XL-JOSE-MARIA-MANZANARES99810-1024x666

La temporada restaña ausencias y el nieto de Manolo Vázquez anuncia su entrada en los ruedos

Publicado en El Correo de Andalucía

Algunos actores se han bajado del escenario

Resultado de imagen de Morante, Manzanares y El Fandi

Ya estamos de vuelta, dispuestos a desmenuzar la actualidad taurina de este mes que ya pide la cuenta. Pero nos interesa, sobremanera, la agitada trastienda del toreo que ha visto plegar las velas por unas u otras razones a Morante de la Puebla, José María Manzanares y hasta a El Fandi, que se ha salido del tablero sin aventurar fecha de vuelta. Sus respectivas temporadas, en los tres casos, parecen más que amortizadas. En cualquier caso, la sorpresiva marcha del cigarrero fue la que más agitó las aguas del toreo. La espantada fue fiel a su estilo y delató las brumas de su entorno. La decisión del diestro de La Puebla sucedió a una tarde aciaga en la que El Juli arrasó en el ruedo sin saber que -fiel a la ley de Dominguín- Morante iba a acaparar todos los titulares.

Necesidad de cambiar un entorno viciado

Morante aludió a algunos tópicos manidos y lugares comunes -la dictadura de veterinarios y presidentes, el tamaño desmesurado del toro- para justificar una nueva égida que no tiene fecha conocida de vuelta. Pocos dudan de que Morante volverá. Lo hará con otras estrategias; renovados planteamientos y -eso parece seguro- con un entorno profesional radicalmente distinto al que le ha acompañado en los últimos tiempos. Morante da de paso, con o sin intención, una inmensa bofetada al organigrama empresarial de la FIT, apéndice taurino de los negocios del multimillonario mexicano Alberto Bailleres. En el lance podría desembarazarse de otros lastres que sólo han logrado enfangar despachos. Lo veremos… El torero tiene en el punto de mira a la plaza de la Maestranza, que podría ser el escenario exclusivo de su última etapa en los ruedos. No hay que olvidar que el matador de La Puebla ha cumplido 20 años de alternativa y se acerca, inexorablemente, a la cuarentena. Ya les hemos comentado que a este au revoir del genio se le ha sumado la operación de Manzanares y la reciente decisión del Fandi, lesionado en Almería. El asunto sorprende, como también llama la atención que El Juli haya admitido que, de alguna manera, la temporada de 2018 también implicará un fin de etapa. ¿Estamos llegando al colofón de todo un ciclo? ¿Hemos tocado suelo o techo? El tiempo lo dirá aunque los toreros jóvenes, ahora sí, tienen la palabra.

Otras cosas que se cuentan por aquí y por allí

El caso es que esas retiradas -sea en la forma que sea- ha convertido el fin de la campaña en un auténtico descalabro para los empresarios. Sin ir más lejos, la Goyesca de Ronda, organizada como corrida coral para la despedida de Francisco Rivera Ordóñez, tendrá que ser remendada drásticamente. Los efectos de estos puntos y aparte también se dejarán ver en Sevilla. Rafa Serna, previsiblemente, tendrá que buscarse otro padrino para convertirse en matador de toros. ¿Será Ferrera? La apuesta no resulta complicada… Y nos vamos marchando, evocando una vez más la figura de Dámaso González. El reconocimiento unánime de toda la profesión y la impresionante manifestación de duelo en su Albacete natal han marcado la grandeza de su estela. Pero antes de irnos hay que felicitar a Cayetano: su valiente decisión de poner banderillas con los colores nacionales en Bilbao delató que los que pitan son pocos y cobardes. También se fue Ortega Cano, dice que para siempre, en la plaza que siempre fue su casa. No hacía falta ese adiós -que no levantó entusiasmo alguno- pero gloria al torero, engullido por el personaje y el dudoso guiñol en el que se mueve hace mucho tiempo. Del maltrecho tonto de Carcassonne no añadimos nada. Por cierto, si Dios no lo remedia, Écija volverá a quedarse sin toros en su feria. El enemigo, muy cercano, es el abandono de lo propio. Quedan lejos los tiempos de vino y rosas, aquella plaza de “los carteles de lujo”. Pues eso.

_____________________________________________

Un nuevo Manolo Vázquez en los carteles

El nieto del brujo de San Bernardo se presentará en público el próximo 16 de septiembre en el tradicional festival de Higuera de la Sierra alternando con su tío Pepe Luis

Pepe Luis y Manolo Vázquez. / Toromedia

  • Pepe Luis y Manolo Vázquez. / Toromedia

    El salto es de dos generaciones pero los apellidos son idénticosy se abren en dos ramas y un mismo tronco común: el de los Vázquez Garcés. Manuel Vázquez, nieto del recordado diestro del mismo nombre e hijo de Manuel Vázquez Gago, quiere emular a sus ascendientes y está decidido a ser torero. Su debut en público ya tiene fecha y plaza: será en la de Higuera de la Sierra, que acogerá el tradicional festival taurino a beneficio de su célebre Cabalgata de los Reyes Magos el próximo 16 de septiembre. El último Manuel Vázquez contará con un padrino simbólico de excepción, su propio tío Pepe Luis,que este año ha desempolvado el traje de torear de forma puntual revelando sus mejores registros en la plaza de Granada en la que –por ahora- es su última actuación como profesional.

La coincidencia de un Manolo y un Pepe Luis Vázquez en el mismo cartel evoca otras épocas en las que el abuelo y el padre del primero daban lustre al apellido. Pepe Luis Vázquez Garcés, el gran maestro sevillano, dio la alternativa a su hermano Manolo en Sevilla; también se la confirmó en Madrid. Pero la historia, de alguna manera, se iba a repetir a comienzos de los 80 cuando el reaparecido Manolo doctoró a su sobrino Pepe Luis Vázquez Silva en la plaza de la Maestranza y volvió a entregarle los trastos en la reválida venteña.

El debut en público de este nuevo Manolo Vázquez implica, en definitiva, el bautizo de la quinta generación de los Vázquez toreros, revelando el arraigo y la relevancia de esta familia del torero barrio de San Bernardo en el mundo del toro y en la propia ciudad de Sevilla. El nuevo Vázquez ha cumplido 16 años pero ha sentido la llamada de la vocación torera desde muy niño. Hasta la fecha ha compaginado sus estudios con los entrenamientos y los imprescindibles tentaderos para aprender el oficio aunque el paso trascendental del próximo día 16 supone un punto y aparte en su incipiente carrera.

El festival –que comenzará a las 18.30 horas- suma los nombres de los matadores de toros sevillanos Pepe Luis Vázquez, Julio Aparicio, Martín Pareja Obregón y Luis Martín Núñez que ampararán la presentación en público del nuevo Manolo Vázquez. El ganado a lidiar pertenece a los hierros de Luis Algarra Polera y Manuel Vázquez Gago.

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Aficionao dice:

    Era innecesaria la despedida de Ortega igual que lo era la de Rivera. Tan subjetivos como siempre algunos críticos sevillanos….. Respecto de Morante, suscribo todo lo dicho si añadimos que atravesaba un mal momento profesional tapado por gotas aisladas de su enorme clase

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: