114028

2ª del Señor de los Milagros en Lima. Entretenida tarde en Acho

Aún no se sabe quiénes integran el jurado que otorgará los Escapularios de la Feria que es responsabilidad directa del alcalde del distrito del Rímac. Tampoco se sabe qué se va a premiar que debería ser a la mejor faena para no tener el mismo problema del año anterior. Lo que si debemos resaltar es la mejora de los servicios de la Plaza y lo bella que se encuentra así como haber corregido el polvo que se levantó en la novillada fuera de abono.

Las cuadrillas deben estar mejor confeccionadas para que los subalternos banderilleen por ambos lados. Ayer se dio el caso que todos los pares se hacían por un solo pitón.

Domingo 12 de Noviembre del 2017, 2° corrida de abono 2017, tercera de la Feria del Señor de los Milagros, tarde soleada con ligera brisa y temperatura muy agradable,  ½ plaza del aforo.

Toros de la ganadería peruana de La viña/el olivar, bien presentados en términos generales con caras toreras como se dice ahora, faltos de fuerza algunos y faltos de raza otros. Primero, tardo y falto de transmisión. Segundo, repetidor, falto de fuerza. Tercero, se defiende, no tiene fuerza ni raza. Cuarto, noble, con recorrido y transmisión aunque con las fuerzas justas. Quinto, se ciñe por el izquierdo, desarrolla sentido. Sexto, con recorrido pero se entera si lo dejan pensar. Para:

Fernando Roca Rey (celeste y oro), estocada desprendida, saludos. Estocada contraria, oreja localista protestada por un sector de público.

Joselito Adame (gris y oro), 2 pinchazos y estocada fulminante, silencio. Pinchazo, media baja y descabello, silencio.

Juan del Álamo (grana y oro), 2 pinchazos y estocada, silencio. Estocada en lo alto, oreja.

A criterio de los aficionados, este cartel era el más flojo del abono y por eso poco era lo que se esperaba de él. Sin embargo, salió una corrida interesante aunque hubieron toros a los que se les debió aprovechar mejor como los lidiados en cuarto y sexto lugar.

El más antiguo de la terna fue el peruano Fernando Roca Rey, hermano de Andrés, que ha estado inactivo por dos años y luego de poquísimas actuaciones lo programaron en la Feria. Su aparición en el paseíllo fue recibida con protestas de un sector del público de sol. Al primero de la tarde lo recibe a porta gayola, luego lo lancea a la verónica pero el toro no termina los capotazos, se frena y tardea. Segundo tercio correcto ejecutado por el matador en banderillas. Inicia su faena con pases cambiados por la espalda. Por el derecho el toro toma a muleta con nobleza pero sin transmisión y por el izquierdo echa la cara arriba defendiéndose. Alarga la faena innecesariamente. El cuarto fue un toro que, bien cuidado, hubiera sido de orejas. Fernando se fue a los medios para pegar pases de rodillas en redondo recortando el viaje rematando con el pase de pecho para afuera cambiándole el viaje al toro tirando al noble toro patas arriba. Ese inicio cambió al toro que continuó con la nobleza suprema que demostró desde el principio. Una pena porque bien toreado, dándole sus tiempos y distancia, hubiera ido a más. Se atora en la corta distancia variando muletazos de buen trazo con otros enganchados. Se pone de rodillas toreando para las afueras impresionando a un sector de público a pesar de las protestas de otro sector.

Joselito Adame ha venido a Lima más encajado que en los últimos años. A su primero que fue repetidor y humillado lo recibió con buenas y sentidas verónicas. Quite chicuelinas y tafalleras. Con la muleta logra dos serias ligadas y ceñidas por el derecho. Pierde las manos por el lado izquierdo y lo ayuda a media altura. Vuelve al mejor pitón logrando otra tanda con encaje pero el toro se va quedando corto. Se mete entre los pitones y de uno en uno logra pases meritorios. El quinto de ciñe en el saludo por el derecho. Brutote y con guasa en la muleta va desarrollando sentido por ambos pitones. Intenta sacar partido pero es imposible.

El tercero tenía feas hechuras y como tales se comportó. No se desplazó y se defendió echando la cara arriba defendiéndose en la muleta de Juan del Álamo. Pierde las menos a las primeras de cambio en la muleta y es protestado por el público. El sexto tiene recorrido y embiste con violencia que gracias a la suavidad del manejo del capote del matador se va templando. Apenas lo señalan en el primer tercio. Magnifico inicio de muleta con doblones rodilla en tierra metiendo al toro en muleta. Dos series por la derecha muy ligadas con mano baja alargando el recorrido del toro tocándolo en el momento exacto obligándolo a seguir el engaño hasta el final. Cambia al izquierdo pero el toro se ciñe y no hay ligazón. Vuelve a la derecha pero deja pensar al toro y éste se va quedando corto y metiéndose por dentro y el torero no se confía. Manoletinas finales en una faena de más a menos.

_____________________________________________

LA OPINIÓN DE PEDRO ABAD SCHUSTER

Lo más serio de la tarde lo hicieron Juan Del Álamo y Joselito Adame

Mientras que un torero que volvió a Acho, Fernando Roca Rey, lo hizo con una actuación populista, que agradó de más a las multitudes que hicieron más de media plaza, logrando cortar una oreja con el cuarto. Nos parece que Fernando Roca Rey no necesita torear, valga, arriesgarse; su hermano Andrés es el torero de la familia, el fuera de serie, quien trabaja arduamente para pulir su arte de la mano de un maestro del toreo como José Antonio Campuzano.

La experiencia de Fernando de volver a Acho y decirnos que está dispuesto a degustar todas las botas de vino que le ofrecen  recogiendo prendas al pasear la oreja, hace pensar que no llegará lejos en el toreo más caro. Es solo una opinión que emitimos después de observar al torero miraflorino festejando de una manera intensa recogiendo las botas de vino al reencontrarse con su público a quien ofreció una muy buena actuación artística que no puede ser desmerecida por lo que señalamos.

No quisiéramos que Andrés haga lo propio, de hecho no lo hace, su apoderado no se lo permitiría, en exceso. Sí hemos podido observar otros toreros haciendo algo parecido, al momento de pasear trofeos, pero ya no están en activo. Es el estilo del matador, podría pensarse, un matador que torea muy poco en las plazas más serias del país.   

El ganado tuvo un comportamiento aceptable en general, de propiedad de Aníbal Vásquez. El mexicano Joselito Adame de la taurina Aguascalientes destacó por su poderío frente al ganado que enfrentó, sin poder cortar orejas por demorar con la espada, pero gustó su profesionalismo siendo ovacionado con su primero; con el deslucido quinto poco pudo hacer por la condición del animal, cosechó aplausos (ver Link1 del video). El español Juan Del Álamo frente al sexto demostró que está para cosas grandes en el toreo, cortó una oreja que bien pudieron ser dos (ver Link2 del video). Con su primero enfrentó a un toro complicado.

Para el próximo domingo se dará el agarrón esperado entre tres toreros españoles que tienen la gran oportunidad de enfrentar al buen  ganado nacional de Santa Rosa, propiedad del padre de Joaquín Galdós. Escribano, Paco Ureña y José Garrido, que representan la verdad en el toreo, darán lecciones de cómo se llega lejos en el mundo del toro, exhibiendo un compromiso con la profesión de manera absoluta.

ANEXO

Link 1: Actuación de Joselito Adame, ovacionado en su lote

https://www.youtube.com/watch?v=QIL1rzVhv_s&feature=youtu.be 

Link 2: Juan Del Álamo con el que cerró plaza, una oreja 

https://www.youtube.com/watch?v=DobD_IBeNFs&feature=youtu.be    

 

Fernando Salgado Bambarén

Fernando Salgado Bambarén

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: