15270224201747

15ª de San Isidro en Madrid. Cuando los toros “se van”…

Estamos al borde de cerrar la primera mitad de la feria isidril 2018 y, la verdad sea dicha, han salido bastantes toros lamentablemente desaprovechados en todo o en parte. Por ahora, los triunfos que hemos visto y disfrutado se deben a figuras del toreo que por algo lo son y no por suerte o por capricho. Las figuras en su totalidad, pueden tener distintas maneras de expresarse artísticamente. Pero hay tres virtudes que en mayor o menor grado coinciden: El valor, la inteligencia y el temple. Cada una lleva a las otras Los que carecen de la virtud que sostiene a las otras dos, el valor, a poco o a nada pueden aspirar profesionalmente. Y no me refiero al arrojo que es la manifestación heroica del pánico. Me refiero al valor que no se nota salvo en la mayor o menor inteligencia y destreza que tenga cada cual. Los que reúnen en alto grado las tres virtudes, son los que mandan y así ha sido siempre porque “el que manda en el toro manda en el toreo“.  Todos, absolutamente todos los toreros aspiran a ello. Pero la mayoría naufragan más pronto que tarde y algunos de estos logran mantenerse en los carteles pese a la escasez de triunfos y al paso de los años. El caso es que, si se mantienen, es porque resultan baratos. Bastante fortuna supone que los sigan poniendo en los carteles feriales y no feriales. Cuando se llenaban las plazas casi todas las tardes torearan los que toreasen, las empresas gozaron de un gran negocio porque las entradas cuestan lo mismo en las corridas con toreros baratos que en las que actúan los más caros. Los baratos suelen fracasar en mayor o menor grado. Claro que de vez en vez triunfan. Pero lo consiguen con éxitos de escaso calado. Algunos de estos, han vivido momentos mejores e incluso ideales. Pero por unas razones o por otras, no han conseguido el don de la regularidad en el éxito. Los más regulares suelen ser los mejores y los más caros. Tanto, que últimamente sus comparecencias en las ferias no son abundantes sino muy medidas salvo escasas y puntuales excepciones. Por todo ello, el gran toreo realizado con regularidad es una especie de milagro y de ahí, también, la grandeza de la Fiesta. Se nos acusa de demasiado exigentes y lo somos. Sobre todo cuando a los que actúan les hemos visto bastante mejor que ayer sin ir más lejos. Una certeza que es tan difícil como molesta. Y en todo esto estamos.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes 22 de mayo de 2018. Tarde en su mayor parte nublada con dos tercios de entrada.

Cinco toros de El Ventorrillo, serios, con pitones, de diverso y en general de fácil juego. Un sustituto de Valdefresno que hizo quinto. Por más toreables destacaron el segundo, el tercero y, sobre todo, el quinto. 

Curro Díaz (aguamarina  y oro): Estocada desprendida, silencio. Buena estocada, palmas.

Morenito de Aranda (corinto y oro). Pinchazo y media estocada tendida, silencio. Pinchazo, estocada corta y tres descabellos, aviso y silencio.

David Mora (lila y oro): Estocada desprendida, petición insuficiente y vuelta al ruedo sin fuerza. Dos pinchazos y estocada, silencio.

A caballo, destacó Israel de Pedro. En la brega José Antonio Carretero y Ángel Otero. Y en palos aunque en pares suelto, el mismo Carretero que sufrió un tirón muscular y no pudo seguir actuando, Andrés Revuelta, Pascual Mellinas, José Carlos García y José María Tejero. 

Lo mejor de la tarde fue su brevedad. Dos horas y punto. Así deberían durar todas. Respecto a lo más sobresaliente artísticamente hablando, las verónicas de recibo de Morenito de Aranda al segundo toro de la tarde que luego por blandear demasiado no se prestó tanto en la muleta. Sin embargo, con bastante mejor sustituto de Valdefresno, Morenito no anduvo a la altura de su enemigo por tenso y para nada relajado.

David Mora, en un pase de pecho al tercero de la tarde

Sé perfectamente que relajarse frente a toros tan imponentes y tan descarados además de agresivos pitones, es dificilísimo de conseguir. Pero cuando estos mismos toreros de ayer han estado realmente bien, les hemos elogiado sin ahorrar adjetivos encomiables y hasta entusiastas. De los tres, a quien mejor y más veces le hemos visto en su mejor versión, ha sido David Mora. Recordemos sus grandes e irreprochables faenas, entre las que yo le he visto, de San Sebastián hace años y más concrétamente en Madrid como las de su reaparición tras haber sufrido una muy larga convalecencia consecuencia de un gravísimo percance en la plaza de Vistalegre, como en Las Ventas, la asimismo muy grande de su regreso en la misma plaza que cuajó tras sufrir otra cogida aunque sin más consecuencias que el susto. Mas otras más en varias plazas. David, sin embargo y pienso que achacado por el imborrable recuerdo dada la gravedad de sus percances,  viene actuando según otra versión que no es la buena porque además de torear tenso, lo hace inevitablemente doblado y agachado en demasía salvo en los finales de las tandas, tanto en los pases de pecho como en los de desdén, que los hace muy naturalmente derecho y relajado. Nada que ver, por tanto, la indiscutible belleza de estos muletazos con los otros que gruesan últimamente sus faenas. Así ayer en su se segunda tarde isidril. Bien es cierto que su faena al tercer toro, fue mejor que las malas y la buena estocada con que mató, provocó una petición de oreja en absoluto mayoritaria aunque nutrida. Algunos, los de siempre en Las Ventas, intentaron que no diera la vuelta al ruedo, pero David la dio. Y con el peor sexto, otro tanto a peor porque tampoco el toro fue como el tercero aunque también se dejó. No obstante lo dicho,  al David Mora de ayer le vi más a gusto con el capote, sobre todo en quietes.

Morenito de Aranda, con el de Valdefresno

De Morenito ya hemos escrito sobre sus aciertos capoteros con su primer enemigo. Pero no de su muy desigual faena al de Valdefresno que fue el mejor de la corrida. Le dieron tela en el caballo y lo dejaron a modo como pudimos apreciar en cortos pasajes buenos al natural. Y pare usted de contar. La falta de uniformidad en el trasteo que finalizó con más pasión de Morenito con la mano derecha, no fue suficiente para que echáramos las campanas al vuelo y menos tras sus fallos a espadas. Y no he querido echar más leña al fuego con las fotografías que he elegido para ilustrar esta crónica. En fin…

Dejo para terminar a Curro Díaz, el mejor tratado por el público por aquello de la buena fama que le han creado varios colegas y no pocos aficionados de esos que se mueren por el arte recompuesto. Ya dije sobre su actuación anterior en esta misma feria que Curro torea más atento a ponerse bonito que a torear con temple y, por tanto, con mando. Ayer volvió a los innumerables enganchones que si tuvieron justificación con el primer toro que no cesó de puntear y templar eso solo lo consiguen los privilegiados, no lo tuvieron con el cuarto toro que fue el mejor de su lote y uno de los más aprovechables de la corrida. Con este alternó la tensión con el relajo predominando lo primero. Y así no puede no puede ni podrá ser lo que pretenden el propio torero y sus acérrimos.  ¿Estamos? Pues eso.

Post/data.- ¿Saben cuantos años lleva en esto Curro Díaz tras su alternativa? 21. Morenito, 13. David Mora, 12.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

17 Resultados

  1. Juan Jose dice:

    preocupante los de los toreros, los ganaderos están haciendo un gran trabajo con los toros están consiguiendo que embista muchos y muy bien pero los toreros quitando las figuras creo que estamos en el peor momento de la historia

  2. joselito dice:

    Aunque es cierto que a algún toro se le pudo haber sacado mejor partido, en general, la corrida de El Ventorrillo me pareció un petardo. Sosos, descastados, sin fuerzas… Lo habitual en estos tiempos. Lo mejor de la tarde, las verónicas de Morenito al segundo, que es de lo mejor de la Feria con el capote hasta el momento pero no hizo nada más. Curro tiene un concepto del toreo que a mí me gusta pero lo veo demasiado ventajista (dentro del mayor o menor ventajismo que impera en la actualidad) y muy justo de valor. Y Mora, pues tiene buenos momentos pero no se que pasa que se “desconecta” de la faena y casi nunca la remata. Es evidente que su grave percance le debe pasar factura pero como les argumentaba en un comentario anterior, si el tipo de toro que se lidiara hoy en día fuese más fiero y con más poder, entre otros, ¿seguirían en activo Curro después de tantos años y Mora después de tan grave percance?

  3. gregorio dice:

    Lo más preocupante es que de lo que ya va de feria solo se hayan colgado dos No hay billetes. Y obviamente eso solo pasa con las figuras que son las que triunfan con el toro bueno, aprovechan el toro medio y mejoran el malo. Lastima que en este serial tan mediocre y tan largo sea tan escasa su presencia. La tarde de ayer fué otra prueba que demasiado se defienden y tapan estos segundones que en esta feria sobradas oportunidades de triunfo han tenido, sin aprovecharlas

  4. Aficionao dice:

    El quinto fue un buen toro. Pero los del ventorrillo no me gustaron nada. Creo que se es demasiado injusto con los toreros no considerados figura. Este año han estado muy bien en Madrid Fortes o Ureña. En Sevilla Aguado o Moral. Por no hablar del zambombazo de Álvaro Lorenzo. Hablemos claro, se dan muchos carteles como los de hoy porque las figuras se anuncian una o dos tardes únicamente. Y ponderemos el ganado en su justo punto. Me hubiera gustado leer, por poner un ejemplo, lo que hubiese escrito Don José Antonio del Moral de los ventorrillos si le hubiesen caído en desgracia a Manzanares.

  5. joselito dice:

    Hombre Gregorio, Curro, Morenito y Mora no serán figuras pero llamar segundones a tres tíos que han abierto la Puerta Grande de Las Ventas… Y matando lo que no quieren las figuras porque dentro de lo descastado que es el encaste Domecq, éstas se quedan con lo que más embiste. Que si, que el Juli y Manzanares y compañía, son mejores, pero tengan también en cuenta que “juegan con mejor balón”.

  6. Rafael Dols dice:

    Joselito. Al fin en algo estamos de acuerdo, hay más hijos de puta e irrespetuosos, que segundones. Que poca vergüenza, a saber lo que es el cerdo ese De Gregorio en su trabajo

  7. Aficionao dice:

    Hay que respetar a los toreros al margen de gustos o de que sean o no figuras

  8. gregorio dice:

    Lo mismo digo, a saber quien es el tal Rafael en su trabajo. Sus insultos le retratan

  9. Marco dice:

    Gregorio, pida perdon y no siga en su empeño. No se debe ser tan maleducado y prepotente, es un consejo que le doy

  10. gregorio dice:

    Me paso sus comentarios por el forro. Aqui el que sabe soy yo, y algo Del Moral. Pero ustedes no saben de toros. Estudien, aprendan y entonces escriban. Mientras tanto, léanme y callen

  11. Rafael Dols dice:

    En mi trabajo, figura. Baboso. Si supiera quién eras, te lo iba ha explicar, verás como respetabas más , Gregorio

  12. Rafael Dols dice:

    Y que razón más grande Joselito. Claro que juegan con distinto balón, porque no matan las mal llamadas figuras esas corridas, si tan buenas son?. Pero sabes quién o quiénes son los culpables de esto. Los que escriben que se creen que saben. El único toro bueno, fue el de valdefresno, y ese si fue maltratado por el de Aranda a base de tirones, cuando lo que quería, era suavidad. Pero en fin, es lo que tenemos, esto e irrespetuosos

  13. José Santiago dice:

    Toda la razón. Rafael Dóls

  14. José Santiago dice:

    Estamos, ante una sociedad podrida, sin valores y en estos medios que se le falta al respeto y a la dignidad de las personas que se juegan la vida gusten más o menos. Es la clásica arma del amargado, mediocre y frustrado. Que pena

  15. gregorio dice:

    Pido se ponga orden en los comentarios, primero para que se borren los que estan llenos de insultos como los del “figura” Rafael. Segundo para que el administrador compruebe que hubo comentarios que no han venido de mi cuenta y los borre

  16. joselito dice:

    Señores, tranquilidad. Podemos discrepar sin necesidad de insultarnos. Y podemos opinar, juzgar, gustarnos más o gustarnos menos, pero siempre desde el respeto a TODOS los profesionales, desde el primer matador hasta el último banderillero, porque independientemente de la plaza, el trapío, el poder, la bravura o el encaste del toro al que se enfrentan, por el hecho de ponerse delante de un toro, siempre se la juegan.

  17. joselito dice:

    Y gracias Rafael. Yo también estoy de acuerdo contigo en que, aunque sin pasarse, el mejor toro de la tarde fue el remiendo de Valdefresno y Morenito no se acopló con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: