102120

Última de Las Colombinas en Huelva. Talavante pincha dos abundantes faenas y Roca Rey corta una barata oreja

Ambas las logró con abundancia muletera sobre las dos manos frente a los dos únicos buenos toros de, por lo demás, una corrida de Núñez del Cuvillo que pareció de saldo, con un inadmisible tercer toro abecerrado y otro, el quinto, rabón. Alejandro Talavante falló repetidamente con la espada perdiendo salida de la plaza en hombros.  Morante de la Puebla deleitó en el recibo por lentísimas verónicas en el toro que abrió el festejo y en un breve aunque precioso quite. Enseguida venido a menos el animal, no tardó en matarlo. Con el cuarto, que se lastimó de la mano derecha al salir del puyazo en una voltereta por lo que fue protestado, el de La Puebla quiso mucho entre la incomprensión del público, enfadado por no haber sido devuelto y sustituido en burel, pagando el pato el cigarrero. Roca Rey cortó la única oreja de la tarde al en principio protestadísimo tercero gracias a la buena estocada que propinó tras una empeñosa y vulgar faena. El Limeño apenas pudo lucirse con el muy deslucido animal que cerró el festejo.

Huelva. Plaza de La Merced. Sábado 5 de agosto de 2017. Última de feria. Tarde muy calurosa con casi lleno.

Seis toros de Nuñez del Cuvillo, desigualmente presentados y en su mayoría muy pobres de cara. Únicamente dieron buen juego los lidiados en segundo y quinto lugares. El primero, en su salida muy dulce al embestir, duró poquísimo en la muleta. Bravo y muy noble el segundo. Mejor por el lado derecho que por el izquierdo el protestado por su pequeñez tercero. Inválido tras un volteretón cuarto. Muy franco en la muleta el quinto. Deslucido el sexto.    

Morante de la Puebla (coral y oro): Estocada casi entera trasera, silencio. Estocada caída, pitos.

Alejandro Talavante (almirante y oro): Dos pinchazos y un tercero hondo, aviso y gran ovación. Dos pinchazos, media baja, media trasera caída y descabello, dos avisos y ovación. 

Roca Rey (turmalina y oro): Estoconazo muy efectivo, oreja. Pinchazo y estocada, silencio. 

Como viene ocurriendo en la mayoría de las corridas de la presente temporada cada vez que actúan las figuras, tuvimos que esperar quince minutos para que los toreros aparecieran en el ruedo. Y eso que ayer no se televisó el festejo. Esta vez fueron los fotógrafos los culpables con la aquiescencia de los matadores que son los que deberían dejarse de gaitas mediáticas e imponer la debida puntualidad, de siempre fiel al rito. Ya es hora de que las autoridades lo obliguen.

Se echó de menos a José María Manzanares que será operado el lunes de una gravísima lesión cervical por lo que tendrá que esperar varios meses de obligada convalecencia y perder todos sus compromisos en lo que queda de esta temporada. El alicantino fue sustituido por Alejandro Talavante que llegó de triunfar en El Puerto. La espada le traicionó totalmente en sus dos toros que fueron los mejores con mucho de la desigual y barata corrida de Cuvillo. Talavante prolongó excesivamente sus dos faenas de muleta y sus dos toros llegaron pasados. Un defecto muy común actualmente sin que lleguemos a entender el por qué de tanta abundancia. ¿Quizá debido en muchos casos a la inconformidad de los matadores con sus propias obras? En este más y más y más sin medida ni sentido, Talavante perdió un gran triunfo y una segura puerta grande. El extremeño fabricó sus dos inacabables faenas en las que hubo momentos extraordinarios, sobre todo al natural con su mano de oro y otros vulgares por despegado en los embroques. No obstante, de haber matado pronto y bien, lo mismo hubiera cortado cuatro orejas porque el personal contempló los dos trasteos con evidente entusiasmo.

A Morante se le espera siempre con ansias de verle en forma y sembrado. Nos deleitó con el capote a la verónica en el recibo y en un quite de igual guisa del toro que abrió plaza. Fueron tan lentos y tan bellos los lances que se nos encendieron las pajarillas suponiendo que tanta maravilla continuara con la muleta. Lamentablemente no fue así porque este primer toro se acabó enseguida. Con el cuarto, que fue muy protestado tras quedar cuasi impracticable tras el volteretón que se pegó al salir del puyazo, Morante quiso o nos hizo creer que quería hacerle faena como fuese. Vano intento que acabó por cansar al personal. Menos mal que mató pronto a sus dos enemigos.

A Roca Rey siempre se le espera con ganas de verle en su celebrada plenitud. No fue la de ayer una de sus grandes tardes. No tuvo suerte con sus dos toros, especialmente con el muy deslucido sexto ni al limeño le vimos en su mejor sazón. Anduvo como atorado y no es de chocar que el joven diestro ande cansado del trajín que se trae entre manos con tantos viajes presenciales allá donde le llaman. Ahora acaba de cruzar el charco otra vez más para cumplir un compromiso lugareño en su tierra. Por muy joven que sea, por mucho que actualmente resulten rápidos los viajes en avión, creo que la tierna figura debería medirse más y no caer en tan exagerada abundancia profesional porque así va a terminar quemado.  Y por ello se le nota repetitivo.

Ayer tuvo que pechar con un tercer toro impresentable por abecerrado, que fue muy protestado sin que la presidencia hiciera el menor de los casos. Una vergüenza, vamos… Nadie creyó que este animalito pesara lo que se anunció en la tablilla. ¿560 kilos cuando apenas representaba poco más de 400? Luego nos enteramos de que se había cambiado el orden de la salida de los dos de su lote.  Estas maniobras no son de recibo porque tales torpezas quien las paga es el matador. No obstante y gracias al contundente espadazo con que mató, la gente pidió que le dieran una oreja que fue de regalo porque la faena no pasó de voluntariosa aunque hubo pasajes diestros aceptables.  En fin… que a la postre su peor enemigo fue el bastante más aparente sexto con el que no pudo sino andar voluntarioso. Una pena.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: