_ARJ3094 (1)

Feria del Corpus en Granada. Tarde histórica: hombros Morante, Manzanares y Talavante

María Dolores Martínez en Aplausos
  • Morante optó por coger el estoque nada más arrancar la faena de muleta porque el toro le duró un suspiro y los pitos de los aficionados se hicieron más que presentes. Lo poco que duró el de Nuñez de Cuvillo permitió poder deleitarse con un primoroso recibo de capote, con dos medias y larga personalísima, y galleo por chicuelinas que se olvidaron pronto cuando el sevillano precisó, además, de tres pinchazos y entera para finiquitar al astado. Hubo división de opiniones.

El segundo fue devuelto por flojo y en su lugar saltó al ruedo un sobrero de Manuel Blazquez, que además de blandear de salida no tuvo la más mínima raza. Fue frustrante para banderilleaarlo y aún más cuando Manzanares cogió la muleta. Lo intentó pero cualquier esfuerzo era inútil. Mató de media y fue silenciado.

Alejandro Talavante y Rescoldito cambiaron para mucho mejor el curso de la tarde. El toro, de gran clase, no se cansó de embestir y Talavante vio enseguida su gran potencial para mostrar toda su capacidad de improvisación en la misma cara del astado. Movió el capote con vibración y suficiencia y aún más la muleta, en estatuarios y pases cambiados por la espalda en un palmo de terreno. El toreo en redondo enroscándose al astado en la cintura y las manoletinas finales terminaron de llevar la emoción al tendido. Fue contundente con la espada y paseó las dos orejas. Rescoldito fue ovacionado en el arrastre.

Faena para el recuerdo la que protagonizó Morante de la Puebla con el cuarto, un toro que tuvo emoción y con el que el sevillano se la jugó, se lo pasó muy cerca y se rompió por completo en una actuación ebria de torería, inspiración y arte. Llovía sobre la Monumental de Frascuelo y hasta un doble arcoiris se dibujó en el cielo cuando se tiró con toda el alma para rematar su gran faena. La plaza era ya una locura. Emocionante su vuelta al ruedo con las dos orejas que paseó en olor de multitudes.

Con el run run en la plaza todavía por la actuación de Morante, Manzanares consiguió mantener por todo lo alto el listón de la emoción con Aguaclara, un jabonero de enorme nobleza al que dio toda la réplica que merecía. Se sintió el alicantino, en una actuación de mucho sentimiento en la hilvanó con relajo y naturalidad cada uno de los muletazos. Supo refrendar, además, con estocada recibiendo. Paseó las dos orejas.

Talavante puso colofón a su faena y a su gran tarde en Granada con una estocada en todo lo alto en el centro del anillo. Fue el sexto otro ejemplar de gran nobleza y recorrido con el que el extremeño volvió a estar en plenitud y a cortar las dos orejas. La largura y el mando de cada uno de los muletazos, su forma de darle el pecho en cada cite, sus cambios de mano volvieron a marcar distancias. Impresionante, igualmente, el arranque de faena de mulets, cargando la suerte de rodillas.

Granada. Sábado 2 de junio de 2018. Feria del Corpus. Toros de Núñez del Cuvillo y uno de Manuel Blázquez (2º bis)donde destacaron, por su gran clase, los cuatro últimos. Morante de la Puebla, división de opiniones y dos orejas; José María Manzanares, silencio y dos orejas; Alejandro Talavante, dos orejas y dos orejas. Entrada: Casi tres cuartos de aforo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: