historia-ingles-churchill (1)

Observatorio taurino. La complicada ecuación de política y toros

Publicado en El Correo de Andalucía

Hablando de política y políticos, los taurinos pudimos desayunarnos al fin con una buena noticia: el consejo de ministros ha dado luz verde al recurso para revocar los ‘toros a la balear’, ese aberrante texto normativo que pretende, de facto, acabar con la fiesta en las islas. La tentativa abolicionista en las Baleares hace mirar, inevitablemente, a sus vecinos catalanes. La prohibición de las corridas de toros constituyó, de alguna manera, el primer capítulo de esa fallida desconexión de lo español que ha concluido con más de medio gobierno en la trena. Aún quedan algunos por enchiquerar aunque hay uno, Santi Vila, que se ha librado del traje de rayas por echar el freno a tiempo. Es curioso, fue de los pocos que votaron en su día -ya va para siete años- en contra de la vergonzante prohibición catalana. Los analistas le han calificado de verso suelto, un apelativo que también viene a medida del ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, que ha dejado a un lado la estúpida corrección política -sólo es el trampantojo de la falta de libertad de expresión- para afirmar que “prohibir las corridas de toros es llevar a la locura lo políticamente correcto”. Pues con un par… el mismo que le falta a ciertos maricomplejines río arriba. El nombramiento de hijo predilecto de un cordobés universal se quedará sin la unanimidad de su pleno municipal por mera mezquindad política. Hablamos de Manolete, una figura histórica que trasciende de lo taurino, en el año de su centenario. A Winston Churchill, el histórico premier británico, no le dolieron prendas cuando escribió una emotiva carta de pésame a doña Angustias Sánchez, la madre del torero. Manolete le había regalado tres años antes de su muerte la cabeza de un toro con un lucero en forma de V -el símbolo de la victoria popularizado por Churchill en la testuz. El toro se llamaba Perdigón y había pastado en la Isla Mínima. Lo mandó disecar José María Escobar, su criador, después de que el monstruo cordobés lo lidiara en la feria de julio de Valencia de 1944. Quedaban poco más de nueve meses para la victoria aliada en Europa.

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: