unnamed (19)

17ª de San Isidro en Madrid. El juli cuaja una de las faenas más intensas que he visto en mi vida

Fue la única premiada de la tarde. Por su enorme intensidad iba para dos orejas – fue de rabo en otras plazas – de un extraordinario toro, llamado “Licenciado” de Alcurrucén que se lidió en tercer lugar y que debió ser premiado con una vuelta al ruedo en vez de ser muy ovacionado en su arrastre. El Juli lo exprimió literalmente sobre ambas manos mediante tandas por redondos y por naturales más largos que un río – el encaste Núñez-Rincón proporciona los viajes más lagos de toda la cabaña de bravo – que sobrepasaron a lo más habitual – cuatro o cinco y el de pecho o remate – en abundante número de muletazos ligados sin ceder terreno al toro sino ganándolo. Las tengo contabilizadas: Ocho la primera sobre la mano derecha más el de pecho, o sea, nueve. Siete y dos de pecho la segunda también por redondos diestros magníficamente cosidos uno a otro la segunda. Diez por naturales asimismo ligados sin enmienda que terminó resultando cuasi cogido y que hizo la tercera, más otros cinco y el de pecho que hizo la  cuarta. Sin solución de continuidad y carente de enganchones. Es decir excelentemente templados. Pero no acabó ahí el faenón porque El Juli se empeñó en continuar el ya sobradísimo y paradigmático trasteo que, increíblemente, se prolongó con otras tres rondas. En la que hizo quinta, alternando naturales y redondos. Mas la sexta y última, otra vez por naturales, los últimos por bajo al realizarlos rodilla en tierra y varios ayudados por bajo sobre ambas manos. Y todo magníficamente acompasado sin que el bravísimo y nobilísimo animal mostrara agotamiento alguno, salvo que terminó inevitablemente descolgado de cabeza. Razón, creo, por la que Julián matara de estocada corta trasera que necesitó de un golpe con el descabello. Lo que le privó de cortar la segunda oreja que le hubieran concedido de haber matado pronto y bien. La borrachera de toreo fue premiada con una sola oreja – ya lo hemos dicho – pero la clamorosa vuelta al ruedo fue tan entusiasta como si hubiera cortado un rabo.  Aunque no pudo salir a hombros, una vez terminada la corrida toda la plaza en pie le despidió más entregada que nunca en sus veinte años de alternativa. ¡Felicidades por el cumpleaños!

El resto de la corrida desmereció de la apoteosis provocada por la grandísima obra de Julián. Los demás toros no valieron un duro. Por apagados y desrazados, su lidia fue tan penosa como en gran parte deleznable y no por culpa de los contendientes. El Juli mano a mano con Ginés Marín. Ambos hicieron ímprobos esfuerzos para sacar el máximo partido posible de las reses que les correspondieron. Dos de Victorino del Río, dos de Alcurrucén y dos de Garcigrande-Domingo Hernández. Casi nunca salieron bien estas combinaciones a capricho de los gustos de los alternantes. Prefiero con mucho una corrida de una sola ganadería. Pero en fin, así fue si así les parece a los que presenciaron el festejo in situ.

Al menos, la incuestionable maestría de El Juli y su hasta heroica disposición que hasta le costó sufrir dos cogidas y varios amagos de ser alcanzado quedaron patentes. Como la ayer escondida gran clase de Ginés Marín, ciertamente esforzadísimo en conseguir el lucimiento, infelizmente frustrado en sus ímprobos esfuerzos.

Tan solo hubo otro largo momento de brillante felicidad y de sonoras ovaciones para el par de matadores cuando alternaron en quites, con dúplicas intervenciones en el primer tercio que se basaron en sucesivos, variados y brillantes quites que encantaron a la parroquia. Fue con el primer toro de la tarde. Otro momento para recordar que nos hizo creer que la corrida iba a ser memorable de principio a fin. Pero quiá…No sabíamos todavía que, salvo la gran faena de El Juli al tercer toro, lo demás fue un costoso y menos mal que escasamente pesado por la impuesta brevedad que exigieron los demás toros. Quizá merezca la pena señalar también con tonos encomiables lo mucho que se esforzó Gines Marín con el apenas lucido quinto – el menos malo de su infame lote -, un toro a la postre increíblemente deslucido de Garcigrande contra cualquier pronóstico. Podríamos decir también que si este mano a mano resultó fallido fue porque el único toro que brilló con luz propia e intensa en la corrida fue el “Licenciado” de Alcurrucén.

Sobre la concepción nominada “De la Cultura” de este por todo desigual mano  a mano entre un figurón más que consagrado que viene toreando como y cuanto le ha dado la real gana aunque sin preocuparse de pulir sus toscas maneras salvo con el capote que maneja con mucho más arte que la muleta, enfrentado sobradamente capaz al todavía tierno delfín al que le sobra la gran calidad de su toreo, claro está que necesitado de buenos oponentes porque, de lo contrario, no puede haber parangón posible, el caso fue que tal enfrentamiento, aparte de ser necesariamente desigual per-sé, acentuó sus grandes diferencias por la suerte de cara de El Juli con el único toro que mereció la pena, y la pésima que le cupo en malísima suerte al todavía muy joven e inexperto contrincante por muy buenas maneras que el muchacho viene acreditando.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Jueves, 24 de mayo de 2018. Decimoséptima de feria. tarde ventosísima con lleno de «no hay billetes».

Dos toros de Victoriano del Río (1º y 6º), dos de Alcurrucén (2º y 3º),  dos de Garcigrande y Domingo Hernández ( 4º y 5º), de juego variado y en su mayor parte deslucidos salvo el magnífico 3º en el último tercio que fue muy ovacionado en su arrastre aunque mereció que le dieran la vuelta al ruedo, cosa que no ocurrió por falta de sensibilidad del público y, sobre todo, de la presidencia. 

El Juli (marino y oro): Pinchazo y estocada desprendida, saludos. Pinchazo hondo y descabello, oreja con vuelta clamorosa.  Estocada,  saludos.

Ginés Marín (grana y oro): Pinchazo y buena estocada, silencio. Buena estocada, silencio. Pinchazo, buena estocada y descabello, ovación de despedida.

A caballo destacaron los picadores José Antonio Barroso y Guillermo Marín, padre de Ginés. Y en banderillas aunque en pares sueltos, Antonio Manuel Punta, Ramón Moya, Fini, Abraham Neiro y Manuel Izquierdo en doble intervención.  

No he querido extender más la crónica porque me voy de viaje a Córdoba. Hoy viernes y mañana sábado veré las dos mejores corridas de la Feria de La Salud. Daré cuenta de lo que ocurra en la ciudad de los Califas que, actualmente, también es la mía en la segunda parte de mi larga vida, a Dios gracias.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

5 Resultados

  1. joselito dice:

    Magnífico toro de Alcurrucén.
    Un Juli vulgar y ventajista al que se le fue completamente un toro de rabo.

  2. Aficionao dice:

    Faenón del Juli al toro de la feria, pero un gran punto negro: intolerable en una figura de toreo no solo su forma de entrar a matar sino la colocación de las espadas. Gines Marín heróico por momentos buscando el triunfo. Un torero de gran clase que se la juega, está claro que será uno de los grandes. Buen viaje Sr Del Moral, pero hoy se pierde a Talavante…….

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pero veré a Ponce, a El Juli, a Finito, a Morante, a Manzanares y a Roca Rey

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Es usted un fenómeno entre los más fenómenos

  5. joselito dice:

    Soy el auténtico Joselito y aunque no es el Juli de mis toreros preferidos, el primer comentario que hay sobre el Juli no es mío sino de un usurpador. De hecho, no puedo opinar porque no pude ver la corrida. Téngalo en cuenta señor administrador y soluciónelo rápido que a saber que es lo próximo que puede decir este tío en mi nombre o en el de cualquiera de los demás lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: