3ª de Santiago en Santander. El buen corte de Javier Cortés y tres excelentes toros de La Quinta

Son tantas corridas las que vemos que, a veces, tengo que buscar crónicas que incluyan nombres toreros que vi y, de momento, no recuerdo donde ni como anduvieron. Caso de Javier Cortés que ayer me encantó con el estupendísimo primer toro de La Quinta. Un Santacoloma ideal. Pues bien, lean ustedes lo que escribí de este Javier Cortés sobre su desgraciada actuación del pasado San Isidro: “… Me agradó Javier Cortés en su faena con la derecha al segundo toro que fue de Pallarés tras correr turno y tener la desgracia de enfrentarse con el a todas luces inesperadamente peligroso sobrero jabonero de José Luís Marca, que en gloria esté. Este peligrosísimo animal cogió de terrible manera a Cortes en sus imposibles intentos de lucirse. Muchacho, a esta clase de toros lo que hay que hacer es machetear por la vía rápida y matarlos cuanto antes mejor. ¿O no? Claro, estos chicos que apenas torean intentan hacer lo más que pueden aunque sea con toros a los que nadie podría torear formalmente”.

Y ahora me explico los por qué de las ganas que aquella tuve de volver a verle. Sus muy naturales buenas formas se acomodaron al nobilísimo embestir del llamado “Velero”. Fue justamente premiado con una oreja.  Y lo mismo con el estupendo cuarto solo que fallando estrepitosamente a espadas. Tuvimos que esperar después hasta el sexto toro que fue muy bravo desde que salió hasta que murió y también muy noble llamado “Golfino”. Precioso de hechuras este cárdeno claro de bellísima estampa. Como el quinto, solo que a este llamado “Buenosdías” le fallaron demasiado las fuerzas. Una pena porque Fortes podría haberse desquitado de lo que sufrió con el peligrosísimo segundo de la tarde que desarrolló muy malas intenciones.  Lamenté mucho que para Fortes fue el lote menos posible de la corrida. Tenía muchas ganas de volver a verle en el recuerdo de su gran tarde isisdril en la que un presidente imbécil le robó una más que merecida oreja.

Javier Cortés, con el cuarto

Santander. Plaza de Cuatro Caminos. Martes, 24 de julio de 2018. Tercera de feria. Tiempo agradable con dos tercios largos de entrada.

Seis toros de La Quinta, bien presentados, la mayoría en el tipo y los pelos caracteristicos del encaste Santa Coloma. Dieron variado juego, destacando por mejores primero, cuarto y sexto.

Javier Cortés (prusia y oro): Espadazo algo delantero. oreja. Tres pinchazos (dos recibiendo), estocada y descabello, aviso y ovación con saludos.

Fortes (añil y oro): Pinchazo, otro hondo delantero, pinchazo, bajonazo y dos descabellos, dos avisos  y silencio. Bajonazo y descabello, silencio.

Román (añil y oro): Media estocada, ovación con saludos. Estocada delantera y dos descabellos, vuelta al ruedo.

En la brega, destacaron Abraham Neira y José Antonio Carretero quien también destacó en un par de banderillas. Los mejores en palos fueron Cesar Fernández, Antonio Molina y, sobre todo, El Sirio y Raúl Martí. 

Con la más entusiasta que otra cosa faena del siempre simpático Román al muy bravo “Golfino” que cerró plaza, lamentamos que este mismo animal como con cualquiera del lote que conformaron el primero y el cuarto, no les hubieran correspondido a Fortes. Los santanderimos y yo mismo más nos quedamos con las ganas de ver al malagueño en su mejor versión. Lo había pasado fatal con el muy peligrosísimo segundo – increíble que en una misma corrida puedan salir el “Demonio” al lado de verdaderos arcángeles –  y al ver a Fortes en recreado saludo por verónicas que mejoró en el quite, creímos que le llegaría del todo la suerte en su faena de muleta que arrancó con elegancia y temple aunque antes de la cuenta el animal se vino abajo por su extremada falta de fuerza. En este “Adiós Madrid” Fortes sumó un bajonazo y las esperanzas suyas y ajenas se nos vinieron abajo.

Menos mal que ya nos habían compensado las muy buenas por mecidas, naturalísimas y muy elegantes formas toreras de Javier Cortés a quien solo le faltó matar pronto y bien al estupendo cuarto toro para haber podido salir a hombros por la puerta grande de Cuatro Caminos. Fue una pena que fallara tanto a espadas, contrariando radicalmente su bien matar al primero.

Respecto al ya muy toreado Román, alabar sus indeclinables ganas, su natural y para nada impostada simpatía, por supuesto que también su valor como su ya reconocido oficio. Solo que ayer no acabó de convencerme como otras veces. Sus dos oponentes fueron demasiado buenos para la tosquedad con que suele torear. En fin, que Dios nos da y nos quita o al revés a todos los mortales, según toquen la suerte y las desgracias.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: