DSC_6983

Morante, Manzanares y Roca Rey, puerta grande en la corrida monstruo de León

Talavante pasea un trofeo de una buena corrida de Hnos. García Jiménez y Peña de Francia. Manzanares pasa a la enfermería y no puede salir a hombros

Por Manuel Illana

No tuvo un buen inicio la corrida monstruo de León. Morante se encontró con un astado de García Jiménez que no le permitió lucirse con el capote y que, en la muleta, no acabó de entregarse en su embestida, soltando la cara al final de los muletazos. No hubo acople y el sevillano optó por abreviar. Mató de más de media y tres descabellos.

Con el quinto volvió el Morante de las grandes solemnidades. Desde que se abrió de capote hasta el volapié final. Recibió a su enemigo con faroles con el capote, verónicas y chicuelinas inmensas. Colocó tres soberbios pares de banderillas antes de firmar una faena plena, de principio a fin, de gusto, temple y armonía. Faena cumbre del de La Puebla, que mató de un soberbio volapié.

Los primeros aplausos fuertes de la tarde fueron para Manzanares tras su recibo de capote a la verónica al segundo de la tarde. El toro, con el hierro de Peña de Francia, fue repetidor lo que aprovechó el alicantino para realizar una faena en los medios fundamentada por el pitón derecho, toreando con gusto y profundidad. Mató de una estocada sin puntilla. El sexto de la tarde, de Hermanos García Jiménez, fue un toro muy complicado. Manzanares hizo un esfuerzo y acabó imponiéndose a las dificultades del astado, llegando a recibir una seria voltereta siendo fuertemente zarandeado en el suelo. Mató de un gran volapié.

Alejandro Talavante firmó una brillante actuación con el tercero de la tarde, un gran toro de García Jiménez para el que se llegó a pedir el indulto. El extremeño toreó de manera brillante a la verónica y en su faena aplicó toda la verdad de su toreo; hubo quietud y torería profunda. Gran obra malograda por dos pinchazos previos a la estocada, que no le impidió pasear un trofeo. Talavante anduvo por encima de la condición del séptimo de la tarde. El extremeño realizó una labor plena de gusto a un astado que presentó ciertas dificultades. Mató de pinchazo y media.

Recibió Roca Rey al cuarto de la tarde toreando a la verónica de rodillas. Posteriormente realizó un quite muy variado. Inició su faena en los medios y allí demostró el peruano su buen torear. Fue toreando por el pitón izquierdo cuando la plaza acabó de romper y entregarse al peruano. Acabó con manoletinas y adornos antes de matar de casi entera al segundo intento. Roca Rey rubricó su gran tarde desorejando al último en una maciza y vibrante labor de principio a fin. Buen toro de Peña de Francia al que también se llegó a pedir el indulto.

León, domingo 24 de junio de 2018. Feria de San Juan y San Pedro. Cinco toros de Hermanos García Jiménez y tres de Peña de Francia (2º, 7º y 8º), justos de presentación y de buen juego en general. Morante de la Puebla, pitos y dos orejas; José María Manzanares, oreja y oreja; Alejandro Talavante, oreja y ovación con saludos; Roca Rey, oreja tras aviso y dos orejas. Entrada: Algo más de media. Incidencias:Tras la lidia del sexto, José María Manzanares pasó a la enfermería siendo atendido de un “hematoma subcutáneo en el tercio inferior cara posterior del muslo izquierdo. Se le aplica hielo y se le da el alta a la espera de realizar una ecografía en Alicante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: