1406472310-U10107650555vR--1240x698@abc

Novillada en Madrid. García Navarrete sufre una cornada al entrar a matar

 
Andrés Amorós en ABC

El novillero resulta herido de nuevo, en un serio y complicado conjunto de Los Chospes

Hace justamente un año, en este coso, el jienense García Navarrete, cuando iba a entrar a matar, fue arrollado y, en el suelo, herido grave en el cuelloVuelve a Las Ventas y, al entrar a matar, otra vez sufre una cornada: ¡mala fortuna!

Tarde dura y desapacible: frío de invierno, lluvia, viento, novillos complicados, novilleros que han toreado muy poco, público escaso pero exigente: la cara áspera de la Fiesta.

Los novillos de los Chospes, de procedencia Daniel Ruiz (Jandilla) y Algarra son casi toros: muy serios, con pitones, alguno aplaudido, de salida, pero duros y complicados.

Diego Fernández, de Palencia, posee cierta fama de buen estilo pero el año pasado toreó solamente una tarde. Tiene ya 31 años y no da el necesario paso adelante. En el primero, logra alguna serie aseada, por la derecha, pero no lo ve claro y mata mal. En el cuarto, un verdadero toro, tampoco logra imponer su dominio ni matar bien. Por la cogida de García Navarrete, mata el último: sólo apunta un par de muletazos con clase y vuelve a matar mal. No ha logrado sobreponerse a las dificultades.

Diego Carretero, de Hellín, muestra su actitud al recibir al segundo con una larga de rodillas. El trasteo es valiente, desigual, con emoción y momentos de apuro. Mata mal. Se pelea con el quinto, huido: corre bien la mano y traga, en una faena de entrega y cierto mérito. Mata con decisión.

Francisco Javier Rodríguez saluda en el tercero, que mansea y pega arreones. García Navarrete brinda a don Máximo, se entrega sin reserva, sufre un puntazo en la nalga y, al matar, la cornada. El festejo ha durado dos horas, como debe ser: lo único bueno de la tarde.

 

1 Resultado

  1. joselito dice:

    Acostumbrado a que en las reseñas taurinas, la descripción de los toros que se lidian (y especialmente cuando se anuncian primeros espadas), sea calificada habitualmente con adjetivos como “blandos, descastados, sin fondo, faltos de raza…” me sorprende gratamente que en esta crónica los novillos de Los Chospes sean calificados como “muy serios, duros y complicados”, ya que a mí me explicaron de niño que los toros bravos son así pero normalmente, no lo veo. El “tío” de la foto puede que no tenga la “clase” la “entrega” ni la “nobleza” de Orgullito ni del 98% de los que se han lidiado en la Feria de Abril y Fallas pero me da la impresión que si coge en el campo al tal “Orgullito” o a cualquiera de sus “colegas”, los parte, porque siendo novillo es mucho más toro que ellos. Y Los Chospes es Domecq, lo que demuestra que más que el encaste, es cómo selecciona el ganadero lo que le da una personalidad u otra al toro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: