Almería se rompe con la clase de Curro Díaz

Emilio Trigo en Cultoro

Ruiz Manuel se despidió entre ovaciones, tres orejas paseó dejando un faenón Curro Díaz y Joselito Adame cortó una del sexto y perdió otra por la espada en el tercero. Media entrada

No fue la despedida soñada del almeriense Ruiz Manuel. Un toreo modesto que ha defendido siempre un toreo clásico y de buenas formas. Hoy ponía el final a su carrera profesional después de veintitrés años de matador de toros. Hoy se ha ido sin grandes triunfos pero desde luego se ha llevado el respeto de sus compañeros y toda la afición. Un premio que recompensa todos los años de dedicación y afición desmedida de este buen torero y excelente persona. Ruiz Manuel no ha tenido la despedida soñada porque sus toros han sido deslucidos y sólo le han permitido expresarse en contadas ocasiones. Un adiós muy digno y muy profesional con el peor lote de la tarde. 

Curro Díaz ha cortado un total de tres orejas. Una al segundo de la tarde al que corrigió muchos defectos y dos al enclasado quinto. El linarense ha plasmado dos grandes obras -más rotunda la del quinto- con un claro acento de toreo caro. Ese toreo que se te mete dentro y que te absorbe los sentidos por su extraordinaria belleza. El toreo eterno, ese que para el tiempo por los siglos de los siglos, lo ha firmado Curro Díaz en la primera de feria. Excelente Curro que ha visto como Almería se ha roto con él. 

Cerraba cartel, Joselito Adame que ha tenido un lote dispar. El tercero terminó entregándose a la capacidad del mexicano y el sexto, sucumbió al poder del hidrocálido. Un tarde llena de raza y entrega, donde ha afianzado las zapatillas en el albero y sacado su buen oficio ante dos astados nada fáciles. La oreja del sexto es arrancada más que cortada puesto que no regaló nada. Importante tarde del diestro Azteca. 

El almeriense se sintió con buenos lances a la verónica ante un toro bien hecho pero de justo poder. Mostró de inicio pocas fuerzas y por eso, se mimó en varas. El diestro brindó a la parroquia una faena que a la postre fue casi toda basada por el pitón izquierdo. Por ahí, el de El Torreón tenía un viaje más entregado y por ese pitón llegaron los mejores momentos de su labor. No pudo dar continuidad al quehacer por la falta de ritmo de su astado, pero de uno en uno, se sintió Ruiz Manuel. Templado y con gusto al natural. A diestras cuando intenta la ligazón .el toro se derrumbaba o no quería pasar. En conjunto una labor de detalles y buen aire en los naturales. Ovación.

2º El toreo de clase de Curro Díaz y su torería cortan una oreja al segundo

Curro Díaz le sopló varias lapas con el capote de gran expresión al segundo de la tarde. El ‘colorao’ metió bien la capa en el percal y proporcionó un precioso saludo a la verónica. Este, se movió más que el abreplaza y empujó en el caballo. El linarense cuajó una faena de altos vuelos donde dejó expresar sus sentimientos de artista. Una labor de amplia magnitud por ambos pitones, donde la muleta viajó con temple y ligazón. Curro aprovechó la calidad de un toro -al que faltó celo- pero metió bien la cara, por ambos, aunque al principio protestó algo. Curro corrigió ese defecto e hizo que su astado siguiera los vuelos de su sincera muleta, tapándole muchos defectos. Toreó con verticalidad, torería, abandonado con el mentón metido y a pies juntos, en un par de series de gran diapasón. Espadazo e importante oreja.

 3º Un pinchazo le quita la oreja a Adame ante el manejable tercero

Abanto salió el tercero de El Torreón  que no dejó componer un saludo compacto al mexicano Adame. Sin embargo, se desquitó con un buen quite por chiquelinas en los medios, tras el oportuno trámite de varas. Joselito Adame construyó una faena de auténtica fidelidad, donde poco a poco, fue imponiendo su criterio y mando. El hidrocálido fue permisivo con su oponente, en la primera mitad de labor, donde buscó las distancias aprovechando el viaje de su antagonista. El tercero venía empujando y en línea, pero Adame lo fue obligando a medida que avanzaba la faena. Al final, se hizo con él y lo toreó a placer. Brilló el toreo al natural con reposo y a pies juntos, donde el muñecazo, fue muy suave. Después se metió entre pitones y expuso en toreo de cercanías conjugando el buen hacer con la raza. Finalizó por manoletinas ajustadas. Todo ante un animal que se entregó al poderío de Adame y al que pinchó inoportunamente.

4º Gran ovación de despedida ante uno rajado

Fue bravo el cuarto en el caballo pero después en la muleta tuvo mal estilo. El segundo de Ruíz Manuel llevó la cara arriba sin querer humillar y siempre a la retranca con embestidas protestonas. Con esto el almeriense sólo pudo estar firme tirando de oficio, ante un animal que no le dio opción de triunfo. Muy deslucido el cuarto. Al final terminó rajado y dejó ver que su pelea en varas fue de mentira.

5º Dos orejas para Faenón de Curro Díaz al enclasado quinto

El linarense se rompió a torear con el buen quinto que lució entrega y clase. Astado nada fácil, pero sí con obediencia y fijeza en la muleta de su matador. Curro Díaz estuvo muy metido desde el principio a pesar de que con el capote no le dejó estirarse. Torerísimo fue el inicio con varias trincheras y doblones de gran presagio para lo que vendría más tarde. Curro detuvo el tiempo con sus muñecas obrando el torero eterno de articulaciones rotas. Lentos, muy lentos, fueron los naturales donde se podía contar el tiempo al pasar con un toro humillado y un toreo de cante grande. El de Linares toreó con las yemas de los dedos y las palmas de las manos acariciado cada embestida y creando una faena mágica. Se arrebujó con su antagonista, al que citó con delicadeza y al que embarcó por la panza del paño. Hubo ligazón y pases de pechos que duraron una eternidad tirando del toro de pitón a rabo. Espadazo y dos orejas.

6º Adame arranca una oreja al desclasado sexto

El sexto fue un toro de comportamiento arisco en todos los tercios. Y así llegó a muleta del hidrocálido -brindó al respetable- que le dio fiesta en los medios. Adame tiró de recursos y curtido oficio, para imponerse ante tanta falta de clase. Le sobó y le tragó, pero terminó imponiendo su criterio y buen hacer. Hasta le ligó alguna destacada a derechas a pesar de las reticencias de su astado. El último se entregó a la capacidad del mexicano. Estocada y oreja que arranca. Antes con el capote no hubo nada por la falta de colaboración del cierraplaza.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Almería. Primera de la feria de la Virgen del Mar. Corrida de toros.

Entrada: Menos de media plaza. 

Toros de El Torreón. Corrida bien presentada y manejable en su conjunto. Destacó el enclasado quinto y desentonó el agrio sexto. 

Ruiz Manuel; Ovación y Ovación. 

Curro Díaz; Oreja y Dos orejas. 

Joselito Adame;  Ovación y Oreja. 

Cuadrillas: Saludaron en banderillas Fernando Sánchez (3º y 6º) Miguel Martín, Tomás López. Destacó en la brega del quinto Óscar Castellanos.

Incidencias: Antes del comienzo la afición local tributó una cálida ovación al matador de toros almeriense Ruiz Manuelque hoy se despedía de los ruedos. Por otro lado, los alumnos de la Escuela Taurina de Almería rindieron un homenaje a su profesor, Ruiz Manuelentregándole unos obsequios de conmemorativos de la efeméride.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: