Bitácora desde América. A punto de abrirse el abono 2010 en Acho.

Hemos revisado y contrastado las opiniones aparecidas en el reciente número 44 de conocida publicación peruana de actualidad taurina internacional, sobre la histórica Feria de Lima 2009. En ella, se habla de Juan Carlos Cubas y la grandeza de un torero en aquella Corrida de la Peruanidad del 15 de noviembre 2009, que ya es parte de historia taurina  del país.

Y es importante incluir en esta Bitácora el documento en video que realicé de Cubas toreando en el maravilloso Perú profundo de provincias, en el pueblo de Canta (sierra de Lima) en septiembre pasado, en un país que organiza 400 festejos taurinos formales anuales: (link: http://www.youtube.com/watch?v=clAfkXtWPlE)  

Concluidas las temporadas taurinas sudamericanas y en vísperas del inicio de la importante feria mexicana de Aguascalientes de abril, el repaso y análisis en perspectiva de lo que sucedió en Perú es importante. El triunfo de Cubas, su vuelta a la arena de Acho tras su salto a la palestra como matador de toros hace 5 temporadas, fue todo un suceso con su toreo de cante grande, cortó 3 orejas y Acho se le entregó; se ganó por méritos propios, un puesto junto a las figuras. El impredecible torero peruano, de fino temple y poderosa planta, saldó el duelo con sus toros , con tres orejas. Cubas habló en el lenguaje de los grandes, con la música callada del toreo. El triunfo de Juan Carlos, nacido en la sierra de Huancayo, es el triunfo del batallar diario de millones de peruanos, que tiran para adelante, con honestidad y honradez, el coche de sus sueños en la arena de la vida.

El maestro Enrique Ponce volvió a hacer historia en Acho; su muy personalísimo toreo, por cuasi perfecto, no se parece al de nadie. El Juli es otro de los elegidos de la historia del toreo contemporáneo; si bien no triunfó, dejó patente que su nombre es base de cartel en cualquier plaza del mundo. El toreo del francés Castella se diluyó en las dificultades de sus dos oponentes y marchó de vacío; aún así, mantiene su condición de primerísima figura de la nómina española. El gran Finito de Córdoba fue otro de los grandes protagonistas de la feria nazarena. De las manos de José María Manzanares volvió a brotar el arte puro y sentido; ya es el nuevo Torero de Lima. El Cid, torero de Victorinos, no cuajó en Lima; venía de una seria cornada y mermado de facultades físicas no pudo romper, al igual que en su debut en Acho, hace 5 temporadas. Miguel Angel Perera volvió a Acho para triunfar y se llevó el Escapulario. Alfonso de Lima (Simpson) arreó y de qué manera; su mayor virtud es ir siempre para adelante,  pero le falta rodar mucho todavía; estuvo digno en Acho. Fernando Roca Rey, hermano del Andi del Perú, le ganó la batalla a la adversidad y sacó su casta de torero indomable; cortó una oreja y continúa en el partidor. Y José Tomás… torero de otra dimensión; se fue de vacío pero es seguro que volverá para poner las cosas en su lugar.    

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: