El despilfarro de España a cargo de los últimos socialistas

El malvado Pedro Sánchez bilaketarekin bat datozen irudiak

Son tantos los enemigos de España que en mala hora aquí mismo nacieron – infinitamente más que cualquier persona de afuera porque apenas los hay -, que va a ser muy difícil poner remedio a tantas barbaridades y a tanta sin razón del pseudo Gobierno Socialista que padecemos. Parece hasta increíble que el principal y más dañino de nuestros enemigos es nuestro propio Gobierno, llegado al poder tramposamente por muy legítimo que haya sido su advenimiento. No tras unas elecciones generales sino por una especie de “golpe de estado” propiciado por los que en mala hora actualmente mandan en el Partido Socialista, con su presidente a la cabeza, ayudados por los partiduchos que lo único que querían es utilizar al imbécil de Sánchez para echar a Rajoy y si, nadie pone remedio, hasta nuestra Institución Monárquica.

Sobre este joven guaperas apellidado Sánchez que no cesa de sonreír porque cuando su gesto es serio canta la mala persona que es, algunos ya sabíamos quien era. Y lo sigue siendo: un falso de toda falsedad, un hombre sin palabra, un traidor nato, un desecho político sin principios ni valores, un atrevido que no se respeta ni a sí mismo porque es capaz de decir una cosa y la contraria en pocos días y hasta en pocas horas de diferencia entre una mentira y siguiente. Y así sucesivamente… La penúltima fechoría ha sido conseguir ocupar el Palacio de la Moncloa regalando promesas – la mayoría incumplibles – a todos los extremistas de la más nefasta izquierda, a todos los nacionalistas, a todos los independentistas y a todos los ex-terroristas que aún pululan como diputados en el Congreso. Pues el tal Pedro Sánchez jamás ganó una sola elección – el menos votado de los presidentes socialistas – y se ha valido de una vergonzosa componenda para colmo de los colmos con los que también quieren cargárselo. “Asesinato” que cometerían sin pestañear en cuanto tuvieran la más mínima oportunidad de pegarle la puñalada.

Llegada la situación más límite que ha vivido España desde hace cincuenta años, ¿qué cabría hacer?. Mejor dicho, ¿qué tendríamos que hacer la llamada mayoría silenciosa? Pues muy sencillo, dejar de callarnos. Si nuestros enemigos salen a las calles en pos de cuanto pretenden, salgamos también todos los demás que somos

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: