unnamed (16)

4ª de San Isidro en Madrid. Enorme Fortes, víctima de un palco incompetente

Debió salir a hombros, aunque para cuantos vieron en situ o por televisión lo que ayer ocurrió en Las Ventas, no creo que les quepa la menor duda de que la actuación de Fortes fue de campeonato salvo con la espada en el tercer toro. De haber matado bien a este, fue tarde de Puerta Grande. Pero esta vez los resultados orejófilos pasaron a la trastienda anecdótica del festejo porque cuantos asistimos salimos de la plaza realmente encantados con hecho por el malagueño. Diestro curtido en cornadas brutales, todas superadas gracias a la infinita presencia de ánimo del diestro. Su carrera transcurría cuajada de accidentes de toda índole y de algunos éxitos intrascendentes hasta que, no hace mucho, ignoro si el torero se lo pidió a su actual apoderado, José Ignacio de la Serna, o fue éste quien se lo propuso, ambos llegaron al más feliz de los acuerdos. Sea como fuere, la verdad es que la afición madrileña asistió ayer por segunda vez – Fortes ya había cortó una oreja a un toro de Victorino Martín en la corrida del Domingo de Ramos que abrió la temporada en Madrid – a otro zambombazo más del malagueño. Con ser tan llamativo como injustísimo el proceder presidencial, lo que quedó demostrado en esta cuarta corrida de San Isidro 2018 es que Saúl Jiménez Fortes se ha transformado en un gran torero con virtudes indiscutibles. Evolución tan sorprendente como grata. No fueron casuales las dos faenas que hizo ayer frente a dos gigantescos y muy agresivos animales. Gran toreo por lo clásico con absoluta entrega – sufrió una serísima cogida en su faena al sexto –  y acertado tino. Mi más sincera ehorabuena al torero  y a su apoderado. Sin ser negativas, las actuaciones de Manuel Escribano y de Daniel Luque también tuvieron su aquel pese a la sosería de sus respectivos oponentes. Cuatro animales decadentes. La larga a porta gayola de Escribano al cuarto y sus angustioso quiebros por dentro en banderilla, pusieron al público en pie. Daniel Luque por su parte dio algunas pruebas de la clase que adorna su toreo con capote y muleta aunque sin poder redondear nada.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Viernes, 11 de mayo de 2018. Cuarta de feria. Tarde agradable y medio nublada con más de media entrada.

Seis toros de Pedraza de Yeltes, por todo descomunales, sobrados de kilos y de muy mediocre juego, destacando por su mayor manejabilidad los corridos en tercer y sexto lugares aunque mucho tuvo que ver en ello quien los lidió y mató.

Manuel Escribano (davidoff y oro): Pinchazo, media atravesada y descabello, silencio. Pinchazo y estocada, silencio.

Daniel Luque (salmón y oro): Dos pinchazos, media perpendicular y tres descabellos, aviso y silencio. Estocada, silencio.

Fortes (purísima y oro); Estocada muy caída, silencio.  Estocada, fortísima petición de oreja y dos vueltas al ruedo con gran bronca al presidente por no conceder el tan bien ganado trofeo. 

En el peonaje destacó en la brega José Antonio Carretero y asimismo en banderillas. También el palos Alfredo García, Raúl Ruiz y Juan Contreras.

Los manes del destino le tenían guardada una buenísima nueva a Fortes al entregar la dirección de su apoderamiento a uno de los mejores aficionados y sabios escritores que he tenido la dicha de conocer hace ya varios años. Ignoro si José Ignacio de la Serna ha tenido que ver en parte o en todo en la transfiguración torera de Fortes aunque pienso sinceramente que sí. Conozco su concepto del toreo – él mismo lo practica en el campo – y no dudo que sus consejos al diestro malagueño le han venido como anillo al dedo. Con el descomunal valor que le acredita, había materia prima más que suficiente para moldearla hasta lograr que un hombre tan frecuentemente castigado por los toros sin que ninguno de sus percances le hicieran mella, llegara a comprender y a poner en práctica lo que entendemos por gran toreo, el de los elegidos. Así le vi ayer en Las Ventas. No había tenido la oportunidad de apreciarlo el pasado Domingo de Resurrección y ya se sabe que en esto del toreo hasta que no metes los dedos de la yaga de la verdad, no acabas de creer lo que te cuentan. Yo los metí ayer y quedé deslumbrado además de satisfecho.

El turbio e injustísimo comportamiento presidencial no debería haber empañado el tan bien ganado triunfo de Fortes. Para mi, desde luego que no lo empañó lo más mínimo. Espero y deseo que, si hubiera sustituciones en esta feria, el elegido por la empresa sea él.

Los que acompañaron por delante a Fortes, bastante y de sobra hicieron frente a tan descomunales enemigos que, solo con verlos, causaban pavor. Me dijeron ayer que incluso a algunos les rebajaron el peso para que ninguna rebasara los 700 kilos. Una barbaridad. Por presentación, la corrida fue de museo. Pero no por comportamiento porque en líneas generales estos mastodónticos ejemplares no suelen dar el jugo que que le es debido en las reses de lidia. Sin embargo, algunos dieron oportunidad de lucirse a los espadas en determinados momentos. Es decir tan solo en partes de su lidia aunque ni por asomo completa.

Manuel Escribano ya tiene sobradamente demostradas sus virtudes toreras en las que predomina su incondicional entrega en todos los tercios debido a su innegable valor y a una inteligencia suficiente para llevar a cabo con bien sus muchas proezas. Otro, como Fortes, más que castigado por los toros sin que ello le haya mermado mínimamente su natural valor.  De todo ello dio pruebas fehacientes ayer en Las Ventas, tanto con el capote como en banderillas, sobre todo. Y no tanto con la muleta porque sus dos enemigos apenas se prestaron, fallando a espadas en ambos para mayor desgracia.

Daniel Luque sí que acertó al matar al quinto toro con la estocada de la tarde. Pero ninguno de sus dos oponentes fueron de los que admiten se les practiquen las cosas que a Daniel tanto le adornan. Su gran capote quedó casi inédito. Y lo mismo su mejor toreo. Sin uniformidad al embestir, es muy difícil por no decir imposible uniformizar las faenas. Que en tales casos como los dos toros que ayer afrontó Luque, cada pase era distinto a los demás por lo irregularmente que acometieron sus enemigos. Otra vez será.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Juan jose dice:

    Como puede ser que este Fortes solo tenga una tarde en San Isidro despues de lo bien que estubo ya el año pasado en esta misma feria? espero que la empresa lo tenga encuenta encuanto pueda

  2. juanse dice:

    Fortes tiene contratadas 3 tardes en Madrid.

  3. Aficionao dice:

    El domingo de Ramos ya estuvo a punto de abrir la puerta grande. Tanto por el momento en que está como por su evolución como torero espero y deseo que entre en el circuito de ferias. Tiene otra tarde fuera de feria con toros de Bohórquez, junto con Álvaro Lorenzo. Esa tarde promete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: