unnamed (30)

26ª de San Isidro en Madrid. Triunfan los jinetes bajo el diluvio en San Isidro Hermoso de Mendoza, Galán y Lea cortan un trofeo en una buena corrida del Capea

Andrés Amorós en ABC

Hermoso de Mendoza, Galán y Lea cortan un trofeo en una buena corrida del Capea

Media hora antes del comienzo del festejo, cae una tromba de agua. Se retrasa la corrida unos minutos, para reparar el ruedo. Vuelve a diluviar a partir del tercero, parece que va a haber suspensión pero los tres jinetes tiran para delante: su mérito es evidente y los tres cortan un trofeo. Sergio Galán se queda al borde de la Puerta Grande. Pablo Hermoso realiza una gran faena en el cuarto, el único complicado, en una excelente corrida del Niño de la Capea.

Una vez más, lamento que Hermoso, un gran rejoneador, no quiera competir con Diego Ventura, la otra gran figura, en San Isidro, delante de las cámaras de televisión. Ésta es la única actuación, en la Feria, la número treinta, de Hermoso de Mendoza. Con el primero, vive un momento comprometido, al ser alcanzado «Berlín», pero destaca en ese cambio que ha bautizado como «hermosina». Mata a la segunda.

Sergio Galán

Sergio Galán ofrece siempre su sobrio clasicismo. Con «Amuleto», recibe a portagayola al segundo, que flaquea. Sube la temperatura con las piruetas de «Titán», que acaba siendo alcanzado. Con «Apolo», su estrella, crece el entusiasmo, en el par a dos manos, en corto. Mata bien: oreja.

Parece que se va a suspender la corrida pero, entre rayos y truenos, sale el cuarto, que mansea a tablas. Con «Barrabás», Pablo encela a este toro, que no llega a tanto. Con «Disparate», se luce al cabalgar a dos pistas y en «muletazos» templados. En condiciones tremendas, cuaja una gran faena y acierta al matar: oreja.

Hermoso pasea la oreja del cuarto

Intenta amarrar el triunfo Galán en el quinto: a buen diente (el de Sergio), no hay «Panduro» (el nombre del toro) que valga. Los pares a dos manos, con «Apolo», levantan un clamor, pero mata a la segunda y se queda al borde de la Puerta Grande.

Diluvia de nuevo en el sexto, «Recobero» (‘el que compra aves o huevos para revender’; mejor, con uve). Vuelve a brillar más como amazona que al clavar, desigual. El rejón de muerte cae trasero pero el clamor popular logra la oreja. Los tres igualan sólo en trofeos.

Postdata. Antes de que hubiera prometido su cargo el nuevo presidente del Gobierno, ya estaba el Partido Animalista pidiendo una ley que, entre otras cosas, suprima las corridas de toros. No son los únicos que intentan sacar provecho, en la actual rebatiña. Pronto podremos comprobar si el PSOE decide suicidarse con urgencia o no. De momento, baste con recordar que atacar a la Fiesta supone oponerse al sentido común y a la cultura tradicional española y a la libertad. Para prohibir las corridas habría que derogar leyes vigentes. Y algo que hasta el político más romo puede entender: atacar a los toros supondrá perder muchísimos miles de votos. Ya verán si les conviene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: