oreja8-U10107650555A9C--1240x698@abc

3ª de Fallas en Valencia (novillada). Ni presente ni futuro

Valencia. Coso de la calle Xátiva Martes, 13 de marzo de 2018. Tercera de Feria. Pobrísima entrada. Novillos del Freixo, nobles aunque justos de fuerza y casta, salvo el extraordinario sexto.

Toñete (corinto y oro): Dos pinchazos y descabello, palmas. Media estocada y descabello, dos avisos y silencio.

Jorge Rico (blanco y plata): Estocada defectuosa en la suerte de recibir y descabello, palmas con saludos. En el quinto, estocada (silencio).

Marcos (verde botella y oro): Pinchazo y estocada desprendida, palmas. Estocada, oreja.

Vi la novillada muy cerca de varios compañeros de la crítica. Varios valencianos y otros de Madrid.  Competentes todos y algunos amigos de toda la vida. Ya somos bastante mayores. Yo el más viejo. Llevo más de cincuentas ferias de Fallas en el cuerpo.  Una tras otra sin  faltar a Dios gracias. Fue inevitable comentar el poco interés que despiertan las novilladas y más concretamente la de ayer. Una pena.

La entrada era pobrísima. Quitas el “tifus” de los que entran gratis y, ¿en qué se queda? En casi nadie. Y ¿por qué? Pues porque ninguno de los actuantes ha pasado la raya del verdadero interés. Pero los ponen en estos carteles falleros porque son hijos de papá… Y digo yo, ¿porque no salen a torear los padres?…

La novillada de El Freixo, ganadería de don Julián López El Juli, no se comió a nadie. Claro que solamente echó un novillo realmente bueno. El sexto. Un novillo de consagración. El afortunado que disfrutó de esta enorme suerte fue Marcos. Nieto de don Domingo Hernández (q e p d). Osea que el niño tiene miles de oportunidades de torear en la ganadería familiar. Entonces, ¿por qué solo cortó una oreja del extraordinario animal? Pues porque Dios no le ha llamado para ser torero. El novillo fue de lío grande. El muchacho apenas nos compensó del aburridísimo resto de la tarde. Si yo fuera el padre o el tío de Marcos, le obligaría a dejar de hacer el ridículo de querer ser sin poder ser torero. Ni siquiera medio interesante. Váyase, hombre váyase..

Otro caso aún más sangrante es el de Toñete. El papá del nene al parecer es propietario de un par de grandes cadenas de hoteles. Pues ponga al chico al frente de una de ellas… Pero no se se empeñen en querer ser lo que no puede ser. Este Toñete es de los novilleros que más torean actualmente… Pues estamos arreglados…

Solamente vimos ayer a un novillero que, al menos, tiene buenas maneras. Se llama Jorge Rico y es de Alicante. Nada del otro mundo. Pero pareció ser que quiere y podría ser alguien…

En fin, amigos. Que hoy no escribo más. Y es que estos muchachos a los que da igual verlos que no verlos,  parece que no tienen presente ni futuro en esta dificilísima profesión. Tranquilos pueden estar los actuales matadores de toros de la primer fila…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: