15284984846522

32ª de San Isidro en Madrid. La plaza tembló con una gran faena de Pepe Moral

La tarde, muy nublada y con lluvia intermitente, no impidió que gozáramos con una de las mejores faenas de esta feria y de muchas ferias. Hasta los cimientos de la plaza, el entero monumental coso venteño, tembló a la vez que temblamos los espectadores. Vibramos todos al compás del muy templado toreo del espada sevillano, del que ya habíamos visto su fondo y sus formas clásicas en La Maestranza y hace muy pocos días en la corrida de Miura madrileña, pero todavía no como ayer. Faena de grandísimo calado y universal trascendencia. La presencia de las cámaras de televisión en directo obran el milagro de convertir cuanto ocurre en algo de carácter universal para mal y para bien. Imagino a los aficionados de las Américas poniéndose en pie en sus casas al ver como estaba toreando Pepe Moral. Celebro la cuasi coincidencia con mi apellido. Pero, claro estuvo también que mereció honores de gloria el toro de Adolfo Martín por su vibrante nobleza al embestir como solamente lo hacen los toros verdaderamente bravos y sobradamente encastados además de fuertes de principio a fin de su lidia que también fue ejemplar y completa en los tres tercios. Un pinchazo previo a la estocada mortal impidió que Moral cortara la segunda oreja y la estupidez del señor presidente del festejo, robó la vuelta al ruedo con la se hubiera premiado a este quinto toro de la tarde llamado “Chaparrito”. Y digo yo que cómo debe comportarse un toro para ganar este honor cual se lo mereció ayer con sobradas creces este por todo ejemplar de Adolfo Martín. Sin duda uno de los mejores de esta feria sino el mejor. Seguro que recibirá premios.

La tarde empezó muy mal con un toro prontamente parado que impidió todo al toricantano Ángel Sánchez. Y aún peor con la impresionante cogida que sufrió El Cid al intentar dar el tercer muletazo de su frustrada faena del segundo de la tarde. Esta inoportuna cornada, tan aparatosa y tan dramática como a la postre grave, fue un muy sentido mazazo porque El Cid ya no es un niño, ni siquiera un joven, sino un señor que son que nadie lo entienda continúa su carrera en pos de su muy bien ganada  fama, muchísimos hechos de figura hiperconsagrada y, a la postre, carente del sitio y de las facultades que le llevaron a la primerísima fila del toreo durante bastantes años hasta padecer esta para nada aconsejable prórroga que quizá pueda brillar esporádicamente en plazas de escasa categoría y de ganado menos exigente, pero en absoluto en Madrid y con reses que siempre piden el carnet de identidad.

Por la cogida y cornada de El Cid, a poco de comenzar el festejo, la tarde se convirtió un un forzoso mano a mano entre el nuevo matador y Pepe Moral. Un mano a mano tan desigual por la gran diferencia entre uno y otro profesionalmente hablando como por la nula suerte que padeció Ángel Sánchez y la afortunada que gozó Pepe Moral con el quinto de la corrida que fue de esos que cumplen por completo el famoso refrán “no hay quinto malo” tantas veces acontecido.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Viernes, 8 de junio de 2018. Trigésima segunda de feria. Más de tres cuartos de entrada  con cielo muy nublado, rachas de viento molesto y sucesivos chaparrones.

Seis toros de Adolfo Martín, muy serios y agresivos de cabeza, todos con el pelaje cárdeno, característico de su encaste y  asimismo encastados, casi todos para mal y muy para bien el ya señalado quinto. 

El Cid (tabaco y oro): cogido y gravemente  herido por el segundo toro. Fue llevado a la enfermería por quienes le asistieron, siendo intervenido por los doctores con el siguiente pronostico: Cornada de 20 cm. en el muslo derecho de pronóstico grave.

El pitón se hunde en el muslo de El Cid, en el momento de la cornada

Pepe Moral (tabaco y oro): En el que mató por El Cid, pinchazo y estocada corta, silencio. En el tercero, buena estocada, silencio. En el quinto, pinchazo y estocada, oreja tras fortísima petición. 

Tomó la alternativa Ángel Sánchez  (leche y oro): Estocada corta contraria y dos descabellos, aviso  y palmas con saludos. Pinchazo hondo y cuatro descabellos, silencio. Pinchazo hondo echándose el toro,  palmas. 

Destacaron en banderillas Manuel Pérez Valcarce, Miguel Martín, Lipi y Vicente Varela.

Además del gran quinto toro ya señalado con todos los honores, los hubo también sobrada aunque no por completo cumplidores en varas, ayer a la última moda de colocarlos muy lejos del caballo que unos aceptaron y otros en absoluto. Esta manía ya ha cundido y ya veremos hasta cuando. Repito lo que vengo diciendo en las pasadas crónicas. Está bien colocar a los verdaderamente bravos lejos de la montura. Pero no por sistema porque suceden equívocos y malentendidos, convirtiendo la segunda suerte en engañifa para incautos. La gente se pone muy contenta cuando ve ir desde lejos al caballo a toros que luego no cumplen para nada su cometido ideal, razón que acaba en decepción cuando no de gratuito disgusto.

Ángel Sánchez tomó la alternativa llevado de su gran afición y de sus prisas de ser matador de toros como tantos y tantos. Vino con la buena vitola de tardes anteriores en la que gustó sin triunfar. Y ayer no tuvo suerte con ninguno de sus oponentes. Ora bien como con el toro de su doctorado al que muleteó con cierto sosiego y bien templar, ora mal como en los otros que matar. Nunca rematadamente bien ni rematadamente mal aunque la verdad es que pasó el muy difícil trance sin pena ni gloria. Hasta podría tomar la alternativa otra vez porque de lo de ayer salió ignoto, como si no hubiera toreado. Mejor para él.

En cambio y por contra, Pepe Moral ratificó lo que venimos diciendo y ya esperando con seguridad demostrada en las importantísimas plazas de Sevilla y de Madrid. Las dos con más trascendencia del mundo, quintamultiplicadas, además, cuando los festejos son televisados en directo. Ya estoy viendo a los empresarios de muchas otras plazas de España, de Francia y sobre todo de las Américas apuntando en sus libretas el nombre y el apellido del espada sevillano que ayer estuvo a punto de salir a hombros por la Puerta Grande de no haber pinchado una vez al matar al toro del triunfo. Creo que fue por no entrar a matar en la suerte natural. Claro que cambió a la contraría de seguido y acertó. Menos mal.

Salvo el gran toro de ayer, quinto, nombrado “Chaparrito”, los demás de Adolfo Martín no se le parecieron ni de lejos aunque hubo uno, el primero, que embistió suavemente en la faena aunque duró un suspiro. Lo cierto y verdad es que la corrida por cuanto a lo verdaderamente interesante se refiere, se limitó a un solo toro, el ya tantas veces nombrado “Chaparrito” y punto. Pero bueno, al menos un gran toro que no es poco. Enhorabuena al amigo ganadero. Y pésame por los demás.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

5 Resultados

  1. Aficionao dice:

    Pepe Moral estuvo perfecto. Juan Carlos eres un perfecto ignorante. Vete al fútbol

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    En esto de la apreciación del toreo, no pocas veces hacemos todos el ridículo. La televisión y los vídeos no siempre dejan en buen lugar a los toreros. Sin embargo, yo prefiero quedarme con las impresiones que tuve en la plaza. Por eso cada vez que vemos vídeos antiguos, ningún torero los aguanta por lo que sufrimos tantas decepciones.

  3. Aficionao dice:

    Don José Antonio, el último mensaje no es mío. Debe haber algún “sietemesino” (término que le tomo prestado) que debe tener una vida tan vacía y desgraciada que se dedica habitualmente a suplantar a los que le seguimos en su página. Aprovecho para darle la enhorabuena por el gran nivel de sus crónicas en este San Isidro.

  4. Aficionao dice:

    Don José Antonio por favor, borre los dos últimos mensajes de ese sietemesino

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Hecho y con sumo gusto. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: