AGUADO3-U10107650555OSD--620x349@abc (1)

Pablo Aguado perdió la Puerta del Príncipe por su mala espada

A los dos por todo excelentes toros dese añadió otro también bueno aunque de menor duración que los mejores del envío. Los tres dieron la oportunidad de triunfar a dos de los alternantes, Pablo Aguado y Lama de Góngora. Solamente lo consiguió Aguado que fue el único capaz de llevarse la tarde de calle por saber torear rematadamente bien. Lástima que le fallara la espada. Lama de Góngora ilusionó a la vez que defraudó. Este diestro del Arenal posee los dones del arte y de la pinturería, pero no redondea, deja la miel en los labios pero no sacia el dulzor. Lo menos aprovechable de la estupenda corrida de Álvaro Domecq se lo llevó Javier Jiménez, el más toreado de la terna, pero su mayor experiencia apenas le valió para solventar la papeleta sin brillo alguno.

_______________________

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Miércoles, 11 de abril de 2018. Tercera de abono y primera corrida de feria. Tarde fría y apenas soleda con media entrada en los tendidos.

Sis toros de Torrestrella, bien presentados, bravos, encastados y con movilidad en distintos grados de manejabilidad. Primero y cuarto compusieron el mejor lote del envío. El segundo se añadió a los anteriores aunque duró menos. Difíciles aunque no imposibles cuarto y quinto. Los tres más completos fueron aplaudidos en el arrastre.

Javier Jiménez (cobalto y oro): Pinchazo, estocada y descabello, aviso y silencio. Pinchazo y estocada, aviso y silencio.

Lama de Góngora (marino y oro) Dos pinchazos y estocada, saludos. Buena estocada, silencio.

Pablo Aguado (verde botella y oro): Dos pinchazos y estocada ovación con saludos. Pinchazo y estocada, oreja.

A caballo, destacaron Expósito y Cordero. Y en palos, José Chacón.

_____________________________________

Pablo Aguado pasea emocionado la oreja del sexto

Tras claros y obscuros ambientales, tras ilusiones y decepciones, la tarde terminó con muy buen sabor de boca. Mejor así. La gran faena de Pablo Aguado cerró la corrida de Torrestrella que fue tan buena como esperábamos. Lo fue, incluso mejor que la del año pasado. Esta ganadería es ahora mismo una de las mejores del campo bravo. Siempre lo fue. Y ahora hay que darle la enhorabuena a su actual criador, Álvaro Domecq Romero que está resembrando el enorme legado de su padre, el inolvidable don Álvaro Domecq Díez.  Lo malo  es que las figuras de los tiempos del padre toreaban los toros que pastan en los Alburejos y las de ahora, no. Ellos se lo pierden.

Viendo torear a Pablo Aguado, recuperé la alegría pensando en tantos recuerdos de faenas de los grandes del toreo de no hace tantos años como parece. Que ¿cómo torea Aguado?. Pues como los ángeles. Con naturalidad, con temple, con mando y con arte mayor. No como esos neoartistas del barroquismo que tanto gustan ahora.   Y, claro, puso de acuerdo a todos los que estábamos sentados en los escaños de la maestranza. La pena fue la espada de Aguado. Sus repetidos fallos al matar el tercer toro, “Sanito”, le privaron de haber cortado una oreja. Y su pinchazo antes de agarrar una estocada al sexto, “Chillón”, dejó las dos que hubiera logrado en una solitaria.  Una pena porque de haber matado pronto y bien, Pablo Aguado habría podido salir a hombros por la Puerta del Príncipe en la segunda corrida de toros de su carrera. Si hay ausencias en lo que resta de feria, ya tiene la empresa un sustituto de gala…

Lama de Góngora

No hace muchos días que vi y escuche hablar a Lama de Gongora en el acto de presentación de un precioso y enjundioso documental y oyéndole, me creí lo que dijo. “Este la va armar en la corrida de su regreso a la Maestranza tras más de dos años de voluntario exilio en las Américas, sobre todo en México y en El Perú…” pensé ilusionado. E ilusionado acudí ayer para comprobar si las preciosas palabras de Lama aquella noche, tomaban carta de naturaleza en la plaza y ante el toro.

Me pareció que sus palabras se hacían realidad con sus sabroso lances en el recibo del segundo toro, “Lentisquino”, que cubrió con evidente bravura un brillante tercio de varas a cargo del gran picador José María Expósito.  Yendo al caballo tan alegre desde lejos y sin dolerse del castigo. Como acudiendo con prontitud y fijeza, luego, a las llamadas muleteriles de Lama.

Del toreo de Lama de Góngora con la muleta saqué la conclusión de que es mejor en los remates y en los adornos que domina perfectamente por muy pensados y ensayados que en el corpus central de los muletazos fundamentales. No sé… O sí sé porque me pareció que Lama es mejor en la superficialidad que en el meollo de su toreo. Este toro fue bastante mejor por el lado derecho que por el izquierdo, lo que nos privó de poder analizar el toreo al natural del joven matador. Veremos en sus próximas actuaciones si se las dan… En cualquier caso, lo que si fue evidente es que de haber matado pronto y bien podría haber cortado una oreja.

Javier Jiménez

Abrió la corrida el bastante más veterano y más toreado Javier Jiménez a quien le correspondió el lote menos lucido. Y desde luego menos posible para poder haber triunfado. No lo consiguió Javier, pero se extralimitó en el tiempo buscando que sus dos toros rompieran a base se insistir. Y tanto insistió sin buenos resultados que terminó aburriendo al personal… Lo mejor fue que su actuación fue para olvidar

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

8 Resultados

  1. gregorio dice:

    Importante actuación de Aguado con dos actuaciones soberbias y que pareció ser un torero cuajado. Cuajo conseguido con una muy bien gestionada etapa de novillero en la que toreó unas 50 novilladas a lo largo de tres temporadas. Lo que hubiera tenido que hacer Lama de Gongora. Pero ayer demonstró que sabe torear, que tiene personalidad y que es un torero distinto a pesar de no haber tenido el lote propicio. Este tipo de toreros no pueden quedarse sin torear

  2. mariano dice:

    Aveces nos ponemos muy duros con los que empiezan. Y los tres de ayer merecen otra oportunidad. Los prefieros a los requtevistos y acabados Cid, Perera, J.Adame, Luque, Cayetano o a los nuevos pero ya viejos Garrido, Simón, Ureña. A ver si la prensa los trata con igual dureza

  3. Aficionao dice:

    Ha calificado usted la Corrida mejor que el propio ganadero, que en la tele ha salvado a tres toros, con un lote el de Javier Jiménez “muy malo” en palabras textuales. De todas formas si tan bueno sale lo de Álvaro Domecq el petardo es de las figuras que sistemáticamente rehuyen esta ganadería. Coincido con Gregorio, Aguado debe torear. Pero para dar el salto hoy día hay que torear en Madrid y no está anunciado. Estaremos pendientes de él. Saludos

  4. gregorio dice:

    Aguado y también Lama de Góngora deben tener la oportunidad de confirmar en Madrid. Peores toreros la han tenido

  5. Aficionao dice:

    Decir que Perera es un torero acabado o Garrido un torero viejo es un verdadero despropósito. Este es un sitio web serio y riguroso e igualmente deberían serlo los comentarios que insertamos

  6. Godiva dice:

    ¡Hable más de Aguado y menos del ventajista de Ponce, @calbo!

  7. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Hay gente p´to

  8. mariano dice:

    Quizás a algunos parezca duro decir que Perera está acabado pero otra prueba va con la tarde de ayer. Perera es un gran torero pero se emperra en matar a toritos que con él no dicen nada. ¿Y cuantos triunfos ha tenido en Sevilla? No tantos como para que le repitan tanto y menos con esos toros para finos toreros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: