unnamed (28)

24ª de San Isidro en Madrid. Luis David y Colombo remediaron la soporífica corrida de Las 6 Naciones

Ambos rozaron lo que se conoce como “triunfo”. O sea, que la oreja que se pidió para ambos espadas no fue concedida por la presidencia, desgraciadamente muy atenta como casi siempre al dictatorial y ruidoso mandato de los “sietemesinos”  Cuestión curiosa es en Las Ventas que estos energúmenos solamente protestan cuando alguien podría triunfar y demuestran condiciones para conseguirlo, mientras callan como muertos cuando las actuaciones son deficientes o por bajo de las características del ganado. Como ocurrió ayer con Juan del Álamo y en parte con Luís Bolívar, Juan del Álamo y Joaquín Galdós. Todos ellos representantes taurinos de sus respectivos países en otro de los “inventos” empresariales de Simón Casas. A saber, diestros de Francia, Colombia, España, Perú, México y Venezuela. Ayer fracasó en el intento denominado “Corrida de las seis naciones” en plaza adornada con las banderas de cada país. Una de las peores entradas de la feria. Muchísimos aficionados no tragaron. De modo que dudo vuelva a repetirse el “suceso”.

Madrid. Plaza de Las Ventas, Viernes, 31 de mayo de 2018. Tarde por fin primaveral e ideal, calmada e temperatura con apenas media entrada.

Seis toros de El Pilar bien presentados y muy armados como casi todos los lidiados en lo que va de feria. Solamente dieron más que evidente buen juego los dos últimos. Fatal el que abrió plaza, noble por el pitón izquierdo el segundo. También noble por el derecho el tercero, manejable sin clase el cuarto y ya hemos dicho que muy proclives quinto y sexto que fueron aplaudidos en su arrastre.

Juan Bautista Jalabert (tinto y oro): Dos pinchazos, media atravesada y descabello, silencio.

Luís Bolívar (rojo carmín y oro): Estocada caída, aviso y silencio.

Juan del Álamo (blanco y plata): Dos pinchazos y estocada, silencio.

Joaquín Galdós (marino y oro): Cuatro pinchazos, media estocada y tres descabellos, dos avisos y silencio.

Luis David Adame (siena y oro): Estocada trasera, aviso y nutrida aunque no mayoritaria petición de oreja y vuelta al ruedo. Pasó a la enfermería donde le atendieron de una contusión facial y de herida en la región mandibular derecha con pronóstico leve.

En la brega destacó Gómez Escorial. Y en pares de banderillas sueltos, “Jarocho”, “El Pilo” y Javier Gómez Pascual.

El festejo resultó bastante aburrido hasta la lidia del quinto toro. Yo diría que hasta soporífero a pesar de los escasos momentos de lucimiento que hubo en los cuasi baldíos propósitos de Juan Bautista que se llevó el peor con mucho de los de EL Pilar. A ratos con capote y muleta Luís Bolívar pese a la intensidad de algunas de sus series al natural hasta “perder los papeles”. Es decir de simplemente bien a muy mal. Con ganas y muy resuelto Juan del Álamo, sobre todo por redondos con la derecha hasta que su oponente se vino muy abajo. Y Joaquín Galdós de quien recuerdo la muy buena impresión cuando le vi actuar en un pueblo el año pasado. Desde luego muy valiente y con buen concepto del toreo. Pero ayer se le atascaron demasiado las espadas.

El panorama cambió radicalmente al salir el quinto toro – otro que cumplió el refrán – y Luis David Adame, que ya se había lucido en un bonito y ajustado quite por tapatías en el cuarto toro, aprovechó de cabo a rabo aunque excesivamente veloz las bondades de su oponente a la hora de torear con la muleta, sobre todo con la mano derecha. Faena por cierto coreada que culminó con la mejor estocada de la tarde. La entrega de Luis David fue patente así como sus deseos de hacerlo todo lo mejor posible. Interesante en cualquier caso este segundo hermano de la familia hidrocálida de los Adame.

Repetía tras su mala tarde de ayer Jesús Enrique Colombo y la verdad es que recompuso para bien la mala imagen que, contra pronóstico, nos dejó la tarde anterior. Ayer salió como un jabato a comerse el mundo. Dos largas cambiadas en el saludo  con el capote. Sabrosos delantales finalizados de rodillas de seguido. Estupendo en la brega para llevar el toro ante el caballo, quite por chicuelinas al que siguió otro de la misma guisa de Juan Bautista. Contundente en banderillas en cuatro pares porque el tercero, un quiebro fallido junto a las tablas que no pudo colocar debidamente por abrirse repentinamente el animal, no lo culminó cual pretendió con entusiasmo. Cualidad esta, el entusiasmo que, añadido a un notorio desparpajo, fueron los motivos del agrado de los aficionados por fin agradables con el venezolano. Y muchos convencidos por las cualidades de su quehacer. Algo realmente meritorio por las fortísimas arrancadas de su oponente.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Santiago dice:

    A mi no me gusta el futbol, pero siempre se cuando hay un partido importante. Solo con ponerles nombres a las corridas, de la cultura, de las 6 naciones, si solo sabemos los aficionados que existen no sirve para nada. Y aun falta la de Beneficiencia, que como cada año yo me pregunto:
    ¿ A beneficio de quién ? ¿ Por qué nunca lo dicen ? Aun estamos a tiempo de corregirlo este año y que no se quede en otro nombre bonito más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: