_ARJ2387

Feria de El Corpus en Granada. El Fandi vuelve a ser profeta en su tierra en su 50 actuación

María Dolores Martínez en Aplausos

Julián López “El Juli” se quedó sin premio, ante el que abrió plaza, por no refrendar con la espada los méritos acumulados ante un toro de Victoriano del Río, noble pero con las fuerzas muy justas. La labor fue cogiendo vuelo desde que cogió la muleta, la cual manejó con exquisito temple y conocimiento para cuidar a su oponente. Fue silenciado tras necesitar de tres pinchazos antes de una estocada casi entera.

David Fandila “El Fandi”, que este viernes cumple su actuación número cincuenta en Granada (entre novilladas y corridas) tuvo que abreviar en la faena de muleta tras lastimarse el toro la mano derecha en las primeras series. Se desmoronó todo lo bueno alcanzado hasta entonces. El toro no fue un dechado de motor e incluso había doblado las manos con la muleta pero el granadino había sabido cuajarle una faena vibrante, que inició con dos largas cambiadas y veronicas de rodillas. La emoción de las lopecinas y del sensacional tercio de banderillas tuvo continuidad, además, en el inicio de la faena de muleta rodillas en tierra. Mató de estocada entera y fue ovacionado tras petición de oreja.

También cayó en picado la actuación de Roca Rey con los dos pinchazos y la estocada casi entera y muy caída de remate que no fueron el broche deseado a una faena valentisima y de mucha intensidad. Primero aprovechó el mayor motor del toro para cuajarlo con gusto en el capote y pasárselo por la espalda en el emocionante inicio de faena. Cuando el toro amenazó con claudicar el peruano recortó distancias y se metió entre los pitones para redondear faena. Todo quedó en ovación.

El cuarto acabó por incendiar los ánimos del respetable tras desinflarse en la primera tanda de El Juli. Ante las protestas de los aficionados y la propia decepción del madrileño que sólo pudo intentarlo con el capote, el matador optó por pasaportarlo pronto de media estocada. Silencio para El Juli y pitos para el toro en el arrastre.

El Fandi logró dulcificar pronto los ánimos del respetable con una labor poderosa y de mucho crédito donde tuvo que tirar continuamente de las remisas embestidas del toro con pulso firme, mando y mucho aguante. La clase del toreo de capote, prologado con larga cambiada, y el portento de los cuatro pares de banderillas culminados con violín, fueron los otros contenidos de una faena rematada de casi entera. Dos orejas y su puerta grande número 47 en su tierra.

La espada voló más certera está vez pero Roca Rey no pudo pasear trofeo porque el toro, con el que acabó en la cercanía de toriles en un último intento de alargar faena, bajó la tónica de su quehacer que tanto había prometido por la variedad y gusto con que manejó el capote y su firmeza de las primeras tandas, prologadas con estatuarios. Hubo petición tras aviso, pinchazo y estocada entera.

Granada. Viernes 1 de junio de 2018. Feria del Corpus. Toros de Victoriano del Río, bien presentados y con poco motor. Destacó por su nobleza y mayor duración el tercero. Julián López “El Juli”, silencio en ambos; David Fandila “El Fandi”, ovación tras petición y dos orejas; Roca Rey, ovación y petición tras aviso. Entrada: Más de tres cuartos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: