. Luís David, ganó la partida justamente por ser el único que mató bien a sus dos oponentes. Luis David no les anduvo a la zaga a sus dos compañeros, tanto con el capote como con la muleta.

Lo más bonito de la jornada, un verdadero lujo por su perfecta sincronía, corrió a cargo de los dos hermanos en dos quites al alimón fastuosos y celebradísimos por el público. El primero con el tercer toro por chicuelinas y medias verónicas, y el otro con el último y sexto de la tarde por tafalleras y serpentinas. Armaron un lío.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: