ponce

Recapitulación de la Feria de Abril según mis gustos personales

Sé perfectamente que lo que voy a escribir no le va a gustar a mucha gente, sobre todo en Sevilla incluidos no pocos críticos locales y alguno de la prensa nacional. Vamos a ello sin mayores ni menores prolegómenos.

El gran e indiscutible triunfo de El Juli en la corrida de Garcigrande con el indulto del segundo toro de su lote incluido, lo han querido aprovechar muchos para intentar entronizarle en un lugar inaccesible para los demás toreros y, muy especialmente, para Enrique Ponce y José María Manzanares, ambos objeto de permanente ninguneo por parte de la mayoría de los aludidos. Por fin han encontrado la ocasión de dedicar a El Juli su exagerado “cantar de los cantares“.

En mi opinión personal que, por cierto, comparten no pocos aficionados sevillanos porque me lo han dicho, los autores de las mejores faenas de La Feria de Sevilla 2017 fueron precisamente el valenciano y el alicantino. Sobre todo este último que nos obsequió con tres grandes faenas que en su caso son indiscutibles creaciones de altísimo nivel artístico y, no digamos, sus lances a la verónica en su mejor toro de Juan Pedro Domecq además de sus estocadas, especialmente la que ejecutó en la suerte de recibir en su primera actuación de la feria. Como también podríamos decir algo parecido de la faena de Enrique Ponce a su segundo toro de la corrida de Garcigrande porque no solo anduvo por encima de su mediana condición – recordemos que se rajó poco después de la primera parte del trasteo -, también fue una creación artística genial e incomparable.

Estaban deseando que El Juli tuviera un éxito tan grande y tan mediático como el de Sevilla para dar rienda suelta al más enfervorecido entusiasmo que hayamos visto últimamente. Y llegada la ocasión, empezaron a minimizar los éxitos de sus colegas más importantes.

No es cuestión de preferencias como tampoco pretendo negar la gran maestría del matador madrileño. Pero la enorme diferencia que distingue el toreo de Ponce y el de Manzanares sobre el de Julián López es que éste no tiene el “don” ni lo tendrá nunca, mientras los otros dos lo tienen en grado superlativo y lo tuvieron y tendrán siempre. Y en el caso de Ponce,  además, llevado a cabo a los casi 30 años de alternativa dentro del periodo en el que la inmensa mayoría de las grandes figuras que más han durado a lo largo de la historia, lo cubrieron en franca cuando no en lamentable decadencia. Y al contrario Ponce que, cada año que pasa, su toreo progresa más y más en calidad y enjundia. Y es que cuando triunfan los toreros que poseen el “don”, los que no lo tienen palidecen. Caso como por ejemplo el de Roca Rey. Y menos mal que en la Corrida del Domingo de Resurrección le vimos en su mayor dimensión posible. En maestría le superó El Juli y en toreo de alta calidad, Manzanares y Ponce. Como quizá también el de los modestos Pablo Aguado y Pepe Moral.

Respecto a las corridas de toros que se han lidiado en la feria, creo sinceramente que la mejor fue la de Garcigrande, seguida por la de Núñez del Cuvillo que, por cierto, fue desperdiciada en su mayor parte. Toros sueltos, destacaron los dos buenos de Fuente Ymbro. ¿Y fracasos? Los de Victorino Martín y Juan Pedro Domec aunque el de esta última ganadería fue cantado bastante más saña que el de Victorino. Y es que hay ganaderías con bula perpetua y otras como la de Juan Pedro Domecq, con asegurada condena, sean sus toros como sean. A los excelentes que se lidiaron en Castellón y en Valencia, también les pusieron pegas. Y a los de Sevilla los mandaron al infierno.

Claro que me preocupó la extremada blandura de cinco de los seis toros de Juan Pedro y he procurado enterarme de los por qués del desastre. Tal cual ocurre en no pocas ganaderías, cunde la alarma porque el ganado de bravo suele padecer una especie de hepatitis por culpa de los piensos. Algunas fábricas de piensos dan gato por liebre por no emplear la fórmula conveniente y exigida.

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

10 Resultados

  1. mariano dice:

    Mejores faenas que de la del Juli han sido la de Roca Rey (al que injustamente le dieron una oreja) y de Manzanares con el gran toro de Cuvillo. Pero es normal, la crítica siempre ha intentado ningunear y poner mil pegas a los grandes para luego perdonar todo tipo de fallos a los modestos. Ya en la pasada temporada asistimos al desmadre de premios para Ferrera y al ninguneo para Roca Rey autor de la mejor faena de esa feria

  2. Sebastian dice:

    Totalmente de acuerdo con el Sr. Del Moral. Aguado y Moral torean mejor que el peruano. Ojala Gines Marín tenga mejor suerte en sus próximos toros. El es la mayor esperanza del mundo taurino para suceder al mejor de la historia. Enrique Ponce

  3. Sebastian dice:

    Mariano. Que de bueno hizo Roca Rey? En cambio 4 orejas del Juli no es poca cosa. Y 3 orejas de Manzanares. Hay que reconocer que este año Roca Rey es Fallas Pamplona y Acho. Todavía está verde

  4. Miguel Angel Ruiz dice:

    Me han parecido muy acertados los comentarios recapitulativos de la Feria de Sevilla y sobre todo muy valientes . Ya era hora que alquien opinase contra el “oficialismo” Los comentarios que mas me han gustado han sido los referentes a Ponce y a las ganaderìas – Ya era hora que alguien que presume de entendido presuma que Ponce es una decepción y si no coincides con el , no entiendes de toros

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    No he aprobado los comentarios con insultos, como siempre. So nota que hemos alborotado el gallinero de tanto envidioso e imbécil que pulula por ahí. Vais daos…

  6. Santiago dice:

    Si en la gran faena de Roca Rey el toro no tardase tanto en caer serían dos orejas en vez de una y la historia sería otra. La verdad nunca entendí como con una gran faena y perfecta estocada no se dan las dos orejas porque el toro tarde en morir. La gente olvida demasiado pronto lo que ha visto. En cuanto a Gines Marín dudo que sustituya a Ponce, lo pusieron por las nubes el año pasado tras su triunfo en Madrid y no es para tanto, si no mejora creo que dentro de 3 años ya nadie se acordara de el. Le falta mucho para igualar a Ponce, tal vez lo hagan el Juli o Manzanares dentro de 5 años si siguen como hasta ahora.

  7. Aficionao dice:

    La Corrida de Victorino fue decepcionante, pero bastante peores fueron las de Matilla y Jandilla. De los JP mejor no hablar. Podium de triunfadores Juli Manzanares y Moral. Un análisis distinto es intentar amoldar la realidad a los gustos o manías de cada uno

  8. gregorio dice:

    Sorprende como la prensa y gran parte de la afición sevillana se haya vuelto loca con El Juli, un gran torero pero que no puede evitar de ser el opuesto del concepto de belleza que tanto se valoraba en Sevilla. Por no decir como tapan sus vergonzosas estocadas al julipié (por una de esas le regalaron la segunda oreja de su primera faena y en su segunda le hicieron el favor de no matar). Y no digamos lo bien que tratan a ciertos “segundones”, que tienen valor y merito pero poca clase. Luego los mismos ningunean a los del buen toreo que año tras año demuestran su calidad y dimensión. Será cuestión de modas, será que ya a la Maestranza no van viejos aficionados, será que los toros son el espejo de una sociedad convulsa, pero Sevilla está perdiendo el buen gusto que tenía, como bien dice este artículo

  9. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Gracias amigo. Cada vez somos menos los que opinamos como usted y yo mismo.

  10. joselito dice:

    A mí tampoco me gusta el Juli. Reconozco que es un torero muy poderoso y con valor pero es que tiene unas maneras muy vulgares, además de que es un tramposo a la hora de matar porque con el tristemente famoso “julipié” que le aplauden los palmeros de turno, se sale de la línea recta cada vez que entra a matar. Es por es, que casi siempre mata a los toros de estocada caída e incluso de algún que otro bajonazo. Y desde su “reinado”, la mayoría de los encastes están desapareciendo porque este señor, como primera figura, es el principal responsable (aunque no el único porque los demás le siguen), de poner de moda el torear única y exclusivamente el encaste Domecq, haciendo con ello un gran daño a la Fiesta, volviéndola cada vez más previsible, al privarnos de ver la variedad en los comportamientos de los toros y las diferentes maneras de lidiarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: