4ª de La Magdalena en Castellón. Buen debut de Daniel Luque y Rubén Pinar

Castellón de la Plana. Plaza del Paseo Ribalta. 10 de marzo de 2010. Cuarta de feria. Tarde nubladita y muy fría con un tercio de entrada. Seis toros de Fuente Ymbro muy desigualmente presentados en distintos tipos. Salvo el segundo, que resultó nobilísimo , y el tercero, también muy noble aunque rajado.  Los  restantes fueron muy deslucidos  por mansear en distintos grados, sobre todo los dos últimos. Alejandro Talavante (mahón y oro): Pinchazo hondo, dos más, otro hondo tendido y estocada tendida, silencio. Pinchazo, casi entera atravesada y cuatro descabellos, pititos. Daniel Luque  (vainilla y oro con remantes negros): Estocada caída trasera, dos orejas, excesiva la segunda. Estocada muy habilidosa y descabello, gran ovación. Rubén Pinar (corinto y oro): Pinchazo y buena estocada, oreja. Pinchazo hondo tendido y dos descabellos, gran ovación.  Muy bien en la brega y en palos Mariano de la Viña.

 

El frio que está cayendo en Castellón y el cartel con dos desconocidos por estos lares,  no atrajo al gran público y la plaza no mostró el aspecto que todos deseábamos. Sin embargo, para los aficionados y entendidos esta corrida era muy interesante. Primero por los toros de Fuente Ymbro. Y después por lo que anunciaban los tres matadores. A Talavante le acabamos de ver magnífico en Olivenza aunque fallando demasiado con la espada. Y tanto Daniel Luque como Rubén Pinar son dos de los nuevos valores con más proyección de futuro.

Pero como casi siempre ocurre, el hombre propone y el toro lo descompone. Fallaron en gran parte los de Fuente Ymbro, un conjunto en escalera por presentación y radicalmente desigual en comportamiento dejaron la cosa a medias.  Sin embargo, la gente salió contenta por haber descubierto a dos nuevos toreros ciertamente interesantes que de seguro repetirán también en La Magdalena el año que viene.

La disposición y la precoz solvencia de ambos quedaron de manifiesto tanto con los buenos toros que enfrentaron en segundo y tercer lugares como con los mansos que les correspondieron después.  Daniel Luque se gustó y gustó a la verónica en su recibo de capa frente al tercero, quitó por chicuelinas y como el toro tuvo una fijeza enorme,  pudo explayarse a gusto en su faena de muleta. Variada y sentida en los remates de las tandas que recetó sobre ambas manos con solo un  defecto que es muy común en casi todos los toreros que están empezando: no dar el paso adelante entre pase y pase para que las rondas resultaran completamente ligadas.  Algo tardo el toro, este paso adelante hubiera sido necesario para que el trasteo resultara más redondo y mejor estructurado.  No obstante,  la enfibrada labor del sevillano y el buen gusto con que se adornó, calaron enseguida en el público, ciertamente encantado con el descubrimiento de un torero que va a dar mucho que hablar cuando esté más maduro.  Tanto gustó, que le pidieron la segunda oreja con tanta insistencia, que el presidente no tuvo más remedio que concederla. En mi opinión, solo debieron darle una porque con un toro así hay que estar mucho mejor.

Luego, con el manso y rajadísimo quinto que no cesó de huir,  Luque dio sobradas pruebas de su valor y solvencia,  buscando siempre al toro en sus repetidas huídas para enjaretarle muletazos de gran mérito. Pese a lo difícil que fue buscar la igualada del toro, Daniel lo mató de estocada muy habilidosa que, por necesitar del descabello, le privó de cortar otro merecido apéndice.

Rubén Pinar se las sabe todas desde que era niño torero y aunque todavía muy joven, parece un veterano ducho en toda clase de lides.  Se le podrá acharar que torea algo despegado, que le busca las vueltas y revueltas a los toros abusando de ventajas. Pero lo que nadie puede negarle al nuevo valor de Albacete es que está dotado de más que sobrado valor y, sobre todo, de una cabeza privilegiada. Es un  precoz maestro que, como Luque, puede durar mucho en el toreo. Es la solvencia personificada frente a cualquier clase de ganado.  Ayer me gustó más con el manso sexto que con el mejor tercero porque esta clase de toreros llegan más  cuando se les presentan papeletas difíciles.  Una pena que necesitara descabellar dos veces tras el pinchazo hondo porque si dobla el toro antes, podría haber cortado otra oreja y salir a  hombros junto a Luque.

Alejandro Talavante se enfrentó al peor lote en conjunto. El primero, aunque noble,  tuvo muy poca fuerza y se defendió mucho y solo le permitió algunos buenos muletazos sobre  la mano derecha al final de su trasteo. Y el cuarto por venirse abajo tras embestir abriéndose demasiado por el pitón izquierdo que fue por donde más insistió el extremeño que ayer pasó sin pena ni gloria, sobre todo por su desastrosa espada. Hay que practicar con el carretón hasta la extenuación porque es muy difícil mandar en esto sin matar bien más frecuentemente. Talavante es muy buen muletero pero la suerte de matar sigue siendo la suprema. 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. pesqueras dice:

    Ayer tambien hubo toros en Castellon pero con tal de no decir que otra vez mas volvio a triunfar Jose Tomas el cronista del diario del catalan Sr Ariza omite la cronica, seguaramente para repasar 50 veces el video por si encontrara algun defecto para resaltarlo, una vez mas se ve la poca etica que tiene el Sr Del Moral etica poca odio ha Jose Tomas mucho ¿o es envidia?

  2. Aquilino Sánchez Nodal dice:

    EL ÚLTIMO MOHICANO

    En Castellón, el día 11 de Marzo, que bien ha estado Julito Aparicio pero que extraordinariamente, sigue sumando el mejor defensor de la Fiesta: José Tomás y ¡olé!

    Existe una categoría de grandes escritores en temas taurinos, entre los que impera cierta moda ofensiva hacia José Tomás. A la contra, una corriente de aristócratas de la tecla, sobrevenidos, que muestran una clara condición de perpetuación en el interés personal, de ellos mismos. Lo realmente importante es mantener la competencia entre ?anti y pro? José Tomás, para cumplir sin esfuerzo y mantener un lugar en la actualidad taurina. Los fijos en diarios y emisoras, los eventuales feroces, los veteranos modorros y los becarios sin ambición, han desbordado los espacios destinados a los de comunicadores. Escribir de toros resulta fácil, divertido y lo que es mejor, no se exigen responsabilidades, ?así es, si así me parece?.
    No dudan en inventar ataques comparativos hacia las demás figuras de importancia. Pero, únicamente, se mantiene en letra negrilla si uno de los contrincantes es el de la triste figura de Galapagar. Que sí, que Enrique Ponce. Hace un tiempo, Julián López ?El Juli?, hoy, Miguel Ángel Perera . . . todos muy importantes pero . . . ellos solos, no logran llenar la plaza de Santa María la Real de Nieva. Este es el Siglo de José Tomás. ¿La razón?. No lo sabemos. Si realmente comparamos suerte a suerte a éste torero con cualquier otro de los mencionados, seguramente perdería J.T. en calidad y técnica. Alegamos, con intención, que el ?divino?, no se arriesga a jugar sin ventaja. Quizás de esta anómala situación provenga el fervor de los aficionados, aumentado por el atractivo poder del cartel de, ?no hay billetes?, que precede a sus actuaciones.
    Al fin y al cabo los empresarios suman lo que cobran tres matadores para media plaza y lo que gana uno a plaza llena. No lo dudan, José Tomás con otros dos, no importan nombres, es más rentable.
    Este último San Isidro han sido, casi la totalidad de carteles, repudiados por la mayoría de los sufridos abonados. Es curioso el comentario escuchado a un asiduo de Las Ventas:
    – Si entre tanto cartel malo, en uno se hubiera dignado anunciarse el
    frágil y ?pamplinero? matador en la presentación de la Feria, antes del estreno, nadie se hubiera quejado de los carteles. Por lo que, los empresarios dormilones del coso de Madrid se han curado en salud contratándole, al precio que pida, dos tardes para esta temporada en fechas de máxima expectación lamiendo la Feria del Santo.
    En el toreo, y es algo que todo el mundo sabe, no hay mejores o peores toreros en forma pura. Solo existen, a los que deseamos ver torear y a los que nos da igual.

    Aquilino Sánchez Nodal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: