unnamed (18)

7ª de San Isidro en Madrid. ¡¡ Qué barbaridad !!

Una gigantesca y más que ofensiva corrida de Las Ramblas – y es decir poco –  deparó un variado espectáculo en el que hubo de todo menos el triunfo de los que la mataron. Pues fue el caso que hubo toros más que manejables, primero y segundo, un noblón sin clase que hizo tercero, un manso absoluto que fue devuelto antirreglamentariamente, lo que provocó una escandalera en los tendidos contra la presidencia, un sobrero de José Cruz con sobrada calidad y dos moles más que apenas valieron para cerrar malamente la tarde. La mayor víctima del naufragio fue David Mora que anduvo muy forzado con el que abrió plaza aunque lo mató bien, y en sus dos versiones con el sobrero al que toreó primero relajado y muy templado hasta, inexplicablemente, volver a mostrarse nuevamente esforzado, torpe y fatal con los aceros para escuchar los dos avisos y terminar desairado. Mora tuvo en sus manos el lote de la tarde del que podría haber sumado tres orejas. Una al primero y dos al sobrero. Juan del Álamo afrontó desigualmente al enorme aunque noble segundo, muy bien con el capote, impreciso con la muleta y bien con la espada; más después atolondrado con el deslucido quinto. José Garrido, por su parte, absolutamente falto de determinación con el manejable aunque desclasado tercero y mal con el sexto, un “buey apis” tan digno como sus hermanos de ser disecados y llevados a un museo de ciencias naturales.

Los tendidos observan perplejos la devolución del manso cuarto de Las Ramblas, «Opaco» de nombre

Madrid. Plaza de Las Ventas. Lunes, 14 de mayo de 2018. Séptima de feria. Tarde muy fresca y algo ventosa con algo más de media entrada.

Cinco toros de Las Ramblas, descomunales, armadísimos, muy justos de casta y de juego desigual. Muy manejables los dos primeros. Remiso y sin clase el tercero.  Devuelto antirreglamentariamente el mansísimo cuarto, se corrió un sobrero con buenas hechuras y noble de José Cruz. Deslucidos quinto y sexto.

David Mora (verde manzana y oro): Buena estocada, saludos. Dos pinchazos, media estocada y tres descabellos, dos avisos y silencio.

Juan del Álamo (blanco y plata): Estocada, aviso  y saludos, Estocada desprendida, silencio.

José Garrido (verde botella y oro): Dos pinchazos y estocada, aviso y silencio. Tres pinchazos, media estocada y cuatro descabellos, silencio.

Muy eficaz a caballo Israel de Pedro. Destacaron en la brega y en banderillas José Antonio Carretero y Antonio Chacón. Y también en palos Jarocho y Ángel Otero.

David Mora, con el chorreado primero

David Mora se desconcierta con tanta frecuencia que, forzosamente, desconcierta también a los que acudimos ilusionados con verle torear como lo hace en su mejor versión.  Ayer tuvimos buen ejemplo de ello en sus dos actuaciones frente a los mejores toros de la tarde que, para su suerte o quien sabe para su degracia, fueron los dos mejores de la tarde. Al gigantísimo de Las Ramblas que abrió plaza, el gran picador Israel de Pedro se lo dejó a modo con tanto como eficaz castigo. Supo lo que hacer. Tanto que el bruto llegó más que manejable y aplacado a la muleta de David Mora. No obstante, el Mora que vimos en su faena de Muleta, fue el que torea excesivamente doblado y agachado. Y es que no acabó de estar a gusto David con este más que imponente animalón. Uno lo comprende dado el tamaño y las hechuras del gigantesco torazo. Sin embargo, lo mató al primer envite y bien.

Luego del follón que se armó con la absolutamente improcedente devolución del mansísimo cuarto a los corrales en medio de un descomunal escándalo provocado por el incompetente señor que ocupaba el palco – ya llevamos en esta feria dos presidentes que deberían ser destituidos ipso facto – David Mora tuvo la suerte de su parte con el sobrero de José Cruz, un toro bien presentado son su trapío normal  al que lidió muy bien el gran peón José Antonio Carretero convirtiendo al que también fue manso en claro colaborador. Un toro que metió la cara por abajo yendo largo en la faena de muleta. Una faena en la que David Mora mostró sus dos versiones toreras. Primero la mayestática, la empacada, la naturalmente elegante que nos encandiló y nos encandila cada vez que le vemos torear tan rematadamente bien. ¡Aleluya!. Hasta que, de pronto, se va David lejos de su oponente buscando una franca arrancada para darle mayor emoción al trasteo, el toro no responde como lo había hecho antes y del prodigio muletero pasamos al deleznable y al forzado. ¿Por qué? Pues vaya usted a saber… Para colmo, llegado el momento de entrar a matar, a David se le atasca la espada y, entre una cosa y otra, lo que iba para triunfo de clamor, acaba en simple ovación.  Tuve que frotarme los ojos para creer en lo que estábamos viendo.

Juan del Álamo y José Garrido son dos jóvenes toreros que iban para figuras y ayer apenas mostraron ánimo y condiciones para serlo. Sombras de sí mismos, de la excelencia que guardamos como recuerdo de sus mejores tardes, pasamos a la fatal constatación de hallarnos antes dos más. Es decir, ante dos cualquieras. Y no quiero entrar en lo que ambos hicieron o no hicieron con sus segundos oponentes que apenas se prestaron.  He de referirme a lo hecho por los dos en sus primeros enemigos, segundo y tercero del festejo.

Juan del Álamo no se percibió debidamente de que el segundo toro embestía largo y noble por abajo aunque no por arriba. Entre una cosa y otra se le fue la oportunidad de triunfar. Me dio pena verle al final de la faena cuando recurrió a las malhadadas giraldillas o manoletinas que para el caso son lo mismo: las suertes más baratas de cualquier repertorio. Conozco a un torero y no quiero dar su nombre que no ha dado ni una sola manoletina en su larguísima vida profesional… Juan, al menos, salvó el trance con una buena estocada que algo es algo…

Y a José Garrido con el tercer toro, lo que le faltó fue determinación. Es decir, irse para adelante en cada trance, ganarle terrero al toro dando un paso adelante tras cada pase. Eso de quedarse quietecito como una estatua una vez consumado el muletazo sirve con los toros naturalmente briosos pero de ninguna manera con los que amenazan con pararse o se paran en seco. En fin, que entre unas cosas y otras, de esta  corrida solo nos quedará el recuerdo del gigantismo de los toros y de la absurda decisión del presidente en devolver al mansísimo cuarto a los corrales.

Presidente de Las Ventas señor Magán Alonso bilaketarekin bat datozen irudiak

Y como el tema de ayer  también fue de presidentes deleznables, paso a nombrar al que le negó una oreja a Fortes. El ínclito se llama José Magán Alonso. No suelo conocer ni cómo se llaman los presidentes que para mi deben ser siempre señores tan entendidos como desconocidos. Los mejores presidentes son lo que no se nota que presiden. Si nombro al subsodicho es para que, de ahora en adelante, los toreros que han de venir a Las Ventas en esta feria y, sobre todo las figuras, se enteren de quien les va a presidir sus festejos. Si fuera el el señor Magán Alonso, deben hacer todo lo posible y hasta lo imposible para librarse de él porque si con Fortes hizo un estropicio, con los toreros más famosos e importantes el estropicio puede ser bastante mayor…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Juan Jose dice:

    sobre los desatinos de los presidentes en las ventas, me pregunto que narices pinta el asesor taurino en el palco? también tiene que ser responsable y si no se consideran responsables que digan algo, en cuanto a la corrida de ayer lo de David empieza a ser preocupante, ya son muchos toros los que se le han ido en Madrid

  2. joselito dice:

    No vi la corrida pero ¿devuelto un toro por manso? ¿Entonces para que están las banderillas negras?

  3. ALBEITAR dice:

    Ha declarado el presidente que no vió mayoria de pañuelos. Cuando lleguen las figuras a ese presidente se le caeran las orejas de los bolsillos, y sino al tiempo. Pero es estupendo ponerse duro con los que más lo necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: