MORANTE6-kOXD--620x349@abc

Morante de la Puebla se retira

Emilio Trigo en Cultoro

 El diestro sevillano deja los ruedos de forma indefinida; ayer hizo el paseíllo en la plaza de toros de El Puerto de Santa María mano a mano con El Juli

Morante de la Puebla se retira

El diestro sevillano ‘Morante de la Puebla’ deja los ruedos de forma indefinida. Así lo hizo público anoche. Fue confirmado anoche por José Miguel Carvajal, hombre de despachos del matador. El diestro cigarrero hizo el paseíllo en la plaza de toros de El Puerto de Santa María mano a mano con El Juli, recibiendo el sevillano dos silencios y pitos en su lote con el hierro de Núñez del Cuvillo. Morante ha toreado veintitrés corridas de toros esta temporada.

“Morante se queja de llevar ya un tiempo padeciendo un volumen excesivo del toro, unas imposiciones de las autoridades en los reconocimientos veterinarios y deber estar sumiso a tantas imposiciones de los equipos veterinarios y la autoridad. Le preocupa el futuro por los novilleros y no tiene claro si volverá, de momento solo habla de retirada”, dijo José Miguel Carvajal.

MÁS INFORMACIÓN

La sorpresa saltó al filo de la medianoche de ayer domingo. Morante de la Puebla, siempre imprevisible, anunció su retirada de los ruedos: «Me voy del toreo, los presidentes y los veterinarios me han aburrido». En declaraciones a «Mundotoro», argumentó: «El toro tan grande que sale hoy va en contra del toreo de arte, ya no puedo más».

El artista sevillano no cierra la puerta a volver a vestirse de luces, pues al ser preguntado sobre la posibilidad de un regreso señaló: «Puede ser que algún día vuelva a los ruedos». También hizo hincapié en los novilleros: «Ellos son los que más están padeciendo esta sinrazón (en referencia al tamaño de los astados que se lidian)».

José Antonio Morante se pronunció así al término de la corrida celebrada ayer en el Puerto de Santa María, donde fue despedido con una bronca tras un mano a mano con El Juli, que cortó cinco orejas y un rabo.

La noticia de este adiós, que ya se verá si es definitivo o temporal, cayó como un jarro de agua fría entre profesionales y aficionados. Morante de la Puebla, un caso aparte en el toreo por su artístico y personal concepto, es una de las bases de las principales ferias, que ya se han visto este verano afectadas por la baja forzosa de José María Manzanares, operado de una grave lesión cervical. Ahora las empresas tendrán que recomponer sus carteles por partida doble, pues el diestro de La Puebla del Río está anunciado en ciclos señeros como Bilbao este 22 de agosto

No es la primera vez que el genio sevillano se queja del tamaño de los toros, ni tampoco es la primera vez que se va. Pero nadie lo esperaba ahora, en el fin de semana taurino más intenso, con tantos puertos de montaña por delante. Fuentes allegadas al torero manifestaron a Efe: «Los presidentes, los veterinarios… Son muchas cosas las que lleva tiempo soportando y tragando. Pero ya no ha podido más y ha decidido marcharse sin saber si algún día volverá o no a los ruedos».

Esta es la tercera retirada que anuncia Morante de la Puebla en toda su carrera. La primera fue en 2004, cuando decidió marcharse a Miami a tratarse una depresión, y, una vez reaparecido, también cortó de golpe en 2007, esta vez porque había perdido la ilusión. Algo muy parecido a este tercer y último adiós, por «aburrimiento» de un sistema «que va en contra de los intereses del espectáculo». Se da la circunstancia, además, de que Morante lleva un año de mala suerte, en general, en los sorteos. Ya el sábado en la Semana Grande de San Sebastián pasó sin fortuna por el ruedo de Illumbe y ayer, en el Puerto de Santa María, se marchó entre pitos tras una desangelada actuación con sus toros de Núñez del Cuvillo. ¿Las broncas se las lleva el viento?, le preguntó ABC en una entrevista este año. «Las sufro, porque no me gusta defraudar, y no conozco a ningún torero que las haya disfrutado. No es agradable, pero hay veces que no puedes…», respondió.

José Antonio Morante, uno de los máximos estandartes de la pureza, con un estilo de raíces clásicas y maestro que ahonda en la expresión del toreo como arte, fue el ganador del último Premio Taurino ABC, en su novena edición. La pasada temporada dejó grandes obras para el recuerdo, creaciones geniales como la plasmada en el Baratillo, otra en Valladolid, la de Zaragoza, su magna faena en México… Siempre en una búsqueda del arte, «que nunca pasa de moda». Como tampoco pasa de moda el clasicismo: «Ser capaz de emocionar de una manera clásica es lo máximo y en los tiempos que estamos lo más difícil, y yo tengo la suerte de poderlo conseguir. El clasicismo es muy largo», subrayó en una entrevista con ABC.

Ahora la Fiesta se queda huérfana (por el momento) del máximo representante del toreo de arte –arte combinado con un gran valor-. Los aficionados, que ayer inundaron las redes sociales de mensajes dedicados a un torero que nunca deja indiferente y con una legión de partidarios, confían en su pronta vuelta. La Fiesta y la afición necesitan de su manantial de naturalidad y sus gotas de torería, pero ayer Morante, según la crónica de Efe, «pasó como una sombra en El Puerto y tiró por la calle de en medio». Es tiempo ahora de reflexión

6 Resultados

  1. Santiago dice:

    Arte combinado de un gran valor dice usted en su artículo. Si tanto valor tiene, ¿por qué se queja del tamaño de los toros? Paco Ureña, Rafaelillo, Escribano y todos los que torean ganaderias duras, esos son los que tienen valor. Manda narices, siempre con las ganaderias fáciles y aún se queja del tamaño de los toros. Asi nos va. Además me alegro de que se vaya porque ultimamente solo timaba a la gente que iba a verle. De que va este señor, el Juli toreando con el corta cinco orejas y un rabo con los mismos toros “grandes” que tenía Morante y el no es capaz ni de cortar una. Valor 0 porque ultimamente ni lo intentaba, directamente ya mataba al toro. Ojala no vuelva, porque si tiene el capricho de torear vacas mejor se quede en el campo donde no tima a nadie. Pero volvera cuando se le acabe la pasta y la gente como borregos detrás de él. Y para que conste yo al principio lo admiraba cuando se lo curraba y trabajaba y toreaba los toros, incluso tengo una foto suya firmada, pero para no hacer nada como últimamente mejor que se quede en casa.

  2. joselito dice:

    Vaya hombre. Ahora ya entiendo porque Roca Rey, Ginés Marín, Ponce, Ureña, Ferrera, Juli, Manzanares, Pereda…, están triunfando actualmente: les sale siempre el toro mucho más pequeño que a Morante. Que deje ya de vendernos humo que el señor Morante hace mucho tiempo que se “retiró″ de los ruedos. Y que conste que cuando se pone a TOREAR no tiene igual pero creo que se ha hinchado demasiado el “globo” por parte de cierta prensa que debe de tener algunos intereses en engrandecer toreros más allá de lo que realmente son en el Toreo. Y Morante no es el único caso.

  3. joselito dice:

    Le sigo dando vueltas al asunto y desde aquí quiero proponerle al diestro de la Puebla que no se retire, que no nos prive de su arte porque en el campo bravo si que hay toros más pequeños.Mira Morante, mata todo lo que encuentres en el campo de Santa Coloma, ya sea de Buendia, de Coquilla o de Graciliano. Mata lo de Contreras. Mata lo de Vega Villar (lo de Galache e incluso lo de Cobaleda). Si toros más pequeños sí tienes, lo que si que te digo es que no van a ser tan descatasdos y faltos de personalidad como los que tú toreas. Pero haberlos los hay. Así que no nos vengan con excusas de mal pagador que solo se creen tus palmeros y los que por una media verónica (enorme, eso sí), se ponen la venda en los ojos y te lo perdonan todo.

  4. Alberto Tascón dice:

    Leo con estupor los comentarios de algunos que se tienen por aficionados alegrarse de la retirada de los toros de Morante. Sin Morante, los que más perdemos somos los aficionados y la Tauromaquia. Morante es el último gran bastión artístico que le queda al toreo, sin él se impone el “cientifismo técnico” y el “toreo deportivo” cimentado en el resultadismo orejero. Las orejas intercambiables por goles que dan puntos para ir ascendiendo en una hipotética clasificación. Ya digo, como si el toreo fuera uno más de esos deportes histéricos para masas. Ojalá lo vuelva a pensar en frío, pasada la tempestad de las malas tardes, y recapacite. El toreo necesita a Morante y Morante necesita buenos veedores. Pocos toreros con tan pésima fortuna a la hora de rodearse de buenos conocedores que elijan bien los toros.

  5. Santiago dice:

    “Los presidentes, los veterinarios… Son muchas cosas las que lleva tiempo soportando y tragando.”
    Y el aficionado se tiene que tragar que le quieran dar gato por liebre. Si no le gusta el tamaño de los toros que toree en plazas de tercera donde el toro es más pequeño, pero que no nos deje sin su arte. La gente de los pueblos que no salen ni en los mapas se lo agradecera.

  6. Aficionao dice:

    Evidentemente no puedo alegrarme de esta noticia. Pero con las explicaciones que ha dado Morante ha conseguido que no se hable del que considero principal motivo de su retirada: el mal momento por el que atraviesa desde hace un par de temporadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: