La Asamblea de Madrid ha rechazado este jueves debatir la Proposición de Ley de Podemos para prohibir la participación de menores de 18 años en espectáculos taurinos como toreros o espectadores, que solo ha contado con los votos a favor de la formación morada, mientras PSOE y Ciudadanos se han abstenido y el PP ha votado en contra.

La Proposición de Ley planteaba incorporar las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas en la Comunidad de Madrid, “con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de la tauromaquia en los niños”, tal y como ha explicado la diputada de Podemos María Espinosa, quien ha señalado que “lo más razonable sería tener en cuenta estas recomendaciones”.

No obstante, Espinosa ha agregado que “el principal motivo para presentar esta iniciativa es el deseo de una sociedad mejor”. “Quienes deseamos una España educada en los valores de la paz, el respeto y el cuidado a los más vulnerables compartimos la necesidad de transmitir estos principios a los más pequeños y pequeñas, sembrar hoy paz y respeto solo traerá una sociedad más justa y más humanitaria”, ha manifestado.

La propuesta de Podemos planteaba la prohibición de la participación de menores en espectáculos taurinos, considerados espectáculos “de violencia”, como toreros, “con el fin de preservar de la peligrosidad” a los niños. En este sentido, ha indicado que más del 56 por ciento de los alumnos de las escuelas de tauromaquia tienen lesiones de diferente tipo.

Asimismo, reservaba a los mayores de edad la posibilidad de acudir a los espectáculos, porque “cualquier tipo de exposición a la violencia genera mayor violencia”. Por otro lado, pedía que las corridas se emitieran en la televisión pública fuera del horario de especial protección de la infancia, para garantizar “un contenido apropiado y exento de violencia”.

Opiniones ‘sin base científica’

Juan Antonio Gómez Angulo en los toros bilaketarekin bat datozen irudiak

El diputado del PP Juan Antonio Gómez Angulo, que ha defendido el sentido de voto de su grupo parlamentario en contra de la iniciativa de Podemos, ha aclarado que la ONU no ha recomendado a España que prohíba la participación de menores de 18 años como toreros y como públicos en espectáculos taurinos, sino que “tal recomendación la realiza un comité de la Convención para los Derechos del Mundo”.

Asimismo, ha destacado que “la opinión en este caso no tiene base científica alguna y es llevada a cabo por una serie de personas pertenecientes a países que desconocen por completo el fenómeno cultural que representa la tauromaquia”, como, a su juicio, son Togo, Zambia, Egipto, Samoa, Japón, Sudáfrica, Bulgaria, Noruega o Estonia.

Por otro lado, ha advertido de que suprimir la entrada de menores de 18 años a las escuelas taurinas es acabar con el toreo, porque es el único modo que tienen de formarse los futuros toreros.

Por su parte, el diputado del PSOE José Luis García Sánchez ha justificado su abstención porque la iniciativa de Podemos afecta a un “tema de Estado”, y ha señalado que un Estado descentralizado no significa “descoyuntado”. Asimismo, ha considerado que la iniciativa parte de “una visión cortoplacista y maniquea”.

El diputado de Ciudadanos, Alberto Reyero, ha compartido que el lugar adecuado para debatir esta medida es el Congreso, para no contar con 17 normativas dispares, al tiempo que ha acusado a Podemos de “utilizar a los toros como elemento de confrontación política”. Así, ha abogado por la “búsqueda de consensos” en un debate que apele más a la razón que a la emociones,

Tras la votación, Gómez Angulo ha manifestado su satisfacción por el rechazo de la propuesta y su deseo de que el mundo del toro sepa que el único partido que ha votado en contra ha sido el PP. “Si el PP no hubiese rechazado esa Proposición de Ley, esta habría salido adelante en el ámbito de la Comunidad de Madrid”, ha destacado.

Asimismo, ha mostrado su “perplejidad” ante el hecho de que el mundo del toro haya estado “absolutamente ajeno” a este “importante debate”, porque “suprimir la entrada de menores de 18 años a las escuelas taurinas es acabar con el toreo”.