2ª de las Corridas Generales en Bilbao. Valor, Frescura y variedad de Luis David con “torrestrellas” muy potables

En la por todo imponente corrida de Torrestrella hubo toros de varias clases y distintas fuerzas con algunos en los que la casta unida a la debilidad deparó genio y, por tanto, serias dificultades. La gran movilidad de las reses de Álvaro Domecq y lo exigentes que fueron mantuvo el interés durante toda la tarde. El mejor toro con mucho fue el tercero, de nombre “Pelolargo”. Le correspondió para su mayor suerte al joven matador mexicano Luis David Adame. También fue potable aunque con menor definición en sus bondades el segundo de su lote, “Sobón”, que cerró la tarde. Luis David, aun siendo el más joven de la terna, pareció y fue el más ducho con notoria diferencia. En el conjunto de su actuación mostró su ya reconocido valor, sus variadas y alegres maneras con el capote con la muleta y con la espada y una determinación ejemplar ante el compromiso. Cortó la única oreja de la tarde de su primer oponente y, en mi opinión, la poquísima gente que hubo ayer en Vista Alegre, debió pedir la oreja del sexto o, al menos, haberle obligado a dar una vuelta al ruedo.

Lo más notorio de la actuación del valenciano Román fue su arrojado e indeclinable valor frente a las complicaciones de su lote. Anduvo por encima de sus toros sin ahorrar ningún esfuerzo y mató a su primer enemigo con una valorosísima estocada de esas de entrar a matar o a morir.

A Gonzalo Caballero, por su parte, le vinieron demasiado grandes los problemas que plantearon sus dos toros, tanto el difícil segundo como el manejable quinto.

 

La nota más decepcionante del festejo fue la falta de público. La pobrísima entrada que registró la grandiosa plaza de Vista Alegre – antier ocurrió lo mismo pese a ser los toros de Victorino Martín – es algo realmente preocupante. Los toreros que todavía no han pasado la frontera que separa a las figuras del pelotón, apenas interesan. De otra parte, los que sí llevan gente a la plaza, no suelen torear los toros de estas dos ganaderías… La pescadilla, pues, se muerde la cola. Una pena.

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Lunes, 20 de agosto de 2018. Segunda de Feria. Un tercio de entrada por no decir un cuarto en tarde de muy agradable temperatura que lindó el frescor

Seis toros de Torrestrella, muy serios, de hermosa estampa y variado además de espectacular pelaje. Por muy encastados aunque con distinta fuerza, hubo de todo en cuanto a manejabilidad. Los mejores fueron, sobre todos el tercero y en menor grado el sexto. Todos fueron aplaudidos en el arrastre.

Román (azul prusia y oro): Estocada, palmas con  saludos. Estocada desprendida, aviso y palmas con  saludos.

Gonzalo Caballero (siena y oro): Pinchazo y estocada, silencio. Dos pinchazos y dos descabellos, aviso  y palmas.

Luis David Adame (rioja y oro): Estocada y descabello, oreja. Estocada, ovación de despedida.

Saludó tras parear con excelencia Miguel Martín.

Luis David Adame abrocha por bernadinas su faena al tercero

En mi habitual presencia por las principales ferias, llevo varias tardes observando que la mayoría de los toreros actuales parecen haber olvidado que existe la verónica que,  en el toreo fundamental con el capote, es la suerte más difícil de ejecutar aparte la estocada. Ya he dicho varias veces que buenos veroniqueadores hubo y hay poquísimos. Por algo será… En los quites que vemos casi todas las tardes, abundan las demás suertes capoteras. Pero verónicas, casi nunca. Ni en los de turno ni en la réplicas. Contrariamente, llevamos años en los que la inmensa mayoría de los espadas, terminan sus faenas de muleta con las desdichadas inas: Manoletinas, bernardinas, giraldillas…. La suerte menos importante del toreo. Llevaba mucho años desacreditada hasta que la puso de moda el inefable José Tomás. Y mira por donde, el único torero que en su larguísima vida profesional que no ha dado ni una de estas inas es Enrique Ponce. A ver cuando, al menos en esto, le empiezan a imitar. Por lo que a un servidor respecta, estaría sumamente agradecido a todos los toreros que dejen de pegar inas. Suerte de mero adorno aunque, si se busca que sea emocionante, es baratamente arriesgada. Lo peor que te puede pasar en el toreo es que te coja un toro pegando inas. Ay Señor, ¡qué cruz! …

Centrándonos en el desarrollo del festejo que nos ocupa en esta crónica, entrar en detalles sería aburrir a los lectores salvo en lo que llevó a cabo Luis David Adame que fue el mejor con mucho de la tarde. En su habitual bullir dio sobradas pruebas de que es el mejor de los hermanos Adame. Le auguro muy buen porvenir.

De Román ya es sabido que une su habitual disposición a su natural simpatía. Por eso lo que hace le llega más a los que le ven cerca y casi nada a los que le ven desde lejos. Razón de que le vayan muy bien los primeros planos en televisión. En eso de jugársela sonriendo, Romás es el campeón.

Gonzalo Caballero se hizo conocer en su discurso contra Simón Casas en el gran acto de la presentación de la temporada en Las Ventas de Madrid y también por su amistad con los hijos de la Infanta Elena. Dicen que pretende a la chica quien, por cierto, no da a basto… En Málaga también la pretendió en un bonito y atrevido brindis, Andrés Roca Rey. Vaya con la niña… A muchos nos encantaría que el toreo fuera a emparentar con la Real Familia.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Chelu dice:

    Decálogo de Luis Miguel Dominguín. 8º No dar chicuelinas ni manoletinas, porque es la mentira del toreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: