morante2-kJKC--420x236@abc (1)

2ª de feria en Córdoba. Faena genial de Morante, dos tecnocráticas de Finito y tan valiente como siempre Roca Rey

Se adelantó una hora el inicio del festejo para que a los espectadores – y a los toreros, imagino – les diera tiempo de ver el partido de fultbol, final de la Copa de Europa que, a la feliz postre, ganó el mejor equipo del mundo, nuestro Real Madrid. Enhorabuena campeones. Sois el orgullo de España. Como también lo es el exquisito arte de Morante de la Puebla. Contra pronostico solo se medio el Coso de Los Califas. Se conoce que esta vez ganó el fútbol. Porque esperamos bastante mejor entrada que en la tarde anterior y ahí estuvieron ambas. Esta plaza no tiene remedio ni con las empresas españolas ni con el multimillonario Bailleres con delegación aquí del exitoso en sus demás plazas Pepe Cutiño. Los cordobeses tienen fama de agarrados y, taurinamente, más. En fin. Lo peor es el estado en que están las localidades, los asientos, los pasillos con más mierda encima que una alcantarilla. Roña de años. Cuesta despegar la porquería acumulada. Increíble.

La desigualmente presentada corrida de Juan Pedro Domecq dio para más bueno que malo, con al menos cuatro toros de claro triunfo. El quinto, de clase excepcional. Los dos de Finito, primero y cuarto, muy aprovechables.  También el tercero y algo menos el sexto.

La faena de Morante al quinto fue sencillamente, y repito, genial y, además, pluscuamperfecta. Una de las más redondas que le hayamos visto últimamente al gran artista de la Puebla del Río. La que da sobrado motivo a su repentina reaparición tras su incomprensible retirada. Hay Morante para rato y mucho que lo celebramos. En esta faena se juntaron todos los planetas. La gran clase del toro, la del torero y la de los felicísimos espectadores que tuvieron la suerte de verla y de celebrarlas. Faena de esas que los gitanos se rompen sus camisas al mismo tiempo de producirse. Un pobre hombre con mala pinta en sol cantó unas coplas. Primero lo hizo con Finito. Luego con Morante. No se le hizo el menor de los casos.

Lo de Finito ayer fue la apoteosis de la tecnocracia. Un día, hace años, se lo dije al propio torero: “Juan, te estás convirtiendo en un gran tecnócrata” Y es eso, me preguntó. Pues que hacer notar demasiado tus habilidades técnicas para alargar los pases pegando un ostensible muñecazo en el último tramo de cada pase con los que echas a los toros hacia las afueras. Y no hay rebose ni rebozo. Los aficionados cordobeses, todos finitistas hasta la médula, pasaron de darse cuanta del subterfugio y jalearon todos los pases hasta enronquecer. Vamos que, por el ruido, parecía que Finito lo estuviera bordando. No fue así. Bien sin más. Le regalaron la oreja que cortaron tras matar a sus dos toros para que las paseara más contento que unas pascuas.

Morante terminó muy pronto con el peor de su lote, el segundo, y lo mató malamente. Pero luego, como he dicho, armó la marimorena.

Roca Rey fue, una vez más, la viva imagen del entusiasmo, del valor y de esa torería que posee de donante universal del toreo. Ahora mismo es el torero de todo el mundo y no solo el de sus paisanos del Perú porque también es español y para ambas aficiones se ha convertido en una bendición de Dios. Como siempre lo dio todo en sus dos toros y mató a ambos con ambiciosas estocadas, solo que la del sexto fue un bajonazo y la presidencia no debió acceder a darle el trofeo que le regalaron. Pero por lo demás, otra tarde feliz del limeño y van….

Morante de la Puebla salió a hombros del coso cordobés tras cortar dos orejas a su segundo de la tarde. / Fotos: Prensa Fit

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: